Publicado: 19.11.2015 12:36 |Actualizado: 19.11.2015 17:27

Rajoy informará a todos los partidos de sus decisiones sobre terrorismo
y sobre la situación en Catalunya

El presidente del Gobierno presenta la lista del PP por Madrid para el 20-D, que encabeza y en la que podría perder hasta diez diputados, según las encuestas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Crisitina Cifuentes, fotografía al presidente del Gobierno y candidato a la reelección, Mariano Rajoy, durante la presentación esta mañana de la candidatura del PP por Madrid. EFE/J. J. Guillén

Mariano Rajoy./ EP

MADRID.- Bajo un día soleado y que invitaba al optimismo en los jardines Cecilio Rodríguez de El Retiro madrileño, el presidente del Gobierno y candidato del PP a repetir, Mariano Rajoy, ha presentado la lista conservadora por Madrid para las elecciones generales del 20 de diciembre.

La lista incluye a pesos pesados del Consejo de Ministros, como la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, o los ministros de Hacienda y de Agricultura, Cristóbal Montoro e Isabel García Tejerina, respectivamente y presentes en el acto junto a la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, y la del PP madrileño, Esperanza Aguirre, vestida de negro completamente.



El jefe del Ejecutivo ha aprovechado su breve discurso —que, en esta ocasión, no leyó— para mandar un "mensaje de tranquilidad" a los españoles sobre la amenaza terrorista y para comprometerse al respecto a mantener informados a todos los partidos sobre las decisiones que vaya a tomar, incluido el posible apoyo militar a Francia en Siria o Irak. En este punto, sin embargo, Rajoy cree que hay que "hacer mucho y hablar lo justo y necesario".

El presidente ha recordado a quienes le piden que concrete su posición sobre la petición de ayuda de Francia para derrotar al Estado Islámico, como el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, o el líder de UPyD, Andrés Herzog, que España ya está en "Irak, Turquía, Mali o Senegal", aunque ha evitado concretar misiones de futuro.

El presidente del Gobierno y candidato a la reelección, Mariano Rajoy, acompañado de la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, la presidenta de la Comunidad madrileña, Cristina Cifuentes, la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre y el vicesec

El presidente del Gobierno y candidato a la reelección, Mariano Rajoy, acompañado de la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, la presidenta de la Comunidad madrileña, Cristina Cifuentes, la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre y el vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez-Maíllo, a su llegada a la presentación esta mañana de la candidatura del PP por Madrid para las elecciones generales del 20 de diciembre. EFE/J. J. Guillén

El líder del PP ha asumido que "nadie está a salvo" completamente de sufrir un ataque terrorista, pero se mostró "confiado" -y pidió idéntica actitud a los ciudadanos- con las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y con los servicios de inteligencia españoles, que han demostrado con creces su eficacia y experiencia.

Sin noticias de París

La activación de la cláusula de defensa colectiva del Tratado de la UE conlleva contactos bilaterales de Francia con los otros 27 Estados miembros para concretar la ayuda que puede aportar cada uno a la Defensa gala. En una conversación informal con periodistastras el acto de presentación de candidaturas por Madrid, Rajoy ha asegurado que París aún no se ha puesto en contacto con La Moncloa.

Del mismo modo que el presidente del Gobierno se comprometió a trasladar al resto de formaciones políticas todas las decisiones que vaya tomando sobre la colaboración con Francia en la lucha contra el ISIS, mandó un mensaje sobre la segunda pata de su mensaje electoral: la unidad de España frente al "desafío sin precedentes" del soberanismo catalán. Rajoy, en línea con lo expresado hasta ahora, garantizó una respuesta "proporcionada" a los independentistas, pero se mostró confiado en que la resolución del Tribunal Constitucional suspendiendo la declaración del Parlament sea el último paso en este sentido.