Público
Público

El enfrentamiento entre Santamaría y Cospedal Rajoy reparte ahora guiños feministas y tilda de "machista" la polémica por la foto de Santamaría y Cospedal 

El presidente del Gobierno dice que el conocido enfrentamiento entre ambas es "irrelevante", e incluso afirma no estar al tanto de su enemistad: "Si hubieran sido dos señores no nos habríamos encontrado con las portadas que hemos visto".

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría (i), y la secretaria general del PP y ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal (d), durante el acto conmemorativo de la Fiesta del 2 de Mayo, celebrado hoy en la Real Casa de Correos de Madrid. EFE/Chema Moya

La enemistad entre Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal viene de lejos, y es de sobra conocida en el PP y en el Gobierno, pero para el jefe del Ejecutivo es "irrelevante" y desconocida.

Mariano Rajoy ha asegurado este jueves no estar al tanto de la mala relación que mantienen la vicepresidenta del Gobierno y la ministra de Defensa, y ha señalado que la polémica sobre la última foto que inmortalizó esta rivalidad, en el acto institucional del Dos de Mayo, es "machista".

"Es un tema muy pequeño, un tema muy machista" ; "Si hubieran sido dos señores no nos habríamos encontrado con las portadas que hemos visto", incidía Rajoy, en entrevista en el programa Espejo Público, de Atresmedia.

A su entender, lo importante es que son dos personas que trabajan "intensamente", y que el Gobierno "funciona muy bien" y está "perfectamente coordinado". 

Además, en la entrevista de este jueves, Rajoy también ha recordado el apoyo del Gobierno a la víctima de La Manada -"Vamos a estar siempre con las víctimas"-, y ha recordado que están dispuestos a "cambiar la ley" -el Código Penal-, sin concretar detalles, tras el escándalo por la polémica sentencia.

Otro de los guiños feministas de Rajoy llegaba con su dardo a la presentadora del programa, Susana Griso, al recordarle que en la recepción que le brindó la cúpula de Atresmedia a su llegada a plató, todos los directivos a los que saludó eran hombres.