Público
Público

Presupuestos Rajoy se equivoca y vota en contra de dos enmiendas a los PGE pactadas con Nueva Canarias

El Pleno del Congreso ha realizado más de trescientas votaciones a las enmiendas de los Presupuestos para 2017, y sólo se han aprobado una treintena de modificaciones 

Publicidad
Media: 3.38
Votos: 8
Comentarios:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Rafael Hernando,durante la última jornada de debate y votación en el Congreso de los Presupuestos Generales del Estado de 2017. EFE/Chema Moya

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha protagonizado este miércoles la anécdota política de las votaciones a las enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado que se están desarrollando en el Pleno del Congreso.

Rajoy se ha equivocado al pulsar el botón y ha votado en contra de un par de enmiendas pactadas con Nueva Canarias. Concretamente, se trataban de dos enmiendas, las registradas con los números 5.900 y 5.902, a los Presupuestos del Ministerio de Fomento, que recogían una inversión total de 6,3 millones de euros para vivienda pública en el archipiélago. 

Precisamente, el pacto del Gobierno y el PP con la formación canaria, socia del PSOE en las últimas elecciones generales, está permitiendo  que el proyecto del Gobierno pueda seguir adelante, sin sobresaltos, su tramitación parlamentaria.

El fallo, más allá de la anécdota, no ha tenido mayor trascendencia, por cuanto el de Rajoy ha sido el único voto en contra de las citadas enmiendas, que han sido respaldadas por otros 328 diputados (el resto han sido 19 abstenciones), y, por consiguiente, han sido aprobadas. El resultado de la votación, leído, como es habitual, por la presidenta del Congreso, Ana Pastor, fue recibido por los murmullos de los diputados, que advirtieron el despiste del jefe del Ejecutivo, al que siguió una tímida salva de aplausos desde la bancada de la oposición, mientras Rajoy sonreía ante su equivocación.

El panel del Hemiciclo muestra el resultados de las votaciones. El punto rojo es el voto de Rajoy.

También se han equivocado los diputados socialistas en la votación inmediatamente posterior. Se votaba la enmienda de Nueva Canarias con número 5901 y ahí han sido los diputados del PSOE los que se han hecho un lío y unos han votado en contra y otros se han abstenido.

Todos estos despistas se han producido en la primera tanda de votaciones a los Presupuestos programada para este miércoles, en la tercera y última sesión del debate de las cuentas del Estado en el Pleno del Congreso, que se inició el pasado lunes.

Durante algo más de una hora, los diputados han votado en 114 ocasiones. Sólo se han aprobado 11 de enmiendas, la mayoría del paquete pactado por el Gobierno con Nueva Canaria. Esta tarde está prevista una segunda ronda de votaciones. 

Ayer martes, se realizaron 207 votaciones a lo largo de dos horas, y sólo se aprobaron 20 enmiendas, que reflejaron la solidez del acuerdo del PP con el socio canario del PSOE.

El escaño roto del diputado de Cs'

No ha sido la única anécdota durante la sesión de esta mañana en el Hemiciclo. También durante la votación, el asiento de uno de los diputados, concretamente el de Antonio Roldán, de Ciudadanos, se ha roto y el parlamentario se ha visto en el suelo.

El diputado socialista Eduardo Madina, durante una de las votaciones en la última jornada de debate y votación en el Congreso de los Presupuestos Generales del Estado de 2017. EFE/Chema Moya

La rotura de las patas de su escaño ha obligado a interrumpir durante unos minutos la votación hasta que se ha retirado el maltrecho asiento. De inmediato ha aparecido un ujier que se ha llevado los restos del escaño, por un lado el asiento y el respaldo y por otro las patas, entre las risas y los rumores de los diputados que presenciaban la escena.

Ante el barullo, ha intervenido la presidenta del Congreso, Ana Pastor, que después de parar la votación, ha reclamado silencio y respeto a la institución porque la Cámara "no es un circo, con perdón del circo". Después de unos minutos se ha reanudado la votación aunque Roldán, todavía sin escaño, ha tenido que votar de pie hasta que un diligente ujier le ha traído un asiento nuevo.

"Se ha descuajeringado", ha bromeado después Roldán, que ha ironizado que no siente "demasiado apego a los sillones", dejando claro que no había hecho "ningún movimiento extraño" para que el sillón se viniera abajo.

DISPLAY CONNECTORS, SL.