Publicado: 15.10.2014 10:26 |Actualizado: 15.10.2014 10:26

Rajoy presume de su gestión en la crisis del ébola: "El problema está encauzado"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La crisis del ébola ha generado el primer gran choque de trenes en sede parlamentaria entre el Gobierno y la nueva dirección socialista, que ha hecho de este asunto un verdadero caballo de batalla para denunciar la gestión llevada a cabo hasta el momento por el Ejecutivo del PP. Tras la condescendencia mostrada nada más conocerse la infección de la auxiliar sanitaria Teresa Romero en el hospital madrileño Carlos III, Pedro Sánchez ha decididio pasar al ataque.

Así se puso de manifiesto en la sesión de control del miércoles por la mañana en el Congreso de los Diputados en la que tanto el líder socialista como el portavoz parlamentario, Antonio Hernando, mantuvieron duros encontronazos con Mariano Rajoy y la vicepresidenta Sáenz de Santamaría a cuenta de la crisis del ébola. Los dos máximos responsables del Ejecutivo se mostraron impasibles y convencidos de que el Gobierno ha actuado correctamente.

Es más, el presidente Rajoy alardeó de las medidas y actuaciones implementadas por su Gobierno, de la coordinación con otras instancias como la consejería madrileña de Sanidad como la Unión Europea. "El problema está encauzado", sentenció Rajoy a la hora de resumir la gestión llevada a cabo. Sin embargo, en su rifi-rafe con Pedro Sánchez volvió a eludir cualquier alusión a su ministra de Sanidad, Ana Mato; prefirió presumir de la coordinación llevada a cabo por la comisión técnica "puesta en marcha de forma inmediata" que preside su mano derecha, Soraya Sáenz de Santamaría. Y en ese contexto se negóa comparecer por entender que los ciudadanos españoles tienen toda la información necesaria.

 Pedro Sánchez: "Usted es el presidente de un desgobierno en el que la vicepresidenta se encarga de la sanidad y la ministra de Sanidad no se ocupa de nada, afortunadamente"

El socialista Sánchez le recordó que los profesionales "con los que me he reunido califican la actuación de los responsables de su Gobierno como desvergüenza. En realidad, señor Rajoy, usted cree que gobernar es hacerse una foto en las escalinatas del hospital. Usted es el presidente de un desgobierno en el que la vicepresidenta se encarga de la sanidad y la ministra de Sanidad no se ocupa de nada, afortunadamente".

"Le pido que dé la cara en el Congreso de los Diputados porque, entre otras cosas, todavía estamos esperando que repruebe las palabras y la actitud del consejero madrileño de Sanidad culpabilizando a la víctima y explique por qué tardaron más de cinco días en reaccionar mientras la sociedad española se quedaba con la boca abierta mitrando a un Gobierno que no estaba", añadió el líder del PSOE.

"Quien ha dejado con la boca abierta a los españoles es quien pide la desaparición del ministerio de Defensa y quien se propone vetar a un comisario español y fracasa", respondió  Rajoy en su segunda intervención en medio de fuertes aplausos de su bancada. Y, ya crecido, lanzó la primera descalificación política a su nuevo oponente político: "Si tiene alguna idea apórtela ya porque hasta ahora no ha traído ni una sola a esta cámara".

El enfrentamiento entre las dos bancadas continuó con la pregunta siguiente formulada por el portavoz del grupo parlamentario socialista, Antonio Hernando, a la vicepresidenta Sáenz de Santamaría. El representante de la oposición socialista en la Cámara baja, que según pasan las sesiones de control mejora notablemente sus intervenciones, inició sus palabras con una fuerte andanada: "Me dan ganas de callar para que usted, señora vicepresidenta, tenga los cinco minutos enteros para explicar a los ciudadanos españoles lo sucedido", dijo. Y entre otras cosas Hernando preguntó "si no les da vergüenza las palabras del consejero madrileño".

La vicepresidenta, con la agresividad que acostumbra a usar cuando se siente muy presionada, le respondió diciendo que tiene "cinco minutos y 24 horas para dar explicaciones pero no para hacer demagogia como su señoría". Y recurrió al pasado para sugerir tiempos de reacción y actitudes de gobiernos anteriores en crisis sanitarias del pasado reciente. "Cuente usted cuánto se tardo en actuar en algunos casos y luego me lo dice", insistió Sáenz de Santamaría.

Antonio Hernando (PSOE): "¿también tiene la culpa de lo que ha pasado con el ébola la herencia recibida?" 

Hernando ironizó sobre esta nueva modalidad de la herencia recibida —"¿también tiene la culpa de lo que ha pasado la herencia recibida?", dijo—. "Los ciudadanos miraron al Gobierno en los momentos de más incertidumbre en esta crisis del ébola y el Gobierno no estaba ¿Hasta cuándo van a seguir así?", concluyó el portavoz socialista.

Momentos después hubo una batería cuatro preguntas desde la bancada socialista a la ministra Ana Mato. De estos duelos dialécticos apenas hay otra conclusión que no sea la de que la titular del ministerio no se siente responsable de ninguna mala actuación en relación a la gestión de la crisis del ébola y que en todo momento ha actuado en función de los intereses público. Y de ahí no hay quien la saque.


http://www.quoners.es/debate/crees-que-ana-mato-deberia-dimitir