Público
Público

Rajoy no convocará elecciones aunque no se aprueben los presupuestos

El presidente del Gobierno pretende que la legislatura dure el máximo tiempo posible "porque es lo normal, lo razonable y creo que es positivo dar ese mensaje" 

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 2
Comentarios:

El líder del PP, Mariano Rajoy, saluda a los asistentes al acto de clausura del XVIII Congreso nacional del Partido Popular en la Caja Mágica de Madrid. EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado este lunes que no convocará elecciones generales si no se aprueban los presupuestos para este año porque sería "un disparate" hacerlo. El líder del PP se siente "muy respaldado por [su] partido, sobre todo en estos años tan duros”.

Rajoy, en una entrevista en Televisión Española, ha rechazado que esté pensando en la posibilidad de ese adelanto electoral después de que el Gobierno haya estado casi diez meses en funciones.

"Mi intención es que la legislatura dure lo más que se pueda, porque es lo normal, lo razonable y creo que es positivo dar ese mensaje", ha añadido. En cualquier caso, ha garantizado que su Gobierno presentará al Parlamento el proyecto de ley de presupuestos para este año porque cree que es lo que debe hacer.

A la espera de su debate en las Cortes, ha destacado que ya es positivo que se haya aprobado el techo de gasto, el capítulo de ingresos y dividir el déficit entre las diversas administraciones para atender las obligaciones con Europa.

Ha añadido que intentará llegar a un acuerdo con los partidos de la oposición (entre ellos ha citado a PSOE, Ciudadanos, PNV y Coalición Canaria) para que el presupuesto salga adelante. “Mi posición después de las elecciones del 15 fue que España necesitaba una coalición de PP-PSOE-C’s”, aseguró.

Aunque expresó que resultaría difícil "entenderse con Podemos, cualquiera que sea su líder” aseguró que se entiende "muy bien con todos los dirigentes" Haciendo referencia a una llamada de Rivera el domingo y un tuit de Sánchez. El presidente del Gobierno ha preferido no hacer apuestas respecto a las posibilidades de que el presupuesto sea aprobado.