Público
Público

Rajoy sólo dará "explicaciones" sobre la corrupción del PP con un discurso y sin responder a preguntas

El presidente del Gobierno pretende no comparecer en rueda de prensa tras el Comité extraordinario del partido. Sáenz de Santamaría se remite al PP para responder sobre el dinero negro de Bárcenas, aunque sí defiende l

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Está claro que el presidente Mariano Rajoy no quiere someterse a las preguntas de los periodistas sobre el escándalo Bárcenas. Y pretende explicarse este sábado únicamente a través de un discurso y sin dar después una rueda de prensa.

Al mediodía, la número dos del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría se dedicó a echar balones fuera de La Moncloa, desde la primera pregunta sobre este asunto, y se remitió a la dirección del PP que encabeza Dolores de Cospedal, aunque sin citarla en ningún momento. Sí aseguró que Mariano Rajoy comparecerá mañana y 'dará explicaciones' públicamente, esto es, 'que podrán ver los ciudadanos'.

Muchas horas después, el PP ha confirmado a última hora de la tarde que Rajoy hablará, pero sólo mediante un discurso retransmitido desde el Comité Ejecutivo Nacional y emitido en abierto a los medios de comunicación, que lo podrán seguir desde la sala de prensa de la sede nacional del partido. En principio, y según fuentes del partido citadas por EFE, no habrá rueda de prensa, es decir, no habrá posibilidad de preguntar nada al presidente del Gobierno. Aunque Rajoy podría cambiar de opinión, el hecho de evitar la comparecencia ante la prensa le obligará a someterse por primera vez a las preguntas sobre la presunta corrupción del PP en Berlín y ante la canciller alemana, Angela Merkel. El jefe del Ejecutivo tiene previsto reunirse este lunes con ella y ofrecer una rueda de prensa conjunta. Este formato, sin embargo, suele ser limitado y no permitir más de dos preguntas por país.

El viernes 8, el presidente dará otra rueda de prensa en Bruselas, al término del Consejo Europeo, que comienza el día anterior. En este caso, Rajoy estará solo y el formato es menos estricto, con más tiempo y la posibilidad de hacer más preguntas. Con su decisión --hasta el momento al menos-- el presidente del Gobierno ha obviado las peticiones de dar respuesta a los ciudadanos sobre la contabilidad del partido que preside y que le han pedido desde diferentes ámbitos, incluidos barones y destacados dirigentes del PP.

La vicepresidenta del Gobierno había comparecido ante los medios, tras el Consejo de Ministros, escoltada por los titulares de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, y de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, aunque en esta ocasión, el interés de la prensa estaba lejos de las medidas económicas que pudiera anunciar Sáenz de Santamaría.

De hecho, la mayor parte de las preguntas se centraron en tratar de sonsacar a la portavoz del Ejecutivo hasta qué punto estaba éste afectado y deslegitimado por las últimas informaciones sobre la gestión de Luis Bárcenas, el ex tesorero nacional del PP que presuntamente habría pagado considerables sumas de dinero negro a los dirigentes del partido desde 1990; dinero que, además, habría procedido del pago de donaciones de empresas relacionadas con el sector de la construcción -la mayoría ilegales según la normativa de financiación de partidos-.

'El Gobierno es una cosa y los partidos son otra'; 'Yo no hablo de formaciones políticas en esta mesa'; 'Hay que diferenciar los planos',... Con estas frases, la portavoz del Ejecutivo se ha ido zafando de las muchas preguntas sobre su opinión de las informaciones publicadas, de la del presidente o de la del Gobierno, especialmente de la de quienes figuran como presuntos receptores en la lista de contabilidad B de Bárcenas, desde Rajoy hasta la ministra de Sanidad, Ana Mato, entre otros.

Pero ha sido al preguntarle por la presunta implicación directa del jefe del Ejecutivo cuando Sáenz de Santamaría ha entrado algo más a fondo en la respuesta, aun sin confirmar o desmentir la presunta financiación ilegal y los pagos con ella: 'Llevo doce años trabajando con Mariano Rajoy Brey; en el Gobierno, la oposición y otra vez en el Gobierno', ha relatado. 'Nunca le he visto saltarse una norma. (...) Siempre ha llevado una vida recta y de servicio público', ha concluido sin concretar sobre la implicación concreta del líder del PP en la contabilidad de Bárcenas publicada en los medios. La vicepresidenta ha querido insistir en que el Ejecutivo trabaja para fortalecer las medidas contra la corrupción a través de la futura ley de transparencia y el informe del Centro de Estudios Políticos y Constitucionales, un texto que ya está avanzado y que contiene propuestas concretas; asimismo, la portavoz del Gobierno ha pedido una vez más que todas las investigaciones se hagan 'hasta el final' y 'caiga quien caiga'

Al ministro de Economía, que estuvo en la rueda de prensa tras el Consejo para presentar la Estrategia Española de Ciencia y Tecnología y de Innovación, le tocó también responder a algunas preguntas sobre la repercusión que los casos de corrupción publicados pudieran tener sobre la economía española y la credibilidad internacional de nuestro país. Luis de Guindos -que ni es miembro del PP ni ha aparecido en ninguna lista de presuntos cobradores de dinero B- contestó brevemente negando tal repercusión ni en la prima de riesgo ni en el Ibex 35. La prima ha experimentado 'una reducción' y la bolsa española ha descendido debido al impacto por el 'levantamiento de la prohibición de las posiciones cortas', operaciones puramente especulativas. 'Lo que preocupa a los mercados es la política económica del Gobierno', manifestó; y a la pregunta sobre si sus propias preocupaciones incluían también la corrupción política y un posible impacto en nuestras cuentas, De Guindos aseguró que 'las preocupaciones del ministro de Economía siempre son poliédricas'.