Público
Público

Rajoy exige a Puigdemont que asegure "a la mayor brevedad" que no habrá declaración de independencia

"La mejor solución es la vuelta a la legalidad" y así "y "se evitarán males mayores", dice el presidente del Gobierno en una entrevista a la agencia oficial Efe

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:

El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, durante su entrevista con la agencia Efe sobre la crisis de Catalunya. EFE/Ángel Díaz

El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha reclamado este jueves al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, la vuelta a la legalidad y que suprima "a la mayor brevedad posible" su proyecto de hacer una declaración unilateral de independencia, porque esa es "la mejor solución" y "se evitarán males mayores".

"¿Tiene una solución? Sí, y la mejor es la pronta vuelta a la legalidad y la afirmación a la mayor brevedad posible de que no va a haber una declaración unilateral de independencia, porque con eso además se evitarán males mayores", ha dicho Rajoy en una entrevista con la Agencia Efe en el Palacio de la Moncloa.

Una entrevista que se produce después de que Puigdemont insistiera anoche en que no va a renunciar a sus objetivos secesionistas, pese a reclamar también una medicación. "La mejor solución, y creo que eso lo compartimos todos, es la vuelta a la legalidad, que es que todas aquellas personas y gobernantes que han decidido por su cuenta y riesgo liquidar la ley y situarse fuera de ella, vuelvan a la legalidad", ha dicho Rajoy.

Para el presidente del Gobierno, esa vuelta a la legalidad debe pasar también por "suprimir" el proyecto de hacer una declaración unilateral de independencia y por cumplir, "como hacen todos los ciudadanos", los preceptos legales.

"Eso es lo que puede evitar que se produzcan males mayores en el futuro y eso es lo que está pidiendo toda la sociedad, los editoriales de los medios, los empresarios, los sindicatos y millones de catalanes", ha considerado.

Rajoy dice que la unidad de España no puede ser objeto de ninguna mediación

Rajoy, además, ha asegurado que la unidad de España no puede "ser objeto de ninguna mediación ni de ninguna negociación" y ha recalcado que el "primer diálogo" que debe recuperar la Generalitat es con el Parlament y con la sociedad catalana a la que "ha dividido". El presidente se ha referido de esta manera al ser preguntado por las ofertas de mediación que se han propuesto en los últimos días, entre ellas, la del líder de Podemos, Pablo Iglesias.

"Esto no es un problema de mediación", ha aseverado el jefe del Ejecutivo antes de recordar que, además de Iglesias, han sido muchas personas las que se han ofrecido para esa labor, "muchas con buena voluntad".

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su entrevista con la agencia Efe en el Palacio de la Moncloa.EFE/Ángel Díaz

Rajoy ha insistido en que de lo que se trata es de "cumplir la ley" y ha dicho que "lo que tienen que hacer quienes no la están cumpliendo es cumplirla". "Y a partir de ahí pues ya viviríamos en una situación de normalidad. Podríamos hablar, podríamos dialogar, podríamos acordar, en el Parlamento o fuera del Parlamento; aquí de lo que se trata fundamentalmente es de volver a la normalidad y volver a una situación de legalidad y eso solo lo puede hacer quien ha violado la ley y quien ha establecido una situación de estas características", ha declarado.

El presidente del Gobierno ha señalado que el "primer diálogo" que hay que recuperar es en el Parlamento de Cataluña, donde el president catalán "no dejó opinar" a los diputados en el pleno de los pasados 6 y 7 de septiembre cuando, "en tres horas, con una mínima mayoría y sin tener competencias para hacerlo", liquidó la Constitución y el Estatuto al aprobar la Ley de Transitoriedad.

Ha insistido en que él siempre ha sido partidario del diálogo, pero no "para incumplir la ley o liquidar la unidad nacional". "Sobre eso no hay nada que hablar ni tenemos nada que negociar", ha apostillado.

Sin embargo, ha hecho hincapié en que el primer diálogo que se debe recuperar es el diálogo en el Parlament, así como el diálogo con los ciudadanos de Catalunya "a los que se ha dividido hasta una situación verdaderamente dramática como estamos viendo en estos últimos días".