Publicado: 30.05.2015 23:37 |Actualizado: 30.05.2015 23:37

Rajoy presentará los Presupuestos 2016 como estrella de su programa electoral

Hacienda trabaja contrarreloj para cumplir los plazos hasta noviembre y conciliar la bajada del IVA y la reforma fiscal con el objetivo de déficit.

Publicidad
Media: 2.27
Votos: 11
Comentarios:
Mariano Rajoy, esta semana en el Congreso. /EFE

Mariano Rajoy, esta semana en el Congreso. /EFE

MADRID.- El presidente del Gobierno quiere que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2016 sean la mejor carta de presentación para el programa con el que el Partido Popular se presentará a las elecciones generales previstas para noviembre, según los plazos oficiales; incluso, atendiendo a las fechas publicadas esta misma semana por Europa Press, el Gobierno ya baraja dos días para convocarlas, el 22 o el 29 del citado mes.

El Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, según confirman fuentes oficiales, trabaja en estas cuentas conforme a los plazos previstos en el calendario electoral fijado en base a las últimas elecciones generales, del 20 de noviembre de 2011. La única salvedad -no menor- que sí subrayan fuentes del entorno económico del presidente, es que si las elecciones se convocan a finales de noviembre, hay que disolver las Cortes 55 días antes, esto es, sin dejar tiempo a que las cuentas del Ejecutivo sean aprobadas por Congreso y Senado.



No importa. Aunque no puedan aprobarse, la idea de Mariano Rajoy pasaría por presentar los presupuestos a los ciudadanos "sea como sea" en consonancia con su firme compromiso de que los recortes se van suavizando y toca "recoger los frutos" de tanto recorte y "tanto sufrimiento".

Hace unas horas, el mismo Mariano Rajoy, en el foro económico celebrado en Sitges, aseguró que la gente que ahora no notaba la mejora la iría notando con el tiempo y mucho más, cuanto más pasara. El jefe del Ejecutivo está convencido de que el periodo de "crecimiento" económico actual será el mayor de cuantos ha habido en España, gracias a las reformas del PP. Pero sus políticas deben continuar.

"Propaganda electoral"

En esa línea, pues, se presentarían los PGE 2016, únicamente como una declaración de intenciones de lo que el PP pretende aplicar si llega al Gobierno. En la oposición, sin embargo, siempre se han mostrado muy críticos con esta intención de Rajoy y el trabajo de Cristóbal Montoro para sacarla adelante. ya que sólo ven en ella propaganda electoral de cara a las elecciones generales. Pero para esta propaganda (un trabajo de partido), el presidente tiene trabajando al Gobierno; a la Administración en pleno.

En el plan de cuentas de Rajoy estaría incluida la reforma fiscal con el alivio de cargas para las clases medias, las más castigadas por los recortes, y la bajada del IVA (el cultural, en primer lugar), pero fuentes del PP subrayan una piedra en el camino de tanta buena intención tributaria: el objetivo de déficit comprometido con Bruselas y previsto para 2016 (2,8%) frente al del 2015 (4,2%), unos 15.000 millones de euros menos si se quieren cuadrar las cuentas del Estado (administración central y autonómicas, sobre todo). Los conservadores no descartan que, en caso de que el plan de PGE para el año próximo no consiga diseñarse en positivo, se suspenda la idea de presentarlo en octubre.