Publicado: 27.05.2015 10:29 |Actualizado: 27.05.2015 15:10

Rajoy matiza ahora que irá tomando decisiones en el PP "poco a poco"

El presidente del Gobierno, que el lunes rechazó cualquier cambio en el Ejecutivo y en el partido, ya no lo descarta. En un intento por reafirmar su liderazgo asegura que esos cambios, de haberlos, "se anuncian una vez que se han producido". 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tras realizar unas declaraciones a los periodistas en los pasillos del Congreso de los Diputados, después de intervenir en la sesión de control al Gobierno en el Pleno. REUTERS/Andrea Comas

Rajoy, en una sesión de control al Gobierno en el Congreso. 

MADRID.- Mariano Rajoy se ha plantado esta mañana de miércoles en el Congreso de los Diputados con la intención de apagar los fuegos internos en el PP abiertos tras la debacle electoral en los comicios municipales y autonómicos del pasado domingo que ha supuesto la pérdida de las mayorías absolutas en la práctica totalidad de las instituciones que gobernaba la formación conservadora.

Y para ello ha utilizado unas declaraciones en los pasillos de la Cámara baja a la que ha acudido para someterse a la habitual sesión de control parlamentario de los miércoles. Así, sus intervenciones en el hemiciclo, incluso a la pregunta directa que le ha formulado el líder socialista, Pedro Sánchez, han sido bastante inocuas.



No es que haya aclarado mucho en sus manifestaciones ante los periodistas pero ya no ha sido tan rotundo como el lunes cuando ha sido preguntado por si tiene pensado acometer algún cambio tanto en el Ejecutivo como el Partido Popular. El presidente, que el lunes señaló que no tenía intención de hacer cambios ni en el Gobierno ni en el PP, no los ha descartado de forma tajante este miércoles.

 

Sin embargo, al menos ha intentado lanzar el mensaje de que quien manda es él y solo él. "Los cambios se anuncian cuando se han producido, no antes", ha dicho en un mensaje con el que recuerda el poder ejecutivo que tiene tanto en el partido como en el Gobierno frente a las voces que reclaman poco menos que una refundación de la formación conservadora.

“Poco a poco tomaremos las decisiones más oportunas para presentarnos a las elecciones (generales) en las mejores condiciones”, ha añadido en otro momento de su breve comparecencia ante los periodistas en los pasillos de la Cámara baja ante quienes se ha detenido consciente de la expectación generada en torno a su papel como líder del PP tras los resultados electorales del pasado domingo.

 

Sin embargo, Rajoy, un maestro de la ambigüedad, se ha remitido a su comparecencia del pasado lunes ante los medios de comunicación tras la reunión celebrada por la dirección de su partido en la que se analizaron los malos resultados electorales obtenidos por el PP. En ese momento el presidente del partido aseguró que no iba a realizar cambio alguno, ni en el Gobierno ni en la la estructura ejecutiva de la formación conservadora.

Muchos barones, en dirección opuesta a Rajoy

Esta actitud generó al día siguiente una cascada de reacciones entre los barones del partido en dirección diametralmente opuesta, con anuncio de dimisiones y con reclamos de regeneración en el seno del partido para responder a la debacle electoral. Esta mañana tan solo ha añadido un frase enigmática: “En el partido debemos estar a la altura de las circunstancias, ha dicho a los periodistas al salir del hemiciclo, lugar en el que ha permanecido bastantes minutos en su escaño tras finalizar sus respuestas a los diputados que le interpelaban.

Uno de ellos, el líder de la oposición, el socialista Pedro Sánchez, le ha recriminado con duras palabras, la privatización de numerosos servicios sociales prestados por los ayuntamientos y que cuentan con la cobertura legal de la reforma de la administración local llevada a cabo por su Gobierno. “Le traigo una propuesta: retire la reforma local que privatiza los servicios elementales prestados por los ayuntamientos. Si no lo hace usted lo haremos nosotros cuando lleguemos al Gobierno”, ha dicho.

Rajoy se ha limitado a dar unos datos, como hace sistemáticamente, que reflejan las bondades de su actuación, especialmente en lo relativo a la creación del plan de pago a proveedores por parte del Gobierno para permitir a las corporaciones locales saldar deudas “y salir de la quiebra con la que nos los encontramos”, ha dicho. Pero nada de los resultados electorales, cosa que si utilizó en la tarde del martes en el Senado para rebatir a la portavoz socialista, María Chivite.