Publicado: 20.01.2014 21:18 |Actualizado: 20.01.2014 21:18

Rajoy ensalza a sus ministros y sus políticas: "Los voy a apoyar siempre"

  • El presidente defiende a Montoro, Soria, Wert y Gallardón por "valientes"
  • Confía en la "inocencia" de la infanta Cristina. "Le irá bien", augura
  • Se reafirma en que 2014 es el a&nti

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Gobierno no se ha salido del guión al que nos tiene acostumbrados en sus escasas comparecencias públicas durante la entrevista realizada en Antena 3: recuperación económica sí o sí y muy poca autocrítica, apenas la que consiste en admitir que ha tenido que incumplir el programa electoral con el que el PP concurrió a las elecciones de 2011 o en calificar de "error" su relación con Luis Bárcenas y la gestión que el extesorero del partido hizo de sus finanzas sin saberlo los dirigentes.

Mariano Rajoy ha sido especialmente efusivo defendiendo a sus ministros cuando la periodista Gloria Lomana le preguntó por una posible crisis de Gobierno derivada de la mala valoración de ministros como Cristóbal Montoro (Hacienda), José Manuel Soria (Industria), Alberto Ruiz-Gallardón (Justicia) o José Ignacio Wert (Eduación).

El jefe del Ejecutivo ha señalado que estos miembros de su equipo "han tenido el coraje de tomar decisiones muy difíciles y valientes", algo que, en opinión de Rajoy", resulya muy "duro, pues no siempre se tienen apoyos". A estos ministros, ha señalado Rajoy, "los voy a apoyar siempre" y ha subrayado, además, que "si no estuviera convencido, los cambiaría", cerrando así la posibilidad de que aborde una crisis de Gobierno más allá de un cambio puntual obligado —en su caso— por la candidatura del PP a las elecciones europeas.

En 2014 se "cerrarán" la reforma tributaria y la de las Administraciones Públicas

El presidente del Gobierno se ha mostrado convencido de que 2014 es el año del "inicio de la recuperación" y que pronto, los ciudadanos podrán "comprobar que todo lo que se ha hecho tenía sentido y tendrá resultados". Ha enumerado la bajada de la prima de riesgo o el descenso, aunque "mínimo", de las cifras de desempleo ("Por primera vez desde 2007, se ha invertido la tendencia"). En este sentido, aunque desea que los datos de la EPA previstos para el jueves sean buenos, quieren que sean "aún mejores" y espera que así ocurra de aquí a un año.

Aunque Rajoy no ha querido confirmar si habrá una vuelta de tuerca de la reforma laboral, sí ha ensalzado ésta, porque incluso sin crecimiento económico, ha posibilitado la creación de algunos puestos de trabajo. Sí ha garantizado que en 2015 habrá bajada del IRPF (aprobada en 2014) y durante este año se cerrarán las dos reformas "más importantes", la tributaria y la de las Administraciones Públicas, que ya está en marcha. Entretanto, el jefe del Ejecutivo ha asegurado que no tiene "previsto hacer más recortes en el gasto".

Rajoy ha garantizado que, frente a los pasos que está dando Artur Mas, en sus reivindicaciones independentistas, él "sí" tiene un plan, aunque no ha querido "adelantar acontecimientos", porque "no sería prudente". El presidente ha asegurado que él está "para cumplir y hacer cumplir la ley y la Constitución " y, preguntado por las distintas posibilidades —como la suspensión de la autonomía— si, a pesar de que el Congreso rechazase la consulta soberanista, Mas siguiese dando pasos, el jefe del Ejecutivo ha advertido de que "el Estado está preparado para cualquier escenario".

"Mientras yo sea presidente, no habrá independencia en ningún territorio"

El trabajo por Catalunya para el presidente del Gobierno consiste en resolver la crisis allí también, "en pagar a los proveedores" mediante el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), pero las reivindicaciones independentistas no tienen cabida ni para el diálogo. "No se va a celebrar un referéndum donde se ponga en cuestión la soberanía nacional. Mientras yo sea presidente del Gobierno, no habrá independencia de ningún territorio", ha garantizado Rajoy, que también ha rechazado la posibilidad de la consulta y de llamar a Artur Mas para hablar sobre ella.

El presidente del Gobierno ha mantenido su apoyo a la reforma presentada por Alberto Ruiz-Gallardón el pasado 20 de diciembre, porque es un "compromiso" que el PP llevaba en su programa electoral. Con todo, ha asegurado que el anteproyecto está en trámite, ha de pasar otra vez por el Consejo de Ministros y por el Parlamento y Rajoy se ha mostrado partido de lograr el "máximo consenso".

"La que me sirve es una ley justa"

El jefe del Ejecutivo ha defendido que el PP de José María Aznar no cambió la ley del aborto de 1985, "aprobada por Felipe González", pero José Luis Rodríguez Zapatero sí lo hizo en 2010 sin haberlo incluido en su programa de 2008. "Estamos dispuestos a hablar" dentro de lo que propugna el Tribunal Constitucional, ha admitido Rajoy, aunque preguntado sobre si no le sirve la ley de 1985 que sí sirvió a Aznar, ha concluido que la que le sirve es "una ley que sea justa y que tenga el máximo apoyo posible".

Lomana ha enumerado a Rajoy los casos de corrupción —la segunda preocupación de los españoles, según el CIS— que ocupan la prensa desde hace meses e, incluso, años. Han salido a relucir los casos Bárcenas, Gürtel, EREs, Urdangarin, Nóos, UGT y facturas falsas, Palma-Arena... y Rajoy ha concluido que "sí, es lamentable todo esto que me dice".

Sobre la infanta: "Estoy convencido de su inocencia. Le irá bien"

El presidente del Gobierno, que se ha mostrado muy comprensivo con la infanta Cristina —imputada en el caso Nóos ("Estoy convencido de su inocencia. Le irá bien")— ha reconocido el "error" que supuso la confianza en Luis Bárcenas, a quien no ha citado ni una vez y de quien no ha recibido más sms desde los ya conocidos por todos. Con todo, el presidente del Gobierno y el PP ha asegurado que, en los 18 a 35 años que el extesorero gestionaba las finanzas del partido, los "dirigentes" del mismo (él incluido), estaban ocupados con los "temas de la política" nada más.

El rey está afectado por la imputación de su hija, "como lo estaría cualquier persona", ha reconocido Rajoy, y ha asegurado que estas cosas "le duelen". Sin embargo, el jefe del Ejecutivo ha defendido la labor del monarca, que siempre está "al pie del cañón" y "trabaja en cosas muy útiles para todos", aunque el presidente no ha concretado más. El jefe del Ejecutivo se ha mostrado tajante al contestar que la hija del rey "no" tiene que renunciar a sus derechos dinásticos por haber sido imputada.

El presidente ha vuelto a insistir en que su relación con su antecesor "es buena" y siempre tiene "en cuenta" lo que José María Aznar dice, aunque eso no signifique que se vean muchas veces. Preguntado sobre si había visto al expresidente desde que éste dio una entrevista a Antena 3, muy dura con Rajoy (mayo de 2013), éste se mostró dubitativo y no fue capaz de confirmar si se habían reunido o no ("Sí, creo que nos hemos visto", apuntó).

La salida de Vox, el nuevo partido impulsado por críticos del PP, no es una buena noticia para Rajoy, aunque ha tratado de restarle importancia, asegurando sin más que "estas cosas ocurren en democracia", si bien, "es mejor que no ocurrieran".

El presidente del Gobierno ha confirmado que ha solicitado un informe a los servicios jurídicos para que los presos etarras que salgan de la cárcel no puedan presentarse a las elecciones y ha defendido su política antiterrorista, la cual es la misma que ha mantenido "toda la vida", incluidos los dos años que fue ministro del Interior con José María Aznar.

"Ir a por ETA" es su obligación y, aunque ha asegurado que la derogación de la doctrina Parot decretada por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) no le guste y el acto de los presos de ETA celebrado en Durango le parece "repugnante". Su tarea —ha dicho— es acatar la separación de los poderes ejecutivo y judicial y respetar las decisiones de este último.

El presidente del Gobierno ha vuelto a insistir en que no cambiará la política penitenciaria para los presos de ETA, como pretende el Gobierno vasco, mientras la banda terrorista no se disuelva.

Rajoy ha asegurado que ha leído los libros de Zapatero y Aznar "con mucho interés", aunque lógicamente, ha advertido, está más cerca de Aznar que del presidente socialista. Ambos volúmenes han sido publicados por Planeta, la editorial del Grupo de José Manuel Lara, al que pertenece asimismo Antena 3, donde se le ha hecho la entrevista a Rajoy. Éste ha garantizado que "nunca" ha tomado notas y que la posibilidad de publicar un libro como el de sus antecesores le ocupa "cero segundos".