Publicado: 10.10.2016 17:10 |Actualizado: 10.10.2016 21:58

Rajoy no declarará como testigo en el ‘macrojuicio’ de Gürtel

El tribunal considera que los cargos políticos del PP citados a declarar pueden responder sobre la supuesta la desviación de la caja B del partido a cuentas suizas realizada por Bárcenas

Publicidad
Media: 3
Votos: 4
Comentarios:
El jefe del Ejecutivo en funciones, Mariano Rajoy.- Javier Cebollada (EFE)

El jefe del Ejecutivo en funciones, Mariano Rajoy.- Javier Cebollada (EFE)

SAN FERNANDO DE HENARES (Madrid).- El tribunal del caso Gürtel no ha aceptado que el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, declare como testigo en el proceso abierto en la Audiencia Nacional al considerar que otros exaltos cargos de su partido testificarán sobre la supuesta caja paralela del PP.



La citación de Rajoy había sido solicitada por dos acusaciones populares, las que ejercen la Asociación de Abogados Demócratas por Europa (Adade) y los socialistas madrileños.

El interrogatorio de Rajoy fue pedido no "en función de lo que hoy es, sino de lo que fue", según el abogado de ADADE José Mariano Benítez de Lugo ua que Rajoy fue vicesecretario del PP entre 1999 y 2003, por lo que era superior de Bárcenas y en plena época en la que el PP contrataba con las empresas de la trama para la realización de actos electorales.

El tribunal, que preside el magistrado Ángel Hurtado, considera que entre los testigos que se ha aceptado que declaren figuran al menos un exsecretario general del PP.
Los testigos que comparecerán en el juicio son los exsecretarios generales del PP Francisco Álvarez Cascos, Javier Arenas y Ángel Acebes, así como Rodrigo Rato –juzgado un piso más arriba por el uso de las tarjetas blacks- y Jaime Mayor Oreja.

La citación de Rajoy había sido solicitada por dos acusaciones populares, las que ejercen la Asociación de Abogados Demócratas por Europa (Adade) y los socialistas madrileños.

Ángel Hurtado ha recordado que un auto de la de la Audiencia Nacional dejaba abierta esta posibilidad para que lo acordara la Sala durante el desarrollo del juicio oral. Pero aquella situación era similar a la actual, ya que aún no ha arrancado el juicio.

El extesorero del PP Luis Bárcenas está acusado de esconder en Suiza 48,2 millones de euros y de apoderarse “como mínimo” de 299.650,61 euros de la caja b del PP que desvió a sus cuentas abiertas en España y el país helvético.

El PP está sentado en el banquillo como responsable civil, por haberse beneficiado de 328.440 euros de dinero ilícito con el que la trama sufragó campañas electorales de los populares Jesús Sepúlveda -ex marido de Mato- y Guillermo Ortega, exalcaldes de Pozuelo de Alarcón y Majadahonda (Madrid).

El tribunal no ha aceptado retirar ninguna prueba. El juicio debe “empezar con ellas encima de la mesa”, sin perjuicio de que sus supuestas nulidades sean reiteradas cuando llegue el momento abordarlas. ha incidido Hurtado.

Entre ellas figura la contabilidad en Suiza de Luis Bárcenas y de otros líderes de Gürtel, como Correa y Pablo Crespo, cuyo uso está pendiente de ser confirmado por el máximo tribunal penal helvético.

“Aquí están, aquí han sido traídas”, ha enfatizado Hurtado para explicar que las pruebas no van a ser expulsadas del proceso, a la espera de valorarlas una a una.

Los jueces han aceptado que quede a disposición del tribunal los 2,2 millones que Correa, ha reconocido que tiene en Suiza

También se incluye en esta decisión las conversaciones intervenidas en la cárcel entre acusados de Gürtel y sus abogados, que acabaron con la condena del primer juez instructor Baltasar Garzón. Una cosa es la nulidad, y otra es que no se deben extender esos efectos “hasta el extremo de privarnos de su utilización” para valorar las consecuencias que tuvieron en el proceso de instrucción. En suma, las aceptan “de cara al efecto reflejo” que haya tenido en la causa.

Los jueces Hurtado, Julio de Diego y José Ricardo de Prada han aceptado que quede a disposición del tribunal los 2,2 millones de euros que el líder de la trama, Francisco Correa, ha reconocido que tiene en Suiza a nombre de una sociedad panameña y que ofrece para hacer frente a las indemnizaciones. “Es cuestión a resolver en el momento de la sentencia y cómo se distribuye ese dinero” entre los perjudicados.

El tribunal ha acordado que el núcleo de la trama Gürtel debe estar presente en todas las sesiones del juicio, pero accede a que no comparezca la mayoría de los 37 procesados hasta que no llegue el momento de abordar sus acusaciones.

La Sala ha tenido en cuenta una reciente norma europea (la Directiva 2016/43 del Parlamento Europeo y del Consejo) que establece que dicha asistencia es un derecho a garantizar por los estados miembros.

Hurtado ha expuesto que en la causa hay cinco ámbitos distintos en la actuación de Gürtel –sus contratos en Málaga, ayuntamientos madrileños y la Comunidad de Madrid- que podrían haberse juzgado por separado pero que hay personas implicadas que no tienen relación unas con otras.