Publicado: 15.12.2015 00:30 |Actualizado: 15.12.2015 14:36

Rajoy, noqueado por la corrupción en el PP: "Hasta aquí hemos llegado"

El duro ataque de Sánchez por el 'caso Bárcenas' quiebra al presidente del Gobierno, que acusa al líder del PSOE de "insultar" y hacer una "afirmación ruin, miserable y mezquina". El 'cara a cara'

Publicidad
Media: 3.60
Votos: 10
Comentarios:
El presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, y el líder del PSOE, Pedro Sánchez, candidatos a la presidencia del Gobierno para las elecciones generales del 20-D, a su llegada al debate moderado por el presidente de la Academia de Televisión, Manuel Campo V

El presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, en primer plano ante el líder del PSOE, Pedro Sánchez, antes de sentarse en la mesa del debate organizado por la Academia de la Televisión y retransmitido en directo por 'Público'.- EFE/ Juanjo Martín

MADRID.- Es probable que en los cuatro años que Mariano Rajoy lleva como presidente del Gobierno y a apenas seis días de que se decida su reelección como candidato del PP, nunca se le haya visto tan desencajado como cuando el líder del PSOE, Pedro Sánchez, le espetó en el cara a cara mantenido esta noche en la Academia de la Televisión: "Usted no es una persona decente".

Entonces, el debate que por momentos amenazaba con alargarse nada más que con lo tedioso del reproche mutuo (Sánchez a lo que hace Rajoy y éste a lo que hizo José Luis Rodríguez Zapatero cuando gobernó), cobró vida con un ataque durísimo del candidato del PSOE al jefe del Ejecutivo en el que empezó con un relato del caso Bárcenas desde que el extesorero de PP fue imputado y concluyó diciendo a Rajoy que España no se podía "permitir" que él volviese a presidirla, porque "usted no es una persona decente".



El presidente del Gobierno reaccionó visiblemente dolido y le increpó a Sánchez en lo que ya se entiende como una ruptura total entre ambos: "Hasta aquí hemos llegado", le dijo. "Yo soy un político honrado, jamás me ha citado nadie en ningún juzgado ni jamás me acusó nadie de apropiarme de nada", le recordó Rajoy. El jefe del Ejecutivo, echado hacia delante en la mesa, le garantizó al socialista que iba a "perder las elecciones" y, aunque de eso puede recuperarse uno, no así de haberle acusado de no ser "una persona decente".

Luis Bárcenas, extesorero y exsenador del PP. EFE

A pesar de los intentos del moderador del debate, el periodista Manuel Campo Vidal, por aflojar la tensión y reconducir el debate al tema de Catalunya, los candidatos insistieron en la discusión: "Como mínimo, soy tan honrado como usted", espetó Rajoy a Sánchez, que le acusó de hacer una "afirmación ruin, miserable y mezquina" y le pidió que "si tiene algo contra" él, le lleve "a los juzgados". El presidente del Gobierno, aunque en un principio advirtió al socialista de que no hablaría del caso de la corrupción de los EREs andaluces, terminó recordando a Sánchez que hay dos presidentes del PSOE "imputados" junto a 200 personas más por el caso de los ERE andaluces. Aunque sobre todo, le insistió: "Yo soy un político honesto".

Pasado y presente

Más allá del tema de la corrupción, el debate giró en torno a la economía, con un Rajoy centrado en criticar la gestión del Gobierno de Zapatero y en ensalzar la recuperación que ha llegado a España gracias la suya. A pesar de los reproches de Sánchez sobre la economía real (recortes en dependencia o precarización de los salarios), el presidente del Gobierno siguió blandiendo un argumentario del que no se ha desprendido tampoco durante los dos tercios de la campaña transcurrida. 

Mariano Rajoy y Pedro Sanchez, y el moderador Manuel Campo Vidal, al inicio del cara a cara. REUTERS/Juan Medina

Mariano Rajoy y Pedro Sanchez, y el moderador Manuel Campo Vidal, al inicio del cara a cara. REUTERS/Juan Medina

"Quiero, y lo voy a conseguir, crear dos millones de empleos en cuatro años", aseguró Rajoy, que insistió en que "cuando llegamos al Gobierno, España era el enfermo de Europa", pero hoy, le recordó el presidente al líder socialista, "somos el país que más crece de Europa". El presidente del Gobierno evitó reconocer el rescate bancario. "No hubo rescate", insistió, aunque sí admitió una "ayuda" que hubo que pedir para salvar empleos o ahorros de las entidades financieras.

El presidente del Gobierno intentó llevar el debate a su terreno cuando repitió a Sánchez en varias ocasiones que explicase su afirmación sobre que él había impedido a las mujeres decidir cuándo ser madres, en referencia a la modificación de la ley del aborto que finalmente se quedó en retoque. "Parece que usted quiere sacar los votos de las mujeres, pero haga el favor de explicarme qué es eso de que yo he recortado el derecho de las mujeres a ser madres", insistió el presidente sin éxito. 

El debate entre Rajoy y Sánchez quedó eclipsado con su duro rifirrafe sobre la corrupción en el PP, que se llevó buena parte del tiempo que iba a estar destinado a otros asunto. A la salida del plató, el jefe del Ejecutivo insistió a preguntas de los periodistas en que "hay cosas que no se pueden permitir" y, según él, la afirmación de Sánchez diciéndole que no es "una persona honesta" es una de ellas.