Público
Público

Rajoy, a Merkel: "Hay que ser serios y cumplir los acuerdos"

El presidente del Gobierno suma Portugal a Italia en un frente de presión sobre Alemania, que se muestra reacia a materializar la unión bancaria en el corto plazo. Ambos piden ayuda: "No podemos salir solos de la crisis"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A apenas seis semanas de que se celebre el Consejo Europeo de finales de junio, el presidente del Gobierno sigue trabajando en una alianza de los países del sur de Europa frente a la inflexibilidad de Angela Merkel, cuyo ministro de Economía, precisamente hoy, se ha vuelto a mostrar reticente a la materialización definitiva de la unión bancaria si no se reforman antes los Tratados, según explica en un artículo en el británico Financial Times. Consciente de que tal proceso llevaría años, Mariano Rajoy ha hecho un contudente llamamiento en respuesta a estas palabras de Wolfgang Schäuble: 'Hay que ser serios y cumplir los acuerdos', recordando que el pliego de condiciones de Bruselas de junio de 2012 incluía las reformas adoptadas por España, pero también consolidar la unión bancaria, un plan de empleo juvenil y la mejora de la financiación de las pequeñas y medianas empresas (pymes). 'La unión bancaria es positiva en sí misma e iguala a todos los países en sus condiciones de financiación', ha recordado el jefe del Ejecutivo español.

Rajoy ha dicho tener claro cuáles son 'las prioridades de las prioridades', es decir, la unión bancaria, el plan de empleo juvenil y la financiación de las pequeñas empresas, cuya precariedad de crédito redunda en lo anterior. El presidente del Gobierno cree que ha cumplido con creces su hoja de compromisos ('La reforma laboral ha sido muy positiva, estamos muy satisfechos') y ahora le toca dar el paso a Bruselas -con el imprescindible apoyo alemán-. Rajoy se encuentra, por tanto, centrado en una tarea de lograr aliados y presionar a la Comisión que le impide preocuparse por las encuestas en caída libre para el PP.

'Los juicios hay que emitirlos al final', y aunque ha razonado que entiende que no se compartan sus políticas, 'el Gobierno tiene que ver lo que se necesita en cada momento'. El jefe del Ejecutivo se ha mostrado convencido de que sus medidas 'van a sacarnos de la crisis', de la cual, además, el país 'va a salir más fuerte'.

La XXVI Cumbre Hispano-Portuguesa, celebrada hoy en Madrid con la asistencia de, al menos, doce ministros lusos y españoles, ha reforzado los lazos entre España y Portugal de cara al Consejo Europeo de junio, después de que Rajoy estableciera la misma alianza por la unión bancaria y contra el empleo juvenil con el presidente del Consejo de Ministros de Italia, Enrico Letta, la semana pasada. El primer ministro del país vecino, asfixiado por los recortes impuestos por la troika, ha lanzado desde Madrid un mensaje casi desesperado a Bruselas: 'No podemos vencer la crisis nosotros solos; necesitamos una respuesta europea más intensa', ha argumentado.

'Necesitamos una financiación económica equilibrada que garantice que el dinero llegue a la economía real', ha advertido al tiempo que hacía un llamamiento al BCE para que actúe en pro de la unión bancaria. Pedro Passos Coelho ha mostrado, asimismo, su 'profunda admiración y respeto' por el proceso de reformas del presidente del Gobierno y le ha animado a seguir aplicando 'con determinación' su proyecto de país.