Publicado: 04.11.2015 14:28 |Actualizado: 04.11.2015 15:56

Rajoy recurrirá la declaración de independencia del Parlament "al día siguiente, o a los dos como mucho"

El presidente del Gobierno evita adelantar más acciones en Catalunya pero se compromete a informar previamente a todos los partidos. Rechaza una reforma de la Constitución, al menos, mientras persista la crisis soberanista.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su intervención hoy en un foro organizado por el diario "El Mundo", a menos de 50 días de las elecciones generales del 20 de diciembre. / JAVIER LIZÓN (EFE)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su intervención hoy en un foro organizado por el diario "El Mundo", a menos de 50 días de las elecciones generales del 20 de diciembre. / JAVIER LIZÓN (EFE)

El presidente del Gobierno ha adelantado ya que en cuanto el Parlament apruebe la declaración de independencia de Catalunya, la recurrirá "al día siguiente o a los dos días como mucho".

Mariano Rajoy, sin embargo, no ha querido pronunciarse sobre una posible intervención de la autonomía catalana con la aplicación del artículo 155 de la Constitución Española. "No voy a adelantar acontecimientos, no tiene sentido", ha dicho esta mañana en un foro organizado por El Mundo, aunque sí se ha comprometido a "trasladar a todos los partidos" las acciones que vaya a aplicar.



Rajoy, que ha aprovechado su intervención inicial para esbozar las líneas básicas del programa del PP para las elecciones generales del 20 de diciembre, ha asegurado que, con la pretensión independentista en Catalunya, España se enfrenta "al mayor desafío al orden constitucional en décadas", aunque el jefe del Ejecutivo ha advertido de que la reforma de la Carta Magna que plantea la mayoría del resto de partidos no es la solución ni mucho menos es ahora" el momento" de plantearla con la situación existente en Catalunya.

El presidente volvió a mostrarse satisfecho de sus reuniones con los líderes de los partidos políticos para hablar de la cuestión catalana y sostuvo que, aunque con dos de ellos (Podemos e IU) no está de acuerdo porque son partidarios de un referéndum y niegan "el principio de soberanía de todos los españoles", no había perdido "nada" por reunirse con ellos. Rajoy anunció que esta tarde se reunirá también con los agentes sociales en La Moncloa.

Una vez más, y ante la insistencia de los periodistas para tratar de conocer los pasos que tiene el jefe del Ejecutivo en mente para dar en Catalunya, Rajoy ha apelado a la "prudencia y la proporcionalidas", dos virtudes, ha dicho, fundamentales cuando se gobierno, porque no es lo mismo, razonó, "opinar que gobernar". De hecho, recordó que el Estado ha aportado 49.000 millones de euros a Catalunya para financiarse mediante distintos mecanismos, porque los ciudadanos "no tienen la culpa" de lo que hacen sus gobiernos, en referencia a la Generalitat presidida por Artur Mas.

El "error" del sms a Bárcenas

La proximidad de las elecciones generales y la apariencia de sinceridad y cercanía que los políticos quieren dar a sus mensajes ha debido de ablandar la cerrazón del presidente del Gobierno a la hora de hablar de la corrupción en el PP. Así, Rajoy ha dado uno de sus escasos titulares al reconocer, por primera vez en dos años, que cometió "un error" enviando al extesorero del PP, Luis Bárcenas, los sms de apoyo con las frases, entre otras, de "Luis, sé fuerte", "Resiste" o "Hacemos lo que podemos". "Como cualquier ser humano, cometemos errores", concluyó Rajoy.

Los mensajes del líder del PP a su entonces amigo llegaron al teléfono de éste, además, cuando ya se había publicado que el extesorero tenía cuentas millonarias en Suiza, lo que supuso un aldabonazo en la credibilidad de Rajoy con respecto a la financiación de su partido. El jefe del Ejecutivo reconoció también que debería haber sido "más diligente" contra la corrupción, aunque defendió que se han tomado medidas "legislativas" desde el Gobierno que seguramente tendrán efecto y evitarán que los casos conocidos en el PP y que ahora copan los tribunales se vuelvan a repetir.

Rajoy reconoció que la corrupción ha hecho "más daño a su partido" que los recortes económicos ejecutados desde el Gobierno; sobre todo, ha admitido, le ha hecho daño a él "como dirigente político". Con todo, el jefe del Ejecutivo se defendió: "He pedido perdón", sostuvo recordando su única comparecencia parlamentaria para hablar de este asunto y que tuvo lugar un primero de agosto, en 2013. Para el presidente, parece que algunos quieren que él esté hablando de "este tema" todo el día, pero no va a ser el caso. Hoy, a mes y medio de las elecciones generales, se ha explayado.