Publicado: 07.07.2016 11:52 |Actualizado: 07.07.2016 13:16

Rajoy presiona al PSOE con
la necesidad de aprobar los Presupuestos 

El presidente del Ejecutivo en funciones asegura que quiere formar "cuanto antes" un Gobierno "estable" para poder cumplir también con Europa. 

Publicidad
Media: 2.75
Votos: 4
Comentarios:
El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy (i), junto al portavoz parlamentario del PP, Rafael Hernando (d), hoy en el Congreso, donde ha acudido entregar su credencial como diputado de la XII legislatura. EFE/Juan Carlos Hidalgo

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy (i), junto al portavoz parlamentario del PP, Rafael Hernando (d), hoy en el Congreso, donde ha acudido entregar su credencial como diputado de la XII legislatura. EFE/Juan Carlos Hidalgo

MADRID.- Con la política del miedo. Así es como Mariano Rajoy pretende presionar al PSOE para que le permita formar "un Gobierno estable cuanto antes". El presidente del Ejecutivo en funciones advirtió este jueves, tras recoger su acta como diputado en el Congreso, de la necesidad de que la legislatura eche a andar de forma efectiva para, entre otras cuestiones, llegar a aprobar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017. 

"En agosto hay que aprobar el techo de gasto, no sólo para el Gobierno, sino también para las Comunidades Autónomas y las Corporaciones Locales. Sin eso no se pueden hacer unos PGE de manera razonable", argumentó Rajoy, tras recordar que su equipo lleva "200 días en funciones", con las consecuencias que ello conlleva. "No hemos presentado ninguna proposición de ley en las Cortes desde el verano pasado porque no tenía sentido", siguió creando alerta.



"No se pueden repetir las elecciones porque sería un disparate y el Gobierno debería constituirse con la mayor rapidez posible", incidió el jefe del Ejecutivo. Así, recordó que el "23 de septiembre" es la fecha límite para que el Consejo de Ministros apruebe los PGE para que éstos puedan llegar al Congreso para su debate y final aprobación "antes de diciembre". Por ello, "es necesario un Gobierno, al menos, de estabilidad razonable", dijo instando a los socialistas a modificar su postura inicial de rechazo a los conservadores. 

"No tiene sentido que se pueda sacar adelante la investidura y no los Presupuestos"

Las primeras reuniones de Rajoy con los partidos nacionalistas no han salido como esperaba para poder conformar la vía PP (137)- C's (32)- PNV (5)- CC (1)- Nueva Canarias (1): sólo cuenta con el apoyo del escaño de Coalición Canaria, mientras que PNV y ERC han anunciado su 'no' al PP en un futuro debate de investidura. Por ello, Rajoy sigue buscando, si no la gran coalición en la que PP y PSOE compartan Ejecutivo, al menos, un acuerdo "de mínimos" que le permita sacar adelante algunas leyes.

"No se trata de superar una investidura, sino de que ese Gobierno pueda gobernar. No tiene sentido que se pueda sacar adelante la investidura y no los Presupuestos", incidió el actual inquilino de la Moncloa, instando a la oposición a valorar, además, que "la economía va bien y sería una pena que por no formar Gobierno las cosas empezaran a complicarse". 

Asimismo, recordó que hay temas pendientes con la Unión Europea "que exigen tomar decisiones". "Hay directivas europeas por aprobar, la senda de déficit, los problemas derivados del Bréxit y negociaciones que requieren unanimidad, como las relativas a la energía", enumeró Rajoy. Y se mostró de acuerdo con el artículo de Felipe González en El País en tres cuestiones: "Coincido en que no puede haber terceras elecciones, en que [la situación postelectoral] tiene que resolverse rápidamente y en que el Gobierno tiene que tener estabilidad", concluyó. 

"Decide el Rey"

"No conozco la posición de Sánchez. Y si la hubiera, no sé si sería la definitiva"

No obstante, no ha querido pronunciarse sobre el escenario actual, en el que los socialistas -con quienes aún no se ha reunido- mantienen su rechazo a abstenerse para permitir que gobierne Rajoy. "No conozco la posición de Pedro Sánchez, no me la ha contado. Y si la hubiera no sé si sería la definitiva o no", aventuró, dejando caer que confía en que el PSOE cambie su postura.

Y, pese a que es él quien ha llamado al resto de formaciones para intentar negociar, ha dejado el resto de encuentros en manos de PSOE y Ciudadanos, los dos partidos relevantes para él que faltan por acudir -también CDC y Podemos- a la Moncloa. "Me voy a reunir con todos, donde quieran, el día que quieran y a la hora que quieran. Y las reuniones serán públicas o privadas, según quieran ellos", apostilló alentando los rumores de que ya existen contactos discretos que el PSOE sigue desmintiendo. 

Por último, Rajoy evitó responder si se presentaría a un debate de investidura sin haber logrado primero el sí o la abstención de los socialistas. "Es que yo no soy el candidato", se fue por las ramas. "Eso lo decide el Rey", concluyó.