Público
Público

Rajoy sigue apostando por Cospedal, pero su responsable de Gabinete dirigirá la campaña

El presidente decide tomar personalmente las riendas del partido trasladando a Moragas a Génova. Sorpresa entre los conservadores porque su líder decide mantener a Arenas en la dirección nacional.

Publicidad
Media: 3.33
Votos: 3
Comentarios:

El presidente Mariano Rajoy en su comparecencia de hoy. RTVE

MADRID.- Mariano Rajoy apuesta por tomar las riendas del PP de cara a las elecciones generales y apuesta por gente de su máxima confianza en la primera fila. Por un lado, mantiene a la secretaria general, Dolores de Cospedal, aunque nombra director de campaña a su hombre de confianza en La Moncloa, Jorge Moragas, director de Gabinete de Presidencia del Gobierno. Carlos Floriano, que ha sido el director de campaña de las autonómicas y municipales del pasado 24 de mayo sale de la cúpula del PP para ocupar un cargo en la dirección del Grupo Parlamentario Popular.

La gran sorpresa la ha dado la decisión de Rajoy de mantener a Javier Arenas al frente de la Vicesecretaría General responsable de política territorial, precisamente y además, tras la debacle del 24-M. Pablo Casado pasará a ocupar una Vicesecretaría responsable de la comunicación del PP, lo que lo convierte, además, en el portavoz del partido. Rajoy refuerza la dirección nacional, además, con Andrea Levy, dirigente del PP catalán; Javier Maroto, exalcalde de Vitoria, y Fernando Martínez Maíllo, presidente de la Diputación de Zamora.

Desconcierto por la renovación

Los anuncios de cambios en la cúpula del PP los ha hecho Mariano Rajoy casi al final de un discurso de 40 minutos y han causado sorpresa entre sus filas, precisamente, porque suponen "poca renovación", comentaba algún asistente. En este sentido, sólo la incorporación de Pablo Casado como responsable de Comunicación supone un cambio de calado que, por otro lado, se lleva dando por hecho desde que en la campaña para las municipales, Casado fuera el portavoz del comité de campaña. De hecho, el joven dirigente y diputado ha acudido hoy al Comité Ejecutivo a pesar de no formar parte del mismo.

Los nuevos vicesecretarios, Maroto, Levy y Fernández Maíllo, son jóvenes, pero poco o nada conocidos en la política nacional

Los otros nuevos vicesecretarios, Maroto, Levy y Fernández Maíllo, son jóvenes, también, pero poco conocidos o desconocidos totalmente en la política nacional, lo cual, a algunas fuentes consultadas, no les parece una buena idea a pocos meses de las generales. En cuanto a la permanencia de Arenas, internamente sólo se la explican por su amistad con el propio Rajoy.

La elección de Moragas como director de campaña es el mejor signo de que el presidente quiere tener controlado al partido personalmente y nada mejor que hacerlo poniendo al frente a la persona que le acompaña a todas partes. Además, Rajoy ha anunciado que desde el lunes, presidirá las reuniones de la dirección nacional del PP. No es la primera vez, sin embargo, que Rajoy asume este compromiso, aunque siempre se ha quedado en eso. Lo hizo, por ejemplo, en septiembre de 2013, cuando reunió en La Moncloa a la dirección del PP recordando a los 'maitines' de su antecesor, José María Aznar, aunque éste los mantuvo y Rajoy, no. Al menos, hasta ahora.


Conferencia Política en julio

Rajoy ha avanzado también hoy, durante su intervención en el Comité Ejecutivo, que los días 11 y 12 de julio el PP celebrará una Conferencia Política para abordar las "bases" del programa para las generales así como la reforma de la ley electoral, que el presidente había decidido dejar aparcada por ser éste un año electoral y por falta de apoyo del principal partido de la oposición, el PSOE. Por otro lado, Rajoy ha confirmado que los presupuestos generales para 2016 se presentarán en el Congreso antes del 30 de septiembre, ya que si mantiene el calendario electoral (22 ó 29 de noviembre), tiene que disolver las Cortes 54 días antes.

Rajoy señaló la corrupción como el motivo de la pérdida de posiciones en las encuestas de noviembre, aunque no citó la trama 'Púnica' ni las 'tarjetas black', los casos que estallaron en esa época

El presidente del Gobierno ha sido por primera vez muy explícito reconociendo el "muchísimo daño" que la corrupción ha hecho al PP. Ha admitido que el partido ha pagado un "precio muy alto, altísimo, por el comportamiento de algunos de los que considerábamos nuestros compañeros". Rajoy, en un gesto poco habitual en él, ha ejemplificado ese "precio" que la corrupción le ha cobrado al PP en apoyos, cuando en octubre de 2014, el PP perdió cerca de diez puntos en intención de voto, según una encuesta realizada por un mismo instituto demoscópico. "No hay más que hacer un pequeño ejercicio de hemeroteca para entender las razones de ese desplome", aseguró el líder conservador, aunque no citó la trama 'Púnica' ni las 'tarjetas black', los casos que estallaron en esa época.

Con todo, y a pesar de la autocrítica y de asegurar que se tomaron medidas para que esto no vuelva a ocurrir, Rajoy también criticó la "mucha demagogia" que han hecho "algunos que han sido especialistas en hacer juicios sumarísimos y ahora se están demostrando como auténticos especialistas en la ley del embudo".


Mensaje directo a Artur Mas

Las elecciones en Catalunya, previstas para el 27 de septiembre, han estado también en el discurso de Rajoy, que ha lanzado una advertencia clara al Govern de Artur Mas si estos comicios se convierten en un plebiscito sobre la independencia catalana: "Esas elecciones, si se convocan, serán elecciones autonómicas para elegir parlamento autonómico y nada más. Eso es lo que dice la ley y la ley la tenemos que cumplir todos -ha advertido el presidente en un mensaje directo a la Generalitat-. Convocar elecciones y elegir parlamento es absolutamente legal, pero si alguien pretende, a continuación, incumplir la ley, el Gobierno le dice a los españoles que velará por su cumplimiento como hemos hecho hasta ahora. En particular, si alguien pretende vulnerar la soberanía nacional".

DISPLAY CONNECTORS, SL.