Publicado: 16.03.2016 22:59 |Actualizado: 17.03.2016 09:52

Rajoy dice que en el PP "no tenían ni idea" de lo que pasaba en Valencia

Niega que haya existido enfrentamiento dentro de la cúpula del PP a la hora de abordar el caso que afecta a Barberá, y que le parecía "bárbaro" que ésta acepte el ofrecimiento del juez para declarar voluntariamente.

Publicidad
Media: 3.25
Votos: 4
Comentarios:
El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, durante su intervención en la clausura sobre el empleo, la primera de las que el PP pondrá en marcha en las próximas semanas para defender los cinco ejes sobre los que busca un acuerdo de gobierno,

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, en una imagen de archivo.  EFE/J.J. Guillen

MADRID.- El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha asegurado este miércoles que han abierto un expediente informativo a la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá y su equipo para "saber exactamente qué es lo que ocurrió". Además, ha añadido que no han actuado antes en el PP valenciano porque no tenían "ni idea" de lo que estaba pasando.

En declaraciones en Telecinco, Rajoy ha señalado que una vez que el Comité Nacional de Derechos y Garantías del partido ha abierto ese expediente informativo por un presunto caso de blanqueo de capitales en el Ayuntamiento de Valencia actuarán con justicia. "A partir de ahí tomaremos las decisiones que en justicia debamos de tomar", ha manifestado.

"A partir de ahí tomaremos las decisiones que en justicia debamos de tomar"​

El jefe del Ejecutivo en funciones ha indicado que todos los asuntos que tienen alguna relación con la corrupción "son muy desagradables" y ha lamentado que haya habido más casos de los que deberían "haberse producido a lo largo de estos últimos tiempos". Sin embargo, ha dicho que el PP ha actuado tomando "muchas decisiones".

Rajoy ha asegurado que habían "oído alguna cosa" sobre lo que podía estar pasando en el PP valenciano pero hasta que no se levantó hace unos días el secreto de sumario no habían "tenido noticia de nada". Por eso, ha recalcado que no actuaron antes porque no tenían "ni idea" de lo que estaba pasando.



"No hubo ningún enfrentamiento"

Tras reconocer que "evidentemente a nadie le gusta" tener que tomar decisiones como la apertura de un expediente informativo, ha rechazado que haya existido enfrentamiento dentro de la cúpula del PP a la hora de abordar el caso que afecta a la exalcaldesa de Valencia.


A Rajoy le parece "bárbaro" que Barberá vaya a aceptar el ofrecimiento del juez para declarar voluntariamente

"Ninguno. No hubo ningún enfrentamiento", ha respondido tajante, para añadir que él este martes se limitó a asegurar que le parecía "bárbaro" que Barberá dijera en su comparecencia pública que iba a aceptar el ofrecimiento del juez para declarar voluntariamente.

Eso sí, ha aclarado que eso no tiene nada que ver con el expediente porque una cosa es lo que ocurra en los tribunales que son los que tienen "la última decisión" y otra cosa es lo que decide el partido. "Esas cosas van en paralelo y no tienen nada que ver la una con la otra", ha apostillado el presidente del Gobierno.

Al ser preguntado por las voces que dentro del PP ya avisan que la corrupción puede afectar al futuro del partido, Rajoy ha dicho que tienen que tomar "todas las decisiones que sirvan para evitar que estos acontecimientos se vuelvan a producir en el futuro" y ha subrayado que en estos años que la Fiscalía, los jueces y la Policía han actuado con "absoluta independencia". "Y por eso muchos casos que antes no eran conocidos han salido a la luz", ha apostillado.

"Es muy grave que un inocente sea condenado"

Además, ha señalado que el PP ha apartado del partido a todas aquellas personas que puedan estar implicadas en un caso de corrupción "siempre" que han tenido "la certeza total y absoluta" de que no habían "hecho las cosas bien", ya que, a su juicio, en ocasiones se imputa a dirigentes y luego se archivan esos casos.

"Tenemos que ser contundentes pero también tenemos que ser justos", ha indicado el presidente del Gobierno en funciones, que ha defendido una vez más la necesidad de actuar con "equilibrio" porque "es muy grave" que un inocente "sea condenado" porque luego "esas cosas quedan y ya no se puede volver marcha atrás".