Público
Público

Convención Nacional del PP Rajoy presume de experiencia y arenga al PP a dar la batalla a los "inexpertos lenguaraces" de Ciudadanos

En lógica de campaña electoral, el presidente del Partido Popular saca pecho por la contundencia de su Ejecutivo en Catalunya, vende las bondades de su Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado, para el que todavía no tiene apoyos. Se muestra duro con todos sus adversarios políticos: esa "colección de parlanchines", decía, se habría colgado muchas "medallas", si hubieran hecho "la mitad" de lo que ha hecho su Gobierno.

Publicidad
Media: 3
Votos: 1

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el presidente de Nuevas Generaciones, Diego Gago (i), en un acto con jóvenes durante la Convención Nacional del PP que se celebra hoy en Sevilla. EFE/Julio Muñoz

Falta un año para las autonómicas y municipales, pero Mariano Rajoy ya ha entrado en precampaña: "Salgamos a ganar". El presidente del Gobierno y del PP ha sacado pecho este domingo por los logros y la labor de su Ejecutivo, y ha arengado a los suyos a dar la batalla contra Ciudadanos. Todo, sin rastro de autocrítica, y sin dejar de presumir de sus siglas.

En un momento en el que Génova mira con preocupación el avance del partido naranja en las encuestas, Rajoy pide a militantes y dirigentes que aguanten los embates, y carga duramente contra sus rivales, esos "parlanchines", "inexpertos lenguaraces que tantos consejos regalan". 

"Los demás son una apuesta, y nosotros no; los demás son una hipótesis , y nosotros somos una certeza", esgrimía, sin escatimar en adjetivos y dardos al resto de fuerzas

"Los demás son una apuesta, y nosotros no; los demás son una hipótesis , y nosotros somos una certeza", esgrimía, sin escatimar en dardos para el resto de fuerzas. 

Así, y frente a quienes presumen de que "no han gobernado" nunca, "como si fuera un mérito", Rajoy intenta usar su experiencia como garantía de éxito, y vende al PP como el partido de la "sensatez, prudencia y la moderación".  También como el de la contundencia en Catalunya: "Gracias a la actuación del Gobierno, un procesado por la Justicia [Carles Puigdemont] no preside la Generalitat de Catalunya", mitineaba.

Cs, buscando recetas "como quienes compran imanes para un frigorífico"

En la misma línea, en su repaso a Ciudadanos, les afeaba que "escudriñan y buscan" en otros países las "recetas" que creen necesarias para España, "como quien compra imanes para decorar un frigorífico". "Hay otros que son peores, y puestos a buscar modelos, prefieren picotear en Irán o Venezuela", apostillaba, en alusión a Podemos -esos que "se han quedado con la única política que conocen", la de "las asambleas de la facultad".  

Rajoy tampoco escatimaba en críticas al PSOE , y lo hacía al tiempo que le exigía avances en materia del pacto del agua. En esencia, y más allá de la acostumbrada retahíla de cifras macro para vender su gestión, el líder del PP ha tocado los temas más importantes para los suyos, como la situación de las pensiones o el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2018, para el que todavía no ha atado los apoyos que necesita.

El jefe del Ejecutivo ha cerrado este domingo con su discurso la Convención Nacional del PP, que arrancó este viernes, en Sevilla. En él, todo el Gobierno, y muy particularmente Rajoy, se han esforzado por levantar la moral de dirigentes y militantes del PP, en un momento complicado para los conservadores, con varios frentes abiertos -de la parálisis en Catalunya al máster de Cristina Cifuentes-.

Consciente de esta situación, y del probable adelanto electoral en Andalucía, el líder del Ejecutivo ha ensalzado a su candidato para presidir la Junta, Juan Manuel Moreno Bonilla. Uno de sus cuatro "salgamos a ganar" se adaptaba a este marco: los otros tres anticipaban que, hasta los comicios autonómicos y municipales de 2019, espera una larga precampaña.