Publicado: 21.09.2015 14:55 |Actualizado: 21.09.2015 15:18

Rajoy ficha a Sarkozy para cerrar la campaña del PP en Catalunya

Los conservadores llaman al voto para tratar de conformar un bloque de gobierno "constitucionalista" y descartan convocar un referéndum si los independentistas suman la mayoría absoluta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Mariano Rajoy y Nicolas Sarkozy, en una foto de archivo. / EFE

Mariano Rajoy y Nicolas Sarkozy, en una foto de archivo. / EFE

MADRID.- El expresidente francés y líder del partido Les Rèpublicains, Nicolas Sarkozy, cerrará la campaña del PP catalán el viernes 25 en Barcelona. Sarkozy, que ya estuvo en Madrid antes del verano para dar su apoyo explícito a Mariano Rajoy, estará acompañado en el mitin por el propio presidente del Gobierno y por su candidato en Catalunya, Xavier García Albiol. Así lo ha confirmado esta mañana en rueda de prensa el vicesecretario general y portavoz del PP, Pablo Casado, que ha comparecido tras la reunión del Comité de Dirección del partido presidida por Rajoy.

Rajoy ha optado por la ofensiva diplomática para atacar y restar credibilidad al proyecto independentista de Artur Mas y la lista Junts pel Sí. La presencia de Sarkozy en el mitin de final de campaña supone un punto más en esta ofensiva, a la que ya se sumaron este verano la canciller alemana, Angela Merkel; el primer ministro británico, David Cameron, y el presidente de EEUU, Barack Obama. El líder del PP ha sumado así el apoyo de las cuatros grandes potencias occidentales, aunque Sarkozy, de momento, no es presidente de la República Francesa.



El debate Margallo-Junqueras

Más importante que el cierre de campaña con Sarkozy es para el PP el debate que el miércoles 23 protagonizarán el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, y el número cinco de la lista Junts pel Sí y líder de ERC, Oriol Junqueras. El tema central de esta acción sin precedentes son las consecuencias de una escisión catalana de España en el marco internacional, sobre todo, el europeo. En este sentido, los conservadores se esfuerzan mucho en subrayar la experiencia del ministro en la UE, que, sin duda, y en palabras de Casado, aportarán "muchos conocimientos" que podrán desmontar "la propaganda y mentiras" de Junqueras. El PP no oculta, sin embargo, que un mal papel de Margallo este miércoles y a cuatro días de las elecciones catalanas puede hacer daño a sus ya negativas perspectivas electorales, según todas las encuestas.

Fuentes del partido, sin embargo, prefieren apartar de momento estos sondeos y apelan a que en 2012, el PP catalán obtuvo sus mejores resultados (19 escaños), pese a darle las encuestas un tope de 17. La clave está en la movilización de los indecisos (un 26%, según el CIS), que se han demostrado en otras citas electorales no independentistas. En este sentido, Casado hizo un llamamiento al voto, por un lado ("Aunque no sea al PP"), y al pacto, por otro. Este último lo dirigió, sobre todo, a Ciutadans, a quien los sondeos dan como primera fuerza no independentista, aunque el portavoz conservador criticó la "ambigüedad" de los de Albert Rivera a la hora de pactar tras las elecciones autonómicas y municipales. Con todo, el PP confía en que los independentistas no obtengan mayoría absoluta y se pueda constituir un "bloque constitucionalista" para gobernar Catalunya.

Casado evitó, sin embargo, ponerse en el 28-S con una victoria absoluta de escaños independentistas. Preguntado por si, en ese caso, habría posibilidad de que el PP pidiera al Gobierno la convocatoria de un referéndum sobre la independencia de Catalunya (en ésta o en toda España), el portavoz conservador aseguró que "de entrada" se descarta tal posibilidad.