Publicado: 28.11.2015 14:08 |Actualizado: 28.11.2015 14:34

Rajoy intenta comprar votos con la promesa de bajar dos puntos el IRPF

El presidente vuelve a abrir la puerta una bajada de los tipos máximo y mínimo del impuesto, que se encuentran actualmente en el 19% y en el 45%, después de una reforma fiscal con la que subió los impuestos nada más llegar al poder en 2011.

Publicidad
Media: 1.67
Votos: 3
Comentarios:
El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, acompañado por la vicesecretaria de Estudios y Programas del Partido Popular, Andrea Levy,2ºiz., la presidenta del PPVC, Isabel Bonig,iz., el presidente del PP de Valencia, Vicente Betorete, y Elena Bast

El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, durante el acto de presentación del programa electoral del PP para las elecciones del 20 de diciembre en Valencia. EFE/ Juan Carlos Cárdenas

MADRID.- Nada más llegar a La Moncloa, el recién estrenado presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, decidió acometer una reforma tributaria en la que se subieron los impuestos a todos los españoles "ante la difícil situación de las cuentas públicas".

Han pasado cuatro largos años desde entonces, en los que la idea de la 'rebaja de impuestos' no ha pasado por la mente de los que forman el Ejecutivo del PP en el Gobierno. Pero este mismo sábado, a tres semanas de las elecciones generales, Rajoy ha hecho esa esperada promesa electoral.

El presidente ha prometido que si el PP gana las elecciones generales del próximo 20 de diciembre bajará dos puntos porcentuales el impuesto sobre la renta de forma que el tipo marginal mínimo caiga al 17 por ciento y el máximo al 43 por ciento. Dichos tipos se encuentran actualmente en el 19 y en el 45 por ciento, respectivamente, después .



"Lo que hicimos estos cuatro años esta bien, pero es sólo el aval para lo que debemos hacer en el futuro", dijo el líder del PP en un acto de su partido en Valencia en el que presentó las líneas principales de su programa electoral. Rajoy, que exhibe el balance económico de su Ejecutivo como su mejor baza electoral, ya había avanzado esta semana que si era reelegido quería bajar de nuevo los impuestos a lo largo de la próxima legislatura, aunque no había concretado ninguna cifra al respecto.

Durante el apasionado acto del hoy, Rajoy también ha dicho que su Gobierno aprobaría nuevas medidas para convertir muchos contratos temporales en indefinidos, pero sobre esto olvidó ampliar más detalles. "Vamos a intentar que el empleo sea cada vez de mayor calidad", dijo.

Entre las novedades fiscales que el PP quiere llevar a cabo, el presidente también mencionó el incremento de la cuantía de los cheques familiares, con una nueva ayuda para los discapacitados. Y eso lo dice en una soleada mañana de sábado, después de que su Gobierno haya recortado más de 5.000 millones de euros en servicios sociales en los últimos tres años.