Publicado: 13.07.2015 10:40 |Actualizado: 13.07.2015 11:14

Rajoy: "Si Grecia cumple con estas medidas, tiene un programa que será muy útil para que la gente viva mejor"

El presidente del Gobierno niega que las condiciones impuestas al Gobierno de Tsipras por parte de la eurozona supongan "una venganza" por el referéndum y tacha de "equilibrado" el acuerdo alcanzado para el tercer rescate del país heleno.

Publicidad
Media: 1
Votos: 2
Comentarios:
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, atiende este lunes a los periodistas en Bruselas. /EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, atiende este lunes a los periodistas en Bruselas. /EFE

BRUSELAS.- El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha negado este lunes que en la reunión de líderes de la Eurozona haya habido una "venganza" contra Grecia por la convocatoria de un referéndum y ha confiado en que todos los países de la UE certifiquen el acuerdo para un tercer rescate de este país.

Rajoy ha hecho estas consideraciones en declaraciones a los periodistas al término de la cumbre de líderes de la Eurozona que durante diecisiete horas ha intentado encauzar la crisis griega. El jefe del Ejecutivo español ha considerado que el acuerdo es una buena decisión porque Grecia puede permanecer en el euro y todo lo que se le pide tiene el objetivo de lograr el crecimiento económico y el empleo.



Ante la pregunta de si no ha habido un toque de venganza por parte de las instituciones y del resto de socios tras la convocatoria del referéndum, Rajoy ha contestado: "En absoluto. Las medidas que se han presentado son razonables y las han aprobado todos los países del euro, incluido Grecia".

En su opinión, si Grecia cumple, tendrá un programa que le reportará mucho dinero y que sin duda será muy útil para que sus ciudadanos vivan mejor. "Ahora, de lo que se trata es de que todo el mundo cumpla sus compromisos. Nosotros los vamos a cumplir y esperamos que también el Parlamento griego lo haga. Se trata de ser serios, hacer las cosas bien y cumplir los compromisos porque todo eso produce resultados", ha añadido.

Al plantearle si la negociación ha sido dura, ha explicado que tantas horas seguidas de discusión y por la noche "no es realmente algo muy cómodo". "Pero las negociaciones han sido como tienen que ser, defendiendo cada uno sus posiciones, y creo que al final se ha llegado a una situación equilibrada", ha añadido.

Más obligaciones para Grecia

Rajoy ha considerado que lo más importante es que Grecia sigue en la zona euro y que la UE continua siendo solidaria con el país tras haber aportado más de 200.000 millones de euros. No obstante, ha insistido en que la Unión Europea va a exigir a Grecia que cumpla sus compromisos porque "la solidaridad debe llevar algo al lado, y eso es la responsabilidad".

Rajoy ha explicado el desarrollo de la reunión de líderes de la Eurozona tras la petición de un tercer rescate por parte del Gobierno griego y que ha dicho que lleva aparejado el cumplimiento de un serie de obligaciones que el país helena debe cumplir el próximo miércoles.

Entre ellas, debe presentar un proyecto de ley sobre el IVA, otro sobre las pensiones, un tercero sobre la independencia del Instituto Nacional de Estadística griego y uno más en materia de consolidación fiscal.

Una vez que se aprueben, las instituciones verán si las cosas se han hecho como el Gobierno griego se ha comprometido y después deberá ser avalado por los Parlamentos nacionales de los socios del euro. "Ellos decidirán si apoyan o no el programa. Lo razonable es que lo hagan y nosotros lo haremos aunque no tengamos que llevarlo al Parlamento", ha añadido.

25.000 millones a recapitalizar bancos

Ha explicado también el acuerdo de que Grecia cree un fondo por valor de 50.000 millones de euros provenientes de la venta de activos del país. De ellos, 25.000 millones se dedicarán a recapitalizar bancos, y del resto, la mitad se destinará a reducir deuda pública y la otra mitad a inversiones productivas.

Asimismo, ha informado de que se ha dado un mandato al Eurogrupo para que resuelvan los pagos inminentes que tiene que afrontar Grecia tanto con el Fondo Monetario Internacional como con el Banco Central Europeo.

El presidente del Gobierno ha vuelto a recordar cómo se ha deteriorado en los últimos meses la situación económica en Grecia hasta llegar a "una situación muy dramática" en la que los bancos no abren y los ciudadanos sólo pueden sacar de los cajeros un máximo de sesenta euros al día.

Además, ha puesto como ejemplo de actitud las reformas que pusieron en marcha Irlanda y Portugal tras los respectivos rescates por parte de la UE. "Eso es lo que queremos también para Grecia, porque quienes están sufriendo todo esto -ha añadido- son, fundamentalmente, los ciudadanos de Grecia que ni siquiera pueden ir al banco a recoger sus ahorros".

Mientras concluía sus declaraciones a los periodistas se le ha preguntado por la posibilidad de que su ministro de Economía, Luis de Guindos, pueda conseguir hoy la presidencia del Eurogrupo en la votación que se va a celebrar en este órgano de los países de la moneda única. "Ya veremos", se ha limitado a señalar el presidente del Gobierno.