Público
Público

Rajoy le endosa el espionaje de la NSA al director del CNI

El presidente anuncia en el Congreso que el jefe de los servicios secretos españoles comparecerá a puerta cerrada en la Cámara baja

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha liquidado en un par de frases el espinoso asunto del espionaje de la NSA (National Security Agence), una de las agencias más secretas de los Estados Unidos, sobre el tráfico telefónico y de datos dentro de España y en otros países europeos, incluidos líderes políticos. 'El Gobierno español se toma muy en serio las informaciones aparecidas en los medios de comunicación sobre este asunto de espionaje', ha dicho Rajoy durante su intervención inicial en Congreso de los Diputados para explicar las conclusiones del reciente Consejo Europeo celebrado en Bruselas los pasados días 24 y 25.

En este cónclave, dedicado formalmente a desatascar el sector de las tecnologías como fuente de creación de empleo en los países de la UE -pero, en todo caso, considerado de transición-, se habló del escándalo del espionaje de la NSA que ha afectado incluso a líderes como la canciller alemana Angela Merkel, según las informaciones desveladas por la prensa, principalmente el diario británico The Guardian.

Rajoy ha insistido en que esta misma semana el Gobierno trasladó al embajador de EEUU en España, James Costos, la 'inquietud' del Ejecutivo por esas informaciones que apuntan 'algunos actos que, de ser ciertos, resultarían inapropiados e inaceptables entre socios y amigos'. La reunión duró solo 40 minutos y el embajador no aportó ningún dato al respecto. 

Sin embargo, el presidente se ha limitado a anunciar que el director del CNI (Centro Nacional de Inteligencia), el general Félix Sanz Roldán, comparecerá ante la comisión de Gastos reservados, conocida como la comisión de los secretaros oficiales, para dar explicaciones sobre este caso. Esta comparecencia, para la que Rajoy no fijó fecha, se producirá a puerta cerrada, como todas las que se producen ante esta comisión. A ella sólo asiste un representante por cada grupo parlamentario.   

Por su parte, el líder de los socialistas, Alfredo Pérez Rubalcaba, se ha mostrado de acuerdo con el anuncio realizado por el presidente del Gobierno. 'Si no la hubiera anunciado aquí, íbamos a pedir esa comparecencia de forma inmediata', ha dicho. Con todo, el portavoz socialista ha puesto de manifiesto su preocupación por lo sucedido.

Y ha añadido dos reflexiones: 'La inteligencia hoy en día debe ser compartida y eso no es fácil porque se basa en la confianza. Es lo que hay que decirle a Estados Unidos: si sus servicios de inteligencia han hecho algo en España sin que nuestros servicios lo supieran eso crea desconfianza'. 'Y, además, si han hecho cosas en relación con nuestro Gobierno, eso es más grave, es deslealtad. Es lo que hay que aclarar', ha añadido.

En su contestación a los diferentes portavoces parlamentarios, Rajoy ha vuelto a reiterar su actitud ante este peliagudo asunto, esto es, a favor de que todo se aclare. En esa línea le ha agradecido a Rubalcaba 'el trato que ha dado a este asunto'. 'También le digo que no esperaba otra cosa. Y coincido en que hay que averiguar qué es lo que ha pasado y establecer un clima que genere confianza (entre los diferentes servicios de espionaje)', añadió el presidente del Gobierno. Ante las críticas y exigencias de varios grupos, ha insistido: 'El director del CNI, estoy seguro, dará cumplida respuesta a sus inquietudes'.

La mayor parte de su segunda intervención, bastante más larga que la exposición inicial, la ha dedicado a repasar aspectos del cónclave europeo, especialmente los relacionados con la necesidad de formar a jóvenes para satisfacer las demandas del sector de las TICs. También se ha referido a que la UE debe reforzar los controles en sus fronteras exteriores y en ese sentido ha afirmado que España necesita seguir contando con ayudas. En varios pasajes de su intervención ha vuelto a reiterar los buenos datos que ofrece la economía española y, sobre todo, en la idea de que 'España ha dejado de ser una preocupación en relación con un año atrás'.

EFE

En el debate sobre la cumbre de Bruselas (que se celebra un día después de que la Fiscalía haya decidido abrir diligencias informativas por el supuesto espionaje), Rajoy da cuenta de otras decisiones adoptadas por los líderes de los Veintiocho en Bruselas como impulsar medidas contra la inmigración ilegal.

El presidente ha expresado su satisfacción por el hecho de que el Consejo Europeo avalara sus propuestas para evitar tragedias provocadas por esa inmigración como la vivida recientemente en aguas de la isla italiana de Lampedusa. Las decisiones concretas está previsto que se aprueben en la cumbre europea de diciembre.

Asimismo, Rajoy ha anunciado que destacará en el Congreso que los jefes de Estado y de Gobierno de la UE ratificaron la hoja de ruta prevista para la unión bancaria y para librar los fondos destinados a luchar contra el desempleo juvenil.