Publicado: 28.01.2016 14:17 |Actualizado: 28.01.2016 22:45

Rajoy emplaza a Sánchez a elegir
"con quién quiere asociarse"

El presidente en funciones mete prisa al líder del PSOE para que se decida entre el PP o Podemos: "Cuanto antes lo resuelva mejor". Y, pese a que rehuye el escenario de una posible retirada como candidato, considera que "él no es obstáculo para el PSOE".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El presidente del Gobierno en Funciones, Mariano Rajoy, durante su visita al centro integrado de Formación Profesional (FP) "Profesor Raúl Álvarez" hoy en Madrid. /EFE

El presidente del Gobierno en Funciones, Mariano Rajoy, durante su visita al centro integrado de Formación Profesional (FP) "Profesor Raúl Álvarez" hoy en Madrid. /EFE

MADRID.- El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha emplazado este jueves al líder del PSOE, Pedro Sánchez, a que decida cuanto antes si su apuesta es Podemos o va a permitir que siga gobernando el PP, ya que, según ha dicho, la actual situación de "interinidad" perjudica a la economía española. Además, ha asegurado que él no es un "obstáculo" sino que lo que sucede es que el secretario general "quiere ser presidente".

"Quien tiene la llave en estos momentos debe elegir ya con quien quiere asociarse. Nosotros hemos hecho una oferta por la estabilidad, la moderación, la sensatez y el sentido común", ha declarado Rajoy tras visitar el Centro Integral de Formación Profesional 'Profesor Raúl Vázquez' en Madrid, un acto en el que ha estado acompañado de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, y el titular de Educación, Iñigo Méndez de Vigo.



Más de un mes después de las elecciones generales, ha señalado que el Gobierno tiene que dar "estabilidad, seguridad y certidumbre" y ha defendido resolver cuanto antes la actual situación de incertidumbre. "Vivimos ahora una etapa compleja de negociaciones o de no negociaciones. Esto deberíamos los políticos cerrarlo pronto", ha enfatizado.

En este sentido, el jefe del Ejecutivo en funciones ha puesto en valor la oferta "sensata" que ha hecho el Partido Popular, que, según ha dicho, respeta "la voluntad de los ciudadanos" en las urnas. A su entender, el "primero, el segundo y el cuarto partido tienen la obligación de entenderse en beneficio de España".

Después, en una conversación informal con los periodistas ha abundado en esa idea recalcando que Pedro Sánchez tiene que decir "con claridad" si quiere apostar por Podemos, por lo que propone el PP o quiere ir a otras elecciones. "Cuánto antes lo resuelva mejor", ha resaltado, para asegurar que no se puede demorar esta situación "indefinidamente" porque es mala para la economía española.

En este sentido, ha criticado que el líder del PSOE repita continuamente la frase 'es el tiempo de Rajoy' cuando sabe que el PP necesita los votos o la abstención de los socialistas para que el Partido Popular siga gobernando. "Sin ninguna suerte de entendimiento con el Partido Socialista no podemos gobernar", ha reiterado.

Por eso, ha insistido en que Sánchez "tiene que aclararse" y decir "si se va con Podemos y con los independentistas" o apuesta por hacer "algo razonable con el partido que ha ganado" y que defiende una posición "más centrada", en línea con lo que sucede en países como Alemania, Finlandia u Holanda.

Al ser preguntado si él estaría dispuesto a retirarse llegado el caso, el jefe del Ejecutivo en funciones ha criticado que se esté en 2016 con "maniobras de salón" y "dimes y diretes", y ha pedido respetar lo que han dicho los ciudadanos en las urnas, donde el PP se presentó con una lista y un candidato. Ha asegurado que no hay "ninguna línea roja" en la negociación para formar gobierno. Preguntado entonces si ni siquiera él es una línea roja, Rajoy ha respondido que él no es un "obstáculo", pero ha añadido que lo que sucede es que el secretario general del PSOE "quiere ser presidente" del Gobierno.

Reunión con Ciudadanos

En cuanto a si tiene previsto llamar al secretario general del PSOE estos días, el presidente del Gobierno ha recordado que ya lo llamó y ha recalcado que Sánchez no tiene "ningún interés" en hablar con él y no quiere "saber nada" del Partido Popular. Sí que ha revelado que ha quedado con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera en hacer un trabajo programático.

Rajoy no ha querido aclarar si podría volver a decirle al Rey que no quiere someterse a la primera sesión de investidura —le recibirá en audiencia el martes 2 de febrero— y se ha limitado a decir que él no le dice al monarca "lo que tiene que hacer".

En cuanto a las declaraciones del expresidente Felipe González —que considera que ni PP ni PSOE deberían impedir que gobierne el otro—, Rajoy ha afirmado que es una voz respetable y cualificada del Partido Socialista y ha añadido que no iba a entrar a valorar sus palabras. Tampoco ha querido comentar el Comité Federal del PSOE que se celebrará este sábado asegurando que es una reunión interna de los socialistas.

Fuentes del Palacio de la Moncloa han recalcado que el "problema" no son los votos a favor que pueda tener Rajoy sino los votos en contra, que pueden impedir que sea investido presidente. Por eso, han reiterado la idea de Rajoy de que el que "bloquea" en este momento la situación es Pedro Sánchez y, por lo tanto debe decidir qué opción prefiere.