Publicado: 22.01.2016 15:02 |Actualizado: 22.01.2016 15:58

El Gobierno deja en el tejado del rey la pelota de la investidura de Rajoy

La vicepresidenta recuerda que el presidente en funciones ya hizo pública su intención y esta tarde se reunirá con el monarca. El PP vuelca su estrategia en el desgaste de Podemos.

Publicidad
Media: 4
Votos: 3
Comentarios:
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros. /EFE

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros. /EFE

MADRID.- El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, quiere someterse al debate de Investidura por ser el candidato de la lista más votada en las elecciones generales del 20 de diciembre, con una propuesta que será "valiente" y contendrá "sorpresas", como él mismo adelantó ayer en unas declaraciones públicas.

Sin embargo, sobre si este intento de investidura se concretará o no, se hará lo que "diga el rey", ha asegurado la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Rajoy será recibido por el rey esta tarde en Zarzuela, a las 17:00 horas, cerrando la ronda de contactos que Felipe VI ha mantenido con todos los partidos con representación parlamentaria.



Lo previsible es que el jefe del Ejecutivo en funciones comparezca posteriormente ante la prensa, aunque no se prevén sorpresas, puesto que ahora le toca al monarca trasladar al presidente del Congreso de los Diputados, Patxi López, a qué candidato corresponde intentar formar Gobierno por primera vez.

La número dos del Gobierno en funciones, preguntada sobre el pacto y el Consejo de Ministros PSOE-Podemos-IU, ha insistido una y otra vez en que es el Partido Popular quien ha ganado las elecciones del 20-D, aunque ha advertido de que, ahora, le toca pronunciarse a Sánchez. Con todo, Sáenz de Santamaría ha avisado a los socialistas de que llegar a un pacto y conformar un Gobierno con el partido de Pablo Iglesias supondría "jugar con la vida y el futuro de los españoles".

Rajoy, condición 'sine qua non'

La portavoz del Gobierno de Rajoy sí ha descartado tajante la posibilidad de que el candidato del PP pudiera ser sustituido 'in extremis' para facilitar una investidura de otro conservador y evitar una coalición PSOE-Podemos-IU, como ha explicitado esta mañana la
presidenta del PP madrileño. Esperanza Aguirre ha sugerido a Rajoy hacer los "sacrificios" necesarios para que su partido se mantenga en La Moncloa, como ella hizo ofreciendo al candidato socialista Antonio Miguel Carmona la Alcaldía de Madrid con vistas a impedir que la obtuviese Manuela Carmena (Ahora Madrid) tras las municipales de mayo pasado, como ocurrió finalmente.

La maquinaria del PP y el Gobierno lleva semanas dedicada al ataque a Podemos a través de posibles vínculos y presuntas financianciones por parte de países como Irán, Venezuela o Rusia establecidas por indicación de la cúpula del Ministerio del Interior, como ha informado Público.

Los conservadores están decididos a continuar con esta estrategia e intensificarla al máximo mientras puedan, además, contando con las herramientas del Estado puestas a su disposición mientras sigan gobernando en funciones. La idea, razonan fuentes del partido, es desvelar al PSOE quiénes son realmente los dirigentes de Podemos "ante la aparente o interesada ceguera de Sánchez".