Publicado: 28.02.2014 14:53 |Actualizado: 28.02.2014 14:53

Rajoy pide a la UE más medios para la frontera y sigue sin reconocer errores en Ceuta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La inmigración ha regresado al discurso del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a raíz de que el pasado día 6 al menos 15 inmigrantes murieran tratando de alcanzar las costas de Ceuta y tras ser duramente reprimidos por la Guardia Civil. Ahora es para él, un asunto de "una importancia capital". Pero el jefe del Ejecutivo sigue sin reconocer ningún error del cuerpo armado en la gestión de los sucesos, sin pedir disculpas, y aceptando que ni un solo miembro del Ministerio del Interior haya asumido ninguna responsabilidad en lo sucedido.

Rajoy se limita a pedir a la UE más dinero para blindar la frontera. Y eso es lo que ha hecho este viernes durante el discurso que ha pronunciado en el acto de clausura de las jornadas sobre Europa organizadas por el Instituto Berggruen en la Casa de América de Madrid. Rajoy ha reclamado así "una verdadera politica de inmigracion europea más eficaz y más solidaria" con los países que como España conforman su frontera exterior. El jefe del Ejecutivo quiere "más medios europeos" y una "dimensión exterior" que aúne "el dialogo con los países de origen y tránsito" y la cooperacion al desarrollo "para contribuir a la construcción de un espacio de prosperidad compartido".

No se trata, a su juicio, "de hacer de Europa una fortaleza", sino que "resulta necesario atajar el problema en su raíz". "La inmigración debe ser una opción y no una obligación para subsistir", ha considerado. Asimismo, Rajoy ha asegurado que la inmigracion irregular, "si se produce en un determinado punto de la unión sea al norte o al sur no es problema ni un desafío localizado, sino un problema integral de la UE". "El irregular no entra solo en España o en Italia, lo está haciendo en el conjunto de Europa", ha remachado.

En la misma línea que el presidente pero yendo un paso más allá, su número dos en el Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, ha querido enviar una advertencia a la Comisión Europea en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, informa Ana Pardo de Vera. Tras las críticas de la comisaria de Interior a la actuación de la Guardia Civil en Ceuta, la portavoz del Gobierno ha pedido "prudencia"cuando se transmitan estos mensajes, ya que son las mafias quetrafican con seres humanos las que "oyen e interpretan" las palabras en función de sus intereses.

La vicepresidenta ha recordado que el miércoles que viene, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, se reunirá con su homólogaeuropea, Cecilia Malsmtröm, para darle "de primera mano" toda la información de la que dispone el Ejecutivo sobre la tragedia de Ceuta de hace tres semanas. El Gobierno busca, asimismo, con este encuentro, la "solidaridad y el compromiso" de la UE para controlar y acabar conla inmigración ilegal.

El presidente del Gobierno también ha hecho alusión al auge de fuerzas políticas antieuropeas en el seno de la UE, y ha confiado en que en las elecciones al Parlamento Europeo que se celebrarán el próximo 25 de mayo estos grupos no obtengan respaldo electoral. Esos comicios, para los que su partido aún no tiene un cabeza de lista conocido, suponen a su juicio "un reto para el europeísmo y para el futuro de Europa". Por eso ha deseado que "alcancen una mayoría sólida" aquellas formaciones que apuestan por la unidad y no las que abogan "por la disgregación, la división y la creación de fronteras". 

Ante personalidades como el expresidente del Gobierno Felipe González, el primer ministro portugués, Passos Coelho, o los exdirigentes italianos Mario Monti y Enrico Letta, Rajoy ha lamentado así que "a la sombra de la pasada crisis económica" algunos estén "alimentando el desapego hacia el proyecto europeo de manera no sólo injusta, sino temeraria". "El antieuropeísmo y la demagogia pretenden poner en cuestión principios básicos de la UE", ha recalcado.

Él ha insistido en que los países que conforman la Unión deben "seguir avanzando en el camino de la integración". Y además, se ha mostrado confiado en que los partidos europeístas podrán "convencer a ciudadanos para que distingan entre la realidad" que se está construyendo "con dificultades sí, pero con resultados tangibles" frente "a los espejismos que algunos pretenden hacernos creer". Rajoy ha vuelto a hablar de la crisis en pasado.