Publicado: 30.05.2015 13:20 |Actualizado: 30.05.2015 15:21

Rajoy ratifica que se presenta en las elecciones generales

Dice haber oído el mensaje de los 2,5 millones de electores que han dejado de votar al PP y promete corregir los defectos: “Tenemos cosas que cambiar, pero no la política económica”. Se muestra dispuesto a hablar con el gobierno catalán, pero cree que no se han de convocar elecciones el 27-S

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Rajoy ante el Círculo de Economía

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, junto al presidente del Cercle d'Economia, Antón Costas, durante la clausura de la reunión anual del lobby empresarial. EFE/Susanna Sáez

"La corrupción, el martilleo en las televisiones y la forma de tratarla nos ha hecho daño", destaca Rajoy

SITGES (BARCELONA).-  El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha ratificado este sábado que será el candidato a encabezar las listas del Partido Popular en las próximas elecciones generales.

Seis días después de las elecciones municipales y autonómicas, Rajoy ha clausurado las XXXI Jornadas del Cercle d'Economia de Sitges (Barcelona) y, al inicio de su intervención, ha reiterado su aspiración a ser de nuevo el presidente del Gobierno en la próxima legislatura.

El jefe del Ejecutivo ha explicado a los empresarios catalanes que organizan estas jornadas que esta es la última vez que acude a las mismas en la presente legislatura.

"El año que viene mi intención es volver si me invitan y espero que en la misma condición (como jefe del Gobierno) que hoy", ha subrayado.  "Les aseguro a ustedes que trabajaré para ello".



Mariano Rajoy dice haber oído el mensaje de los 2,5 millones de electores que abandonaron al PP en las pasadas elecciones y promete corregir los defectos: “Tenemos cosas que cambiar y lo haremos, pero no la política económica”.

Reconoce que “la corrupción ha hecho daño al PP”. En realidad, “el martilleo en las televisiones y la forma de tratarla nos ha hecho daño”.

Ahora bien, “lo más sorprendente de estas elecciones fue que el principal partido de la oposición perdiera votantes”, ha añadido el presidente del Gobierno en referencia al resultado obtenido por el PSOE.

Hablará, pero el 27-S no ayuda a la recuperación

En otro momento de su intervención, Rajoy se ha mostrado dispuesto a hablar con el Gobierno catalán, pero cree que no se han de convocar elecciones el 27 de septiembre. Estas elecciones "no ayudan para nada a la recuperación".

Rajoy ha comentado en una breve referencia a los comicios que convoca Artur Mas: "Cuando se anuncia la convocatoria de unas elecciones eso dificulta mucho las cosas. Hacer elecciones el próximo mes de septiembre es un error, porque no tocan".

 

"Ahora toca consolidar la recuperación económica y estas elecciones no ayudan para nada a la recuperación, generan inestabilidad", ha remarcado el presidente.

En cualquier caso, Rajoy ha mantenido su oferta de diálogo al gobierno catalán: "Yo estoy dispuesto a hablar. Hay buenos informes sobre la mesa, uno de ellos del Consejo de Estado de hace unos años que había pedido el anterior presidente del Gobierno", ha asegurado en referencia al informe sobre las vías de reforma de la Constitución en materias como el Senado.

Mariano Rajoy comprende a quienes lo están pasando mal, pero también pide que le comprendan a él: son tiempos difíciles también para los gobernantes.

El presidente del Gobierno ha reiterado  su discurso de la recuperación y de mantenimiento del Estado de Bienestar “en la situación más difícil en décadas”.

Rajoy ha clausurado el encuentro anual del Cercle d'Economia recordando la última vez que estuvo ante ellos, en 2012, cuando algunos pensaban que España estaba al borde del apocalipsis.

Aprender de los errores, corregir los defectos

El año 2015 será “bueno en términos de crecimiento y en términos de empleo. Lo que suceda después dependerá del o que quieran los españoles. Mi partido y yo mismo estamos dispuestos a continuar la tarea que llevamos a cabo. No ha sido fácil hasta ahora, no está siendo ahora y no lo será en el futuro”, ha destacado.

Rajoy ha agradecido a los votantes que eligieron a su opción política, que sigue siendo la más votada. “Es evidente que hay cosas que no hemos hecho bien”. Y ante este retroceso electoral, promete “aprender de los errores, corregir los defectos y continuar con la tarea pendiente”.

“Tenemos cosas que cambiar y lo haremos, pero no en la política económica”, ha destacado. “Sería un error monumental, porque esta política económica crea empleo y mejora la vida de las personas”, ha agregado ante los empresarios.

Cuando lee propuestas “de dar marcha atrás” como en la reforma laboral o en la reforma energética, Rajoy piensa que es”lo peor que se puede hacer en los tiempos en que vivimos”.

“La política económica ha beneficiado a España y a los españoles, pero hay mucha gente a la que todavía no le han llegado los efectos de esa política económica. Pero le llegarán”, ha apostillado.

En respuesta a una pregunta de Costas, acerca de la reforma de la Constitución, Rajoy ha asegurado que "no era la prioridad" de esta legislatura. "En esta materia no son buenas las decisiones unilaterales. No es bueno burlar la legalidad porque es lo que nos identifica como un país civilizado y democrático", ha apuntado.

Reforma de la financiación autonómica en 2016

Pensando en Catalunya, el presidente del Círculo ha trasladado tres peticiones a Rajoy: una reforma del sistema de financiación autonómica, que "meta" a País Vasco y Navarra en la solidaridad del conjunto de autonomías y un mejor reparto competencial, y que todo ello sea sometido a consulta en Catalunya.

Mariano Rajoy ha anunciado que se abordará la reforma de la financiación autonómica en el 2016. El concierto vasco y el convenio navarro, es un modelo "que ha funcionado" y que todos los españoles decidimos voluntariamente al aprobar la Constitución de 1978  sobre su soporte histórico.

A partir de ahí, considera necesario "ponernos de acuerdo entre todos" ya que la reforma de modelo de financiación autonómica es un asunto de gran complejidad y no se puede hacer sólo por mayoría.

En esta legislatura no se ha abordado la reforma de la financiación autonómica, porque hubiera sido "disparado": "sencillamente porque no había dinero". El Estado no tenía "nada" que poner encima de la mesa ante las comunidades autónomas y la prioridad era superar la crisis.

El cambio más sustancial que se está produciendo es en Europa. A este respecto, defiende una política de inmigración común de Europa y recuerda las 17 personas fallecidas este sábado en el Canal de Sicilia. "Y mientras la gente no pueda vivir dignamente en su país", va a venir a Europa "sea como sea", de ahí la necesidad de actuar en los países de origen de los migrantes y  en la lucha contra las mafias.​