Publicado: 17.10.2015 13:43 |Actualizado: 17.10.2015 15:50

Rajoy, el 'cumPPlidor', augura el caos si gobierna cualquiera que no sea él

El partido escenifica la unidad tras las graves crisis internas y se vende de cara a las generales como el 'salvador' de España frente a la crisis económica y el separatismo: "Somos todos iguales ante la ley", recuerda el presidente del Gobierno a Artur Mas.  

Publicidad
Media: 1
Votos: 4
Comentarios:
Rajoy preside la foto de familia del PP con sus ministros, sus barones y la cúpula del partido, este sábado, en Toledo. EUROPA PRESS

Rajoy preside la foto de familia del PP con sus ministros, sus barones y la cúpula del partido, este sábado, en Toledo. EUROPA PRESS

MADRID/TOLEDO.- Intentando limpiar la imagen de crisis interna y haciendo campaña, ya, de cara a las elecciones generales del 20-D. Así se ha presentado Mariano Rajoy en Toledo, donde ha presidido la cumbre del PP -cuyo lema es "CumPPlimos"- a la que han acudido todos los barones y dirigentes del partido, así como todos los miembros del Gobierno. "Hemos cumplido", les ha alentado, vendiendo su imagen de 'salvador' de España frente a la crisis económica e, incluso, frente al desafío soberanista de Catalunya. 

Así, el presidente del Ejecutivo y de la formación conservadora enumeró gran parte de las que fueron sus promesas de investidura y concluyó que "evitar el rescate" fue "la medida más importante" que han llevado a cabo en los últimos cuatro años. "Cumplimos con el cambio de país, de confianza, de expectativas, dinamismo y nuestra imagen internacional",  ha asegurado. Del mismo modo, mitineó que, gracias a su gestión, los pensionistas pueden estar "tranquilos", que sanidad y educación están garantizadas y que se están obteniendo las mejores cifras de paro de los últimos tiempos. 



"Nosotros nos presentamos con un proyecto, no haciendo disquisiciones sobre a quién apoyamos, ni con fichajes de última hora para que regeneren su partido"

También ha afirmado que, si no es el PP quien sigue gobernando, el país sufrirá una "parálisis". Y, frente a su "cumplido" programa electoral que incluye -según él- "que se esté persiguiendo la corrupción como nunca", opuso a sus "adversarios", a quienes ha dicho que no preguntará sobre lo que harán de cara al 20 de diciembre "porque ni ellos mismos lo saben". "Tendrán que pactar para saberlo", sentenció, afirmando que "no hay un proyecto alternativo" al del PP, "el partido de la mayoría moderada y razonable frente a radicales y extremistas y que tiene vocación de Gobierno y no de bisagristas". "Nosotros nos presentamos con un proyecto, no haciendo disquisiciones sobre a quién apoyamos, ni con fichajes de última hora para que regeneren su partido", agregó, lanzando puyas a Ciudadanos y PSOE, respectivamente, y en el último caso haciendo referencia a la inclusión en listas de la exdiputada de UPyD Irene Lozano

"Tenemos que estar orgullosos de ser españoles porque España es un país que no es cualquier cosa. Somos españoles y somos europeos"

Sobre la imputación de Artur Mas y el desafío soberanista que continúa en Catalunya, Rajoy volvió a eludir su inacción e incidió en que "en España, la ley se cumple". "Somos un Estado de derecho, con una Justicia independiente y en el que todos somos iguales ante la ley, sean quienes sean", zanjó, sin citar expresamente al presidente en funciones de la Generalitat. "Tenemos que estar orgullosos de ser españoles porque España es un país que no es cualquier cosa. Somos españoles y somos europeos y el separatismo es todo lo contrario a Europa, que es uno de los grandes proyectos de la historia, y es para aproximarnos, acercarnos y para que sumemos", añadió, citando con poca fortuna alguna de sus frases más polémicas de las últimas semanas

De otro lado, tras haber protagonizado la foto de familia, Rajoy agradeció a todos los asistentes su gestión en sus respectivos puestos a lo largo de esta legislatura y quitó hierro a los últimos rifirrafes entre ellos. Así, citó con especial énfasis a María Dolores de Cospedal -que acaba de perder su última batalla en el partido con la dimisión de Arantza Quiroga al frente del PP vasco-, de quien ha dicho que "le ha tocado lo más difícil en el momento más difícil". 

En cuanto a la batalla entre ministerios -la última entre el titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, y el de Exteriores, José Manuel García Margallo-, Rajoy la zanjó con una broma: "A todos los ministros les gusta gastar dinero y que se prioricen sus ideas", se rió. "Pero todos podéis estar orgullosos porque habéis prestado un gran servicio a España aunque no era la mejor de las etapas", calmó las aguas, del mismo modo que lo había hecho el día anterior su número dos, Soraya Sáenz de Santamaría.  

Rajoy (c), rodeado por los miembros de su Gobierno, recibe los aplausos de los asistentes al acto "CumPPlimos: De la crisis a la recuperación", en el que ha hecho hoy balance de su gestión, tras una semana convulsa para los populares, marcada por la crisi

Rajoy (c), rodeado por los miembros de su Gobierno, recibe los aplausos de los asistentes al acto "CumPPlimos: De la crisis a la recuperación", en el que ha hecho hoy balance de su gestión, tras una semana convulsa para los populares, marcada por la crisis en el País Vasco. EFE/Ismael Herrero

Cospedal también llama a la "unidad"

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha hecho un llamamiento a la unidad en su partido de cara a las elecciones generales, que ha calificado como las más importantes de la historia del PP, pues ha resaltado que unidos, los populares son "más fuertes" y están "mejor".

La también líder del PP castellanomanchego ha subrayado la importancia de las próximas elecciones y, en este marco, ha pedido a sus compañeros de filas que recuerden cómo estaba el país en 2011 y reivindiquen las medidas que el Ejecutivo central ha puesto en marcha y en las que, a su juicio, se ha demostrado que el PP ha puesto el interés general del país por encima de los intereses partidistas.

Cospedal: "Que no nos engañen ni el PSOE, ni los radicales de izquierda, ni los oportunistas que no estaban cuando hacía falta, ni los populistas"

"Lo hemos hecho nosotros y tenemos que contarlo con la cabeza bien alta", ha animado la secretaria general a los líderes y militantes de su partido, ante quienes ha recalcado que todo ello se ha puesto en marcha con los principios del PP, "con los valores de la Transición y con sentido de la responsabilidad".

Por ello, ha pedido que "no nos engañen ni las siglas ni las sonrisas, ni el PSOE ni los radicales de izquierda, ni los oportunistas que no estaban cuando hacía falta, ni los populistas", pues ha advertido -en la misma línea que Rajoy- de que estas opciones son "el camino más rápido para llegar a la crisis".

Así, ha sostenido que la crisis "se agravó por la inacción del PSOE", que dejó un país "al borde de la quiebra" y que "había perdido la confianza, no sólo desde fuera". Sin embargo, ha recalcado que el PP ha trabajado, en la última legislatura para "sacar un país adelante, hay que recordarlo todos los días y tampoco se puede dejar de señalar a esos otros que lo único que quieren es volver atrás".