Publicado: 08.10.2016 13:43 |Actualizado: 08.10.2016 14:17

Rajoy promete que va a trabajar "día
a día" para ganarse la gobernabilidad

El presidente del Gobierno en funciones vuelve a presionar al PSOE asegurando que "lo razonable es que se deje gobernar a nuestro partido", que no es "una pandilla".

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
El presidente del Gobierno en funciones y líder del PP, Mariano Rajoy, que participa en Zaragoza en la celebración del Día del Afiliado del Partido Popular en Aragón. /EFE

El presidente del Gobierno en funciones y líder del PP, Mariano Rajoy, que participa en Zaragoza en la celebración del Día del Afiliado del Partido Popular en Aragón. /EFE

ZARAGOZA.- El jefe del Ejecutivo en funciones, Mariano Rajoy, ha insistido hoy en enviar un mensaje al PSOE al reiterar que no impondrá "ninguna condición" para ser investido presidente, y ha prometido que, en caso de lograrlo, trabajará "día día" para ganarse la "gobernabilidad".

En un acto en Zaragoza, Rajoy ha insistido en que trabajará "con humildad y con paciencia" para conseguir esa gobernabilidad y hará cuanto esté en su mano para ganársela. "Creo que a estas alturas de la historia lo razonable es que se deje gobernar a nuestro partido", ha señalado el líder del PP, quien ha subrayado que tras casi 300 días de un gobierno en funciones, que no puede tomar las "decisiones importantes que requiere un país" ya es "suficiente" y debe formarse gobierno.

Además ha insistido en que "el PP no quiere unas terceras elecciones" que serían "una locura y un auténtico disparate" y de las que "nadie saldría beneficiado", y ha subrayado que todavía hay tiempo de evitar que el bloqueo político "dañe seriamente" a la recuperación.



"Ya hemos tenido suficiente; lo lógico, lo sensato y lo razonable, y lo que demandan con razón la mayoría de los españoles es que las cosas vuelvan a la normalidad", ha señalado Rajoy, quien de nuevo ha señalado que su partido tiende la mano a las fuerzas constitucionalistas para llegar a "grandes consensos". Y ha añadido que España "necesita y merece" esos consensos de los partidos constitucionalistas, porque es además "lo que los españoles demandan".

Por otra parte, y en esta comunidad en la que el presidente autonómico, el socialista Javier Lambán, fue investido con los votos de Podemos, Rajoy ha subrayado las consecuencias negativas que tiene, en su opinión "dejar descansar la gobernabilidad en el extremismo". Así, ha apuntado que la primera lección que debe extraerse tras las elecciones municipales y autonómicas del año pasado es que hay que "respetar la voluntad de los que votan" y dejar que gobierne el más votado.

"Hacer descansar la gobernabilidad en el extremismo nunca trae cosas buenas a la gente, al contrario, solo parálisis en gobiernos e instituciones, inestabilidad política y desatención de los problemas de los ciudadanos", ha señalado. Y ha insistido en que cuando se deja la gobernabilidad en manos de los "radicales" sólo surgen "extravagancias y problemas de todo orden".

Para Rajoy la "aportación del radicalismo" y de los "aficionados a la política" ha traído además "inestabilidad, retroceso en todos los órdenes y paralización del funcionamiento normal de la economía y las instituciones". Y por todo ello ha subrayado que el PP trabajará para que "esto no se vuelva a producir en el futuro".