Publicado: 13.12.2014 13:10 |Actualizado: 13.12.2014 13:10

Rajoy: España es un gran país y eso hay que explicárselo "a los adanes"

La Constitución "sigue tan viva como siempre"; no son estos momentos para ocurrencias, frivolidades y eslóganes", destaca mientras defiende más reformas económicas y la lucha contra la corrupción.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha recurrido a las cifras económicas de hace 36 años para destacar el avance logrado en España desde entonces y negar cualquier reforma de la Constitución para "encajes acomodos y privilegios". Rajoy ha celebrado los 36 años transcurridos de la promulgación de la carta magna, que ha calificado como "el aval de nuestra estabilidad y nuestro crédito en el mundo" en un acto celebrado en La Granja de San Ildefonso (Segovia) con los barones del Partido Popular.

El líder popular ha destacado los avances logrados en este tiempo: "nada vino sin esfuerzo ni generosidad" durante la transición que salió bien "porque fuimos responsables" para pactar, ceder y tener "la grandeza de espíritu para que nadie se sintiera derrotada".

"Y eso hay que explicárselo a los adanes que pululan hoy por nuestro país, que se creen que todo empieza con ellos", ha destacado el presidente del Gobierno ante un auditorio entregado.

Para Rajoy, su partido apoyará "cualquier reforma futura si ello fuera necesario", pero la Constitución "no admite ni bromas ni frivolidades". A renglón seguido, ha destacado que, para el PP "no es negociable la soberanía nacional, la unidad de España, los derechos fundamentales de los españoles, la libertad y la igualdad de todos".

Mariano Rajoy ha mostrado su sorpresa porque se propongan reformas de la Constitución "sin definir, nuevos consensos sin concretar, nuevas formas de convivencia que tienen poco o nada que ver con las necesidades reales de los españoles", que para él pasan por reformas económicas y no por la "exaltación de las diferencias" o "mirarse en el ombligo del autóctono".

La Carta Magna, "nos trajo libertades, derechos, dignidad y un caudal de progreso" extraordinario y reformas profundas, ha proclamado mientras reconocía que el texto constitucional se ha reformado dos veces: "La Constitución no es intocable, pero no es un juguete, no admite ni bromas ni frivolidades". "No son estos momentos para ocurrencias, frivolidades y eslóganes que sólo muestran la desorientación" de quienes las proponen, ha enfatizado.



http://www.quoners.es/q/voto-internet