Público
Público

Rajoy felicita a sus presidentes por hacer fracasar la cumbre

Advierte en Zapatero "tics autoritarios" y le acusa de buscar su "adhesión inquebrantable"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Respaldo absoluto a sus presidentes autonómicos. Le faltó aplaudir. Mariano Rajoy no dudó en dar la enhorabuena -hasta en dos ocasiones- a sus dirigentes por no apoyar el acuerdo sobre economía y empleo que presentó Zapatero en la IV Conferencia de Presidentes.

'Quiero felicitarles a todos por poner en evidencia la frivolidad, la ligereza y la falta de criterio del presidente del Gobierno. Han sabido actuar con dignidad', resaltó. Era su manera de defenderse ante los que le acusan de torpedear la cumbre y entorpecer la recuperación económica.

En una reunión con el Grupo Popular en el Congreso, Rajoy lamentó que Zapatero 'colocara' a los mandatarios 'de figurantes en una operación de márketing'. Por eso cargó contra él: 'Su reacción ha sido destemplada e impropia. Otro más de sus tics autoritarios'. Dijo que su actitud le había recordado a la que empleó para 'arremeter' contra los empresarios una vez suspendido el Diálogo Social.

'Se puso en evidencia la frivolidad y falta de criterio del presidente del Gobierno' 

'Confunde la lealtad con la adhesión inquebrantable. Debería olvidarse de sus pataletas', concluyó. Y animó a Zapatero a 'preparar mejor los asuntos'. Sus colaboradores insisten en que Rajoy no tiene intención de 'hacerse corresponsable de la política económica del Gobierno'. Y hacen hincapié en que se logró alcanzar la unanimidad para luchar contra la violencia de género y para la presidencia de España en la Unión Europea porque llevaban trabajando desde hace meses en ello.

'Cuando las cosas se hacen razonablemente, se puede llegar al entendimiento', dijo Rajoy ante los suyos, mostrándose dispuesto a hablar de energía y educación pero con muchos peros sobre la mesa.

Fuentes de la dirección sostienen que si en la cita autonómica no se transmitió un mensaje de confianza, no fue por su culpa. 'El encuentro fue una broma', denuncian mientras reconocen que fue el vicesecretario de Política Territorial, Javier Arenas, y su mano derecha, Juan Manuel Moreno, quienes llevaron la batuta durante toda la operación. Moreno definió la cita como una 'enorme chapuza desde el punto de vista de la organización, la planificación y la política' .

Tras escuchar al vicepresidente tercero, Manuel Chaves, anunciando que volvería a convocar a todos los presidentes a un 'foro informal', el PP se preguntaba por qué no se utilizaban los espacios ya existentes para debatir, como el Congreso y las conferencias sectoriales.

No adelantaban si iban o no asistir. Pero su rechazo se adivinaba en las reticencias: 'Primero que nos haga llegar una propuesta formal, con todo bien detallado. Tienen que ser serios y dejarnos ver los documentos con tiempo para analizarlos y poder enmendarlos...' El PP cree que lo que pretende Zapatero 'tiene poco recorrido' y 'no prosperará porque su discurso ya no es creíble'.

'Su reacción [de Zapatero] ha sido otro más de sus tics autoritarios' 

A pesar de que Rajoy no quiso saber nada de las propuestas de Zapatero, durante su discurso no hizo más que alertar sobre el riesgo que corre España 'de quedarse descolgada de la recuperación' y 'se estanque en un periodo prolongado de bajo crecimiento, insuficiente para generar empleo'. A su juicio, el jefe del Ejecutivo es 'incapaz de reaccionar con solvencia para hacer frente a los problemas' y, por eso, se merece un 'suspenso total'

También habló en clave interna. Dijo que estaba 'satisfecho' del trabajo de los suyos y confió en que los procesos judiciales por casos de corrupción 'no vayan a más'. Además, anunció que el PP iba a empezar a preparar el programa para las elecciones 2011.

Al finalizar su discurso, tomaron la palabra los diputados Ángel Pintado y Juan Manuel Albendea. El primero felicitó a su partido por su actuación ante la reforma de la Ley del Aborto. La diputada Celia Villalobos se levantó y se fue. Según ella, porque tenía una comida. Según sus compañeros, 'porque no soporta a los del Opus'. Albendea pidió a su partido que hablase de la ley ómnibus que pretende la liberalización de los transportes, se muestre partidario de las fusiones de cajas interregionales y defienda los toros en Catalunya.