Público
Público

Rajoy: "Mantengo mi confianza en Cospedal. Es una magnífica secretaria general"

El presidente del Gobierno asegura en Panamá que el fin de la crisis "está ahí" y descarta reunirse con Mas para tratar el conflicto sobre la soberanía catalana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Con optimismo. Así se presentó Mariano Rajoy, ante sus homólogos en la XXII Cumbre Iberoamericana de jefes de Estado y de Gobierno celebrada en Panamá. En la rueda de prensa ofrecida al término de la misma, esta madrugada, el jefe del Ejecutivo auguró, como ya hizo el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, el inminente fin de la crisis. 'Los indicadores económicos apuntan a que la recuperación económica ya está ahí', sentenció.

Además, a pesar de las últimas declaraciones de Luis Bárcenas sobre la contabilidad B del PP, el presidente del Gobierno reafirmó su fe en su secretaria general: 'Sí, sí, por supuesto que sigo manteniendo mi confianza en la señora Cospedal; es una magnífica secretaria general', respondió a los periodistas. No obstante, zanjó el tema enseguida, al señalar que no iba a entrar a hablar de asuntos que están sometidos a decisiones judiciales. 'Todo lo que tenía que decir lo he dicho en el Parlamento y no voy a entrar en temas que están sometidos a decisiones judiciales. En cualquier caso, también tengo que decir que de eso no se ha hablado en esta cumbre, nada, ni una palabra', subrayó Rajoy.

De lo que sí habló el presidente fue de 'recuperación económica' tras presumir del 'ambicioso proceso de estabilización y reformas estructurales' emprendidas por su equipo de Gobierno. 'Aunque queda mucho trabajo por delante, los indicadores económicos apuntan a que la recuperación ya está ahí', aventuró.

Rajoy, sobre el 'caso Bárcenas': 'Todo lo que tenía que decir lo he dicho en el Parlamento'  Así, explicó que la situación económica española y europea ha sido uno de los temas que ha suscitado mayor interés en esta conferencia iberoamericana y subrayó que la previsión del Gobierno en cuanto a crecimiento del PIB para el año 2014 es del 0,7%, 'la mayor tasa en mucho tiempo'. 'España está ya saliendo de la crisis y estamos estableciendo las bases para que la economía sea más competitiva, más flexible, capaz de crecer y generar empleo', añadió.

El presidente también se refirió a los avances en Europa y, en este sentido, citó los progresos en la unión económica con reformas para garantizar el mercado único, la unión bancaria y los avances que se harán en cuanto a la unión fiscal. Rajoy apuntó que Europa ha aprendido mucho de estos años de recesión y consideró que la solución a los problemas pasa por 'una mayor integración económica y también por una mayor integración política'. 'La apertura y la integración son fuentes de crecimiento, frente a la fragmentación y la división, que sólo son fuentes de empobrecimiento y aislamiento', agregó. 

Por otro lado, Rajoy adelantó que el próximo miércoles irá a Barcelona para inaugurar una reunión de 'estados nacionales' del Mediterráneo y que no se ocupara allí de otros asuntos como intentar una reunión con el presidente de la Generalitat, Artur Mas, porque 'no tiene sentido'.

En la rueda de prensa ofrecida tras la Cumbre, el presidente aprovechó la ocasión para advertir de que 'los procesos de división generan empobrecimiento y aislamiento'. Preguntado sobre si intentará aprovechar el desplazamiento para entrevistarse con Mas en medio de las diferencias existentes en torno al futuro de Catalunya, el jefe del Ejecutivo resaltó que irá a Barcelona para abrir una reunión que considera muy importante (la denominada '5+5') y en la que participarán los ministros de Exteriores de cinco países europeos y cinco africanos que comparten el Mediterráneo. También añadió que el año pasado hubo una reunión de los presidentes de estos países en Malta y que allí se decidió que en esta ocasión se celebrara en Barcelona.

El presidente advierte a Mas: 'Los procesos de división generan empobrecimiento y aislamiento'  Rajoy explicó que esa reunión tiene contenido empresarial, ya que participarán representantes de empresas de esta región, y que llega en un buen momento para analizar situaciones como las que se están produciendo con la llegada de inmigrantes a Lampedusa. A su juicio, lo que hay que hacer es 'tener la generosidad, la altura de miras y la inteligencia para darse cuenta de que hay que ayudar a muchos países donde es muy difícil vivir a que salgan de esa situación y las personas que allí viven tengan una vida digna'. 'De eso es fundamentalmente de lo que vamos a hablar. Yo, de lo demás, francamente, es que no me voy a ocupar. Es que no tiene sentido, y vamos a dedicarnos a cosas que son muy importantes', agregó en referencia a su posible entrevista con Mas.

Los organizadores del acto de Barcelona han explicado estos días que no estaba previsto que Mas interviniese en el mismo y no han confirmado que desde la Generalitat se estuviesen haciendo gestiones para garantizar que pronunciase unas palabras. Por su parte, fuentes del Gobierno catalán señalaron que aún no estaba cerrada la agenda del presidente para los próximos días.

La visita a Barcelona se hará efectiva pocos días después de la polémica por el hecho de que Artur Mas no asistiera a un acto encabezado por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, cuando ejercía de presidenta por la ausencia de Rajoy debido a su asistencia a la Cumbre Iberoamericana de Panamá.