Público
Público

Rajoy promete una distribución "ordenada" del déficit entre todas las AAPP

El presidente del Gobierno elude responder si Catalunya saldrá más beneficiada que otras comunidades en la distribución del déficit

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha prometido este sábado que se hará una 'distribución' ordenada del déficit entre todas las administraciones y se ha mostrado convencido de que se llegará a un acuerdo y entendimiento con las comunidades autónomas para el reparto. En su discurso de clausura de la XIX Interparlamentaria del PP en Salamanca, Rajoy ha subrayado en cualquier caso el gran esfuerzo que han hecho todas y cada una de las administraciones para reducir el déficit, lo que demuestra que todos, independientemente de su ideología, 'son capaces de trabajar en aras del bien común', y de tirar del 'mismo carro'.

En los últimos días, el reparto del déficit ha abierto una rebelión interna en las filas populares, con algunos barones que rechazan de plano el déficit a la carta que prevé aplicara el Gobierno por entender que se pretende beneficiar a Catalunya.

Tras reconocer que los intereses de unos y otros 'no coinciden muchas veces', algo que 'es lógico', Rajoy ha insistido en que habrá finalmente consenso porque todos son 'civilizados y sensatos'. El jefe del Ejecutivo ha subrayado en cualquier caso el gran esfuerzo que han hecho todas y cada una de las administraciones para reducir el déficit, lo que demuestra que todos, independientemente de su ideología, 'son capaces de trabajar en aras del bien común', y de tirar del 'mismo carro'.

En una conversación informal con periodistas a la salida de la Interparlamentaria, y acompañado del presidente castellanoleonés, Juan Vicente Herrera, Rajoy ha insistido en que no le preocupa el tema del reparto del déficit, y en cualquier caso ha recordado que no hay nada cerrado. El jefe del Ejecutivo no ha querido, no obstante, aclarar si Catalunya saldrá más beneficiada que otras comunidades en ese reparto, al eludir responder a esa pregunta.

En su discurso, Rajoy ha señalado por otra parte que no estará 'de ninguna manera satisfecho' mientras la economía no vuelva a crecer y no se cree empleo. 'Destruir es muy fácil y construir es muy complicado', ha señalado el presidente, para quien el Gobierno 'sabe dónde va', y al final de la legislatura la economía crecerá, se crearán puestos de trabajo y se podrán bajar los impuestos.

También se ha referido Rajoy en su intervención a la petición de pactos de Estado y grandes acuerdos que está encima de la mesa y que está pidiendo la oposición. Ha dicho que él y todos están a favor de que haya grandes acuerdos, pero acuerdos 'que funcionen', y ha recordado que quienes ahora los piden han estado 'en contra de todas las reformas' que ha puesto en marcha su Gobierno.

En cualquier caso ha asegurado que la reunión con los agentes sociales de esta semana fue 'muy bien', aunque no ve la posibilidad de llegar a un gran acuerdo global porque hay muchas cosas es las que es 'muy difícil' que puedan entenderse, por ejemplo con los sindicatos en lo que se refiere a la reforma laboral. Pero sí cree que hay muchas otras cosas en las que se pueden entender, como en política europea, en moderación salarial y de beneficios y en las decisiones que se van a tomar a la hora de fijar los precios públicos que hay que 'contener'. Además ha recordado que ha quedado en hablar sobre la sostenibilidad de las pensiones, la reforma de la administración, la política de formación y las políticas de ingresos y gastos públicos.

Rajoy ha revelado que la multinacional Renault decidió continuar y potenciar su actividad en la planta de montaje de Valladolid, y su actividad en otras factorías españolas, debido a las reformas emprendidas por el Ejecutivo. '¿Por qué creéis que el presidente de Renault nos dijo en la reunión que tuvimos en Moncloa que iba a crear 1.300 puestos de trabajo y fabricar miles de coches?', se ha preguntado dirigiéndose a los participantes en la XIX Interparlamentaria del PP. 'Porque en España se estaban haciendo reformas y eso es lo que motivó la decisión de Renault', ha afirmado dirigiéndose al presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, que estuvo también en esa reunión, celebrada el 22 de octubre de 2012, a la que asistió el presidente mundial de la alianza Renault-Nissan, Carlos Ghosn.

Minutos antes de la intervención de Rajoy, el presidente de Castilla y Léon, Juan Vicente Herrera, en un duro discurso, ha calificado de 'irritante' la actitud de Artur Mas y ha avisado de que será 'un esfuerzo inútil intentar contentar al que nunca se va a dar por satisfecho y hace de la diferencia su única razón de ser'.

Herrera ha reclamado ante el jefe del Ejecutivo que se mantenga un mismo objetivo de déficit para todas las comunidades, de forma que 'no se penalice ni desincentive' a las que más esfuerzos hicieron en 2012. El presidente castellanoleonés ha admitido que tal vez todos los responsables autonómicos han 'precipitado' un debate público sobre esta cuestión lleno de 'gestos' y declaraciones individuales y 'poco favorecedor de acuerdos'.

Ha apuntado en cualquier caso que entiende que las cosas exijan 'su orden' y que antes de abordar la cuestión del déficit de cada comunidad hay que acordar una distribución justa entre las distintas administraciones. En su opinión, un reparto justo sería el de un 35% del objetivo de déficit para las comunidades y ha expresado el compromiso de Castilla y León de favorecer los posibles acuerdos, puesto que 'defenderemos la solidaridad' y también 'la ofreceremos a los que lealmente la puedan necesitar'.

CiU interpelará esta semana al Gobierno sobre la distribución, entre las administraciones, de los objetivos de déficit para 2013, que quiere para las autonomías superior al 2%, y la 'efectiva participación' de éstas en el aumento de ingresos derivado del alza de impuestos. En el Pleno del Congreso del próximo miércoles, este grupo parlamentario hará ver que, para determinar el ajuste del gasto público, es necesario fijar los objetivos de déficit para cada administración y el grado de participación de las comunidades en las recientes subidas de impuestos.

En el texto de la interpelación señala que la confirmación del Gobierno del objetivo de déficit de las autonomías en el 1,2% del PIB y flexibilizarlo de forma asimétrica entre ellas ha originado 'un encendido debate'. El grupo está sorprendido porque sea éste el debate y no la distribución del objetivo de déficit entre la administración central y las comunidades, que tienen el 36% del gasto público total, por lo que 'sería coherente' que fuera ese porcentaje el que determinase la distribución de los objetivos de déficit entre administraciones. Si fuera así, precisa CiU, ese objetivo en 2013 para las comunidades sería el doble del señalado, el 2,4% y, 'en ningún caso', inferior a un tercio del que Europa fije a España (2,1%).

CiU se pregunta por qué el Ejecutivo las excluye 'totalmente' del incremento de recaudación de más de 41.000 millones de euros 'que estima el Gobierno que va a percibir por las alzas de impuestos de 2012 y 2013'. Quiere saber por qué ingresara la totalidad de los incrementos netos de recaudación y las razones para justificar la asimetría entre los esfuerzos exigidos a las comunidades y los que se autoexige la administración central. CiU recuerda que las autonomías participan en un 50% de la recaudación del IVA y del 58 % de los impuestos especiales y preguntará por qué no recibe en esos porcentajes los aumentos netos de recaudación obtenidos después del alza de los impuestos.