Público
Público

Catalunya Rajoy: "Lo que hemos escuchado de Quim Torra no nos gusta"

Advierte al candidato a president de que hará que se cumpla la ley en todo momento. Pedro Sánchez le pide que gobierne para todos los catalanes, Puigdemont alaba su discurso y Arrimadas lo califica como "un peligro para la convivencia"

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

Mariano Rajoy, en Jerez de la Frontera. / EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha subrayado hoy que, a la espera de juzgar a Quim Torra por sus hechos si es elegido presidente de la Generalitat, lo que ha visto y escuchado de él no le gusta.

Rajoy, en un acto del PP en Jerez mientras en el Parlament intervenía Torra en la primera jornada del pleno que debate su investidura, ha reiterado que el Gobierno garantizará en todo momento el cumplimiento de la ley.

Torra, al inicio de su discurso de investidura, ha reivindicado a Carles Puigdemont como "presidente legítimo" de Catalunya y ha prometido ser "leal al mandato del 1-O" para "construir un Estado independiente en forma de república".

Para el jefe del Ejecutivo, que ayer criticó también el tenor de algunos tuits publicados por el candidato a president, lo escuchado a Torra no es representativo de lo que es Catalunya. No obstante, no ha querido hacer más juicios de valor sobre el candidato y, al igual que hizo ayer, ha emplazado a juzgarle por sus hechos si alcanza la Presidencia de la Generalitat.

Mariano Rajoy ha subrayado que lo que necesita Catalunya es un gobierno ya, que cumpla la ley y que gobierne para todos con independencia de lo que puedan votar unos y otros. Y al igual que hizo también ayer en otro acto en Cádiz, ha garantizado que el Gobierno hará cumplir la ley y la Constitución, que se mantendrá la unidad de España y que nadie podrá actuar contra la igualdad de todos los españoles.

Sánchez le pide que gobierne para todos los catalanes

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha pedido a Torra que abra una legislatura autonomista respetando la Constitución y que gobierne "para el conjunto de los catalanes" y no solo para los independentistas.

Sánchez le ha recordado que la responsabilidad del presidente de la Generalitat es "gobernar para la totalidad de los catalanes y no para el 47% que ha votado al bloque independentista".

El líder socialista ha apuntado que la responsabilidad del president en los próximos cuatro años será "unir a los catalanes, no dividir y ahondar en la fractura social, política y económica". Además, ha abogado para que, una vez que se constituya un nuevo gobierno en Catalunya, se levante el artículo 155, tal y como indicaba, a su juicio, la "letra" del acuerdo político al que se llegó en el Senado.

Puigdemont: "Inmejorable, gran discurso"

El expresident de la Generalitat Carles Puigdemont ha calificado de "brillante" e "inmejorable" el "gran discurso" de Torra. En Twitter, lo definió como "muy bien expresado", con "pasajes excelsos que dan toda la dimensión histórica que requiere el momento excepcional que vive Catalunya".

"Responsabilidad y confianza, por la libertad y la república", ha señalado en el tuit Puigdemont, que actualmente reside en Berlín, pendiente de una eurorden. Fue el propio Puigdemont quien eligió a Torra, expresidente de Òmnium Cultural, para presidir el Govern.

Por su parte, el presidente del grupo de ERC, Sergi Sabrià, ha elogiado su compromiso "republicano" y su voluntad de recuperar el Govern. Sabrià indicó que se siente "satisfecho y esperanzado" porque "la prioridad absoluta era recuperar las instituciones, acabar con el 155 y disponer de un gobierno efectivo".

Arrimadas: "Es un auténtico peligro para la convivencia"

La oposición catalana también ha reaccionado al discurso. La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, dijo que es "más radical" que los realizados por Puigdemont en el Parlament. "Esto es un auténtico peligro para la convivencia, para la economía. Es un peligro para todos los catalanes tener un presidente que quiere mantener el conflicto pero, encima, con más radicalidad", aseveró Arrimadas.

Albert Rivera, presidente del partido, pidió al Gobierno que no se levante el 155  "hasta poner fin al proceso separatista" y ha calificado de "incendiario" el discurso.

El líder del PPC en el Parlament, Xavier García Albiol, lo calificó "incendiario", ya que "deja como un aficionado a Puigdemont". Si finalmente es elegido president, añadió, el conflicto está "garantizado".

Miquel Iceta, de PSC-Units, ha mostrado su preocupación, pues ha visto "mucho más agravio que deseo de concordia" en su intervención, en la que a su juicio ha comenzado con mal pie. "El fracaso está servido", añadió el líder socialista.

Por su parte, la portavoz de Catalunya En Comú-Podem, Elisenda Alamany, ha lamentado que haya apelado únicamente a "la mitad del país" y ha augurado una legislatura y un Govern "débiles". Alamany añadió que "se ha hecho más referencias a legitimidades pasadas que a construcciones de futuro".