Publicado: 16.11.2014 08:55 |Actualizado: 16.11.2014 08:55

Rajoy pide que ningún lugar del mundo refugie riqueza de evasores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha apelado hoy al G-20 a trabajar para que ningún lugar del mundo sirva de refugio a la riqueza de quienes no tributan en su país y ninguna autoridad fiscal proteja a los evasores fiscales. Rajoy ha planteado esta demanda en su intervención en la segunda jornada de la cumbre del G20 que se celebra a puerta cerrada en Brisbane (Australia) y en la que ha exhibido el "compromiso moral" de España contra el fraude.

El jefe del Gobierno, según han informado fuentes españolas, ha expuesto los esfuerzos fiscales que ha realizado España en los últimos años y que ha dicho que han sido de los más importantes que se han llevado a cabo entre los países desarrollados. En consecuencia, ha reconocido que han comportado "un gran sacrifico" para los españoles y, por ello, luchar contra la evasión fiscal tiene ese carácter de compromiso moral además de ser un requisito para la mejora de la eficacia y la capacidad de recaudar.

El presidente del Gobierno ha enumerado las medidas aprobadas en España para luchar contra el fraude fiscal, entre ellas la limitación del uso de dinero en efectivo, nuevas obligaciones de información, que no prescriban las rentas no declaradas o la tipificación de nuevos delitos. Además, ha explicado que España ha aumentado su capacidad recaudatoria, lo que sumado a las medidas anti-fraude, representan los objetivos de la reforma fiscal que entrará en vigor el año que viene.

Rajoy ha advertido de que los esfuerzos nacionales deben ir acompañados de una mayor cooperación internacional. Por ello, ha señalado que España respalda todas las medidas del Plan de acción para evitar la evasión fiscal y está entre los países que antes adoptarán el sistema de intercambio automático de información fiscal.

Rajoy ha puesto en valor que Europa también está dando pasos para reforzar la lucha contra el fraude fiscal con medidas como la aprobación el pasado mes de marzo de la directiva de fiscalidad del ahorro y la futura directiva de cooperación administrativa para adaptar la legislación europea al nuevo estándar mundial.

Asimismo, ha recordado que los países europeos del G-20 han impulsado, mediante acuerdos bilaterales, la implantación de la normativa estadounidense (FATCA) para fijar un modelo de información para entidades financieras extranjeras respecto a las cuentas en el exterior de personas físicas y jurídicas de sus nacionales.