Publicado: 06.10.2015 17:10 |Actualizado: 06.10.2015 18:30

Rajoy, "inasequible al desaliento", se niega a "polemizar" con Aznar

El presidente tampoco contesta sobre Rato y pide a la prensa que le pregunte por "cosas importantes". Sostiene que no ha tratado con Feijóo la posibilidad de que vaya en las listas del 20-D.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su comparecencia en el coloquio de ABC y Deloitte. EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su comparecencia en el coloquio de ABC y Deloitte. EFE

MADRID. -Hasta cinco veces han preguntado a Mariano Rajoy esta tarde por las críticas de José María Aznar y hasta cinco veces se ha negado a responder. "No voy a polemizar con el señor Aznar. Ustedes son inasequibles al desaliento; yo también", ha zanjado el presidente del Gobierno en el coloquio abierto tras un almuerzo organizado por el diario ABC y Deloitte en el Casino de Madrid.

Es verdad que sobre la imputación, los indicios y la declaración de Rodrigo Rato sólo se le preguntó una vez, pero al exvicepresidente y quien fuera su compañero de Gabinete en la etapa de Aznar en La Moncloa, ni siquiera lo citó y se negó a reconocer que su caso fuera a "afectar al PP en la campaña" para las elecciones generales del 20 de diciembre.

Lo más cerca que estuvo Rajoy de referirse al 'caso Rato' fue cuando admitió cierta autocrítica: "Pudimos haber sido más diligentes y rápidos con la corrupción", si bien, al momento, añadió que el PP ha sido pionero en poner en marcha medidas de control público para que "estos casos no vuelvan a ocurrir".

El presidente del Gobierno, sin embargo, no tuvo reparos en admitir que la corrupción ha perjudicado al Partido Popular más que la gestión de la crisis, de la que Rajoy, lejos de hacer autocrítica, ha sacado pecho ya en su discurso inicial, antes del almuerzo. "Con toda franqueza, y también con toda humildad, no veo en el panorama político nacional ninguna otra fuerza política capaz de llevar a buen término ese reto", que es, según el presidente, seguir creando empleo y consolidar el crecimiento.



"Falta de seriedad" de Sánchez

El líder del PP, que se ha negado también a hacer futuribles sobre su candidatura en caso de rechazarla Ciudadanos para un acuerdo postelectoral, tuvo críticas para los otros tres partidos que, junto al PP, se disputan la mayor parte de los escaños el 20-D.

Del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, sostuvo que no era "gente seria" por haber dado a Podemos (o sus candidaturas de integración) ayuntamientos donde había ganado el PP, como Madrid, Valencia, Cádiz, A Coruña o Zaragoza. Asimismo, Rajoy criticó -sin citarlos, pero en clara referencia a Ciudadanos o Podemos- a los partidos "hechos en una tertulia" o nacidos "hace poco", para subrayar a continuación que el PP es un partido "hecho desde abajo" y que tiene candidatos en "toda España".

El tema de Catalunya tuvo más recorrido en su intervención escrita que en el coloquio posterior, y Rajoy, a pesar de las críticas de Aznar y de un sector de su partido que cree que se podrían haber hecho las cosas de otra forma, no se movió un ápice de su estrategia, esto es, expuso: "Velaré por el cumplimiento de la ley como he venido haciéndolo hasta hoy"; "Siempre he estado dispuesto al diálogo y siempre voy a seguir estándolo, pero no para romper la soberanía nacional ni para liquidar los derechos y la igualdad de los españoles"; "No perderé un minuto de mi tiempo en tratar de dar satisfacción a quien tiene como único norte la deslealtad y la desobediencia a las leyes", o "Colaboración desde la lealtad, encontrarán en mi toda; exigencias e imposiciones desde la deslealtad, ninguna", sostuvo por último el líder del PP en una afirmación que bien puede valer para Artur Mas que para Aznar, razonaban irónicamente algunos asistentes al Foro.

Rajoy sólo se avino a contestar cuando fue preguntado sobre quien sigue siendo considerado su sucesor natural, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, aunque muy tocado también por los resultados de las municipales del pasado 24 de mayo, cuando el PPdG perdió un número considerable de votos. ¿Va a ir Feijóo en las listas del PP para las generales? El jefe del Ejecutivo confesó que todavía no había hablado con el presidente gallego de este asunto, aunque informó de que "todos quieren que sea el candidato del PP a la Presidencia de la Xunta" de nuevo, para las elecciones autonómicas de 2016. Con todo, y como acostumbra a hacer con su 'delfín', Rajoy quiso dejar constancia de que el futuro de Feijóo dependerá de Feijóo.