Publicado: 23.05.2014 21:14 |Actualizado: 23.05.2014 21:14

Rajoy da al PP por vencedor "sólo con el apoyo" de sus militantes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Sólo con el apoyo de nuestros militantes, de nuestros afiliados, de nuestros votantes, nos llega y nos sobra para sacar a España adelante". Así de confiado ha cerrado la campaña electoral del PP el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que acudió al hotel Auditorium de Madrid para arropar al cabeza de lista del partido, Miguel Arias Cañete, en el último mitin de las europeas. "Vamos a ganar las elecciones del próximo domingo, no os quepa la más mínima duda", sentenció en un auditorio abarrotado con más de 2.000 personas a las que, dijo, venía a traerles "buenas noticias".

"Hay que votar al PP porque España empieza a superar la mayor crisis de su historia, porque lo peor ya ha pasado y lo peor que le puede ocurrir es volver a las superadas políticas socialistas", mitineó. "Eso sería un disparate que no se le ocurre a nadie que esté en sus cabales", agregó en medio de un discurso en el que se permitió las típicas bromas y chanzas de alguien que se siente cómodo porque se cree vencedor.

Eso no impidió que volviera a recordar los 30.000 millones de déficit del PSOE para incidir en que "no se puede volver a las políticas que han hundido España". "Las cosas en dos años han cambiado mucho y para bien y eso no se puede tirar por la borda", opinó, agradeciendo a sus militantes que fueran los únicos en apoyar las políticas de recortes llevadas a cabo durante la primera mitad de su legislatura.

A la herencia recibida recurrieron también los demás protagonistas del acto: la alcaldesa de Madrid, Ana Botella; la presidenta del PP autonómico, Esperanza Aguirre; su sucesor al frente de la Comunidad, Ignacio González; y la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal. Todos contribuyeron a dar el último empuje a un Cañete que, así de arropado, volvió a crecerse y hasta emitió su último mensaje electoral en tono de humor.

Como si de un monólogo se tratase, el exministro de Agricultura que tanto se quejó de los ataques recibidos después de sus "desafortunadas" palabras machistas en las que presumió de "superioridad intelectual" frente a su rival socialista, Elena Valenciano, cerró la campaña precisamente arremetiendo contra ella. "Le he oído grandes barbaridades, omitiendo las que iban dirigidas a mí: que quiere llevar a la UE las políticas socialistas españolas y las que se aplican en Andalucía". "¡No, por favor!", exclamó Cañete ante un público entregado que, ondeando las banderolas con el logo de la gaviota, le jaleó:"Tú sí que vales".  

Lo mismo vinieron a decirle las mujeres del PP, que con su apoyo intentaron contrarrestar la imagen de machista de su candidato. "Miguel Arias lo que hace mejor es defender los intereses de los españoles y los principios y valores del PP", comenzó Aguirre. "Cuentas con el apoyo de todos los que en tu partido te conocemos, te admiramos y te queremos", le animó después Botella. Cospedal, por su parte, fue más allá y se atrevió a defender el puesto de Cañete en la Comisión Europea, incluso aunque desde el Gobierno evitaron mostrarle su apoyo explícito como comisario. "Nuestros diputados defendieron a Joaquín Almunia [PSOE] porque era un comisario español y ahora algunos quieren parar la carrera política de un candidato del PP sólo porque es del PP", criticó la número dos de Rajoy en el partido. El presidente, por su parte, le alabó como candidato, pero tampoco aludió a la polémica sobre sus aspiraciones futuras. 

En uno de los mítines más numerosos de los conservadores, se respiraba un ambiente propio de victoria electoral, incluso a pesar de que las encuestas -como recordó Botella- sólo les ofrecen un "resultado ajustado". Quizá por eso, insistieron de nuevo en alguno de sus puntos estratégicos de la campaña. Así, además de presentar al partido como el único que garantiza la recuperación económica y la reducción del paro, así como la unidad de España, también volvieron a vender que los conservadores son los únicos defensor de las víctimas de terrorismo.

"Nuestros candidatos van a ir a Europa a conseguir que las instituciones europeas colaboren con España para que no tengamos que ver a De Juana Chaos de vacaciones en Venezuela", espetó Aguirre. "Es verdad que ETA ya no mata, pero tampoco entrega las armas, ni pide perdón, ni colabora con la justicia para aclarar los más de 300 crímenes que siguen sin resolverse y esa es una muy poderosa razón para volver a votar al PP", agregó. 

Y, para rematar la faena, todos lanzaron mensajes electoralistas con más o menos ingenio. "Vamos a ganar porque nos lo merecemos, porque somos el partido de la seriedad y la responsabilidad", comenzó rotunda Aguirre. "Una buena razón para no votar a los socialistas es porque son unos gafes: cuando gobiernan nos llevan a la crisis y cuando no, salimos de ella", bromeó González. "Ahora es el momento de trabajar con pico y pala y con mucho móvil para que nadie se quede en casa", instó Cañete a sus militantes, interventores y apoderados. "Y a celebrarlo el 25 por la noche", concluyó.


http://www.quoners.es/debate/que-nivel-de-votos-considerarias-una-derrota-del-pp-que-justificaria-un-adelanto-electoral