Publicado: 07.09.2015 20:49 |Actualizado: 08.09.2015 08:43

Rajoy retiene a su 'gurú' Arriola hasta después de las elecciones generales

El presidente convence a su asesor personal para que retrase su desvinculación profesional de La Moncloa y el PP hasta después de las generales. El sociólogo advierte a los conservadores de que la economía española no está "para correr una maratón".

Publicidad
Media: 4
Votos: 1
Comentarios:
arriola

El sociólogo Pedro Arriola, momentos antes de intervenir en el curso " Pulso de España ", que se celebra esta semana en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en Santander. EFE/Esteban Cobo.

MADRID.- El presidente del Gobierno ha conseguido que Pedro Arriola retrase su anunciada jubilación hasta después de las elecciones generales de diciembre y, por tanto, de las catalanas del 27 de septiembre. Mariano Rajoy quiere seguir contando con el consejo de su gurú principal, que lo fuera también de José María Aznar.

Las noticias sobre el distanciamiento entre Rajoy y Arriola "son falsas", aseguran en el PP, y el jefe del Ejecutivo sigue manteniendo "intacta" su confianza en el marido de Celia Villalobos, vicepresidenta del Congreso de los Diputados.



Arriola vaticina que en las elecciones generales, PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos estarán, "con toda seguridad", por encima del 20% del voto

Cuestión diferente, sostienen las fuentes consultadas, es la relación que Arriola mantenga con la calle Génova y la joven dirección nacional (Javier Arenas aparte) "Es asesor del presidente, y ya", aseguran los conservadores, que reconocen que Arriola forma parte cada vez más del "pasado" del partido, aunque subrayan su papel en el círculo de máxima influencia de Rajoy. De todos es conocido, por ejemplo, la pésima relación que la presidenta del PP de Madrid e inquilina de la primera planta de la sede nacional del partido, Esperanza Aguirre, mantiene con Arriola.

Aguirre siempre se ha mostrado convencida de que la actitud de desconfianza que Rajoy mantiene hacia ella y su resistencia a hacerla candidata del PP al Ayuntamiento de la capital se debe a la opinión negativa que Arriola tiene sobre ella y que ha influido en el presidente. Además, la portavoz municipal del PP y los aguirristas siempre han criticado la estrategia de silencio que el politólogo impuso a Rajoy en momentos tan cruciales como la consulta en Catalunya o en los más duros de la publicación de los detalles del caso Bárcenas, por ejemplo. 

Ahora, las cosas han cambiado en materia de comunicación, aseguran los conservadores con cierto alivio, aunque este giro no es obra de Arriola, sino de Jorge Moragas, director de campaña del PP, director de Gabinete de Rajoy y verdadero hombre fuerte de La Moncloa y de la calle Génova.

rajoy arriola

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, camina tras su asesor Pedro Arriola, en una foto de archivo.

La "profunda y larga" crisis económica "se ha llevado por delante al Gobierno del PSOE y se puede llevar a otro. El enfermo no está para correr una maratón", advierte Arriola

El sociólogo y asesor del presidente del PP intervino ayer en el curso "Pulso en España", de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander, en una de las pocas apariciones públicas que hace. Habló, además, abiertamente del panorama electoral para las generales, una "competición abierta" entre cuatro formaciones políticas (PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos) que estarán, "con toda seguridad", por encima del 20% del voto, informó ayer la agencia EFE.

Arriola se ha mostrado asimismo muy cauto en cuanto a la continuidad del Gobierno de Rajoy, lo que choca con el optimismo manifestado por éste y su partido. El politólogo ha advertido de que la "profunda y larga" crisis económica que ha afectado a España "se ha llevado por delante al Gobierno de un partido como el PSOE y se puede llevar a otro". "El enfermo que estaba en la UCI ahora está en planta, pero no está para correr una maratón", ha resumido Arriola.

En estas condiciones, y "aunque no está todo escrito", el politólogo estima que en los próximos comicios, de acuerdo con las encuestas que se manejan, hay dos formaciones emergentes (Podemos y Ciudadanos) que se encuentran en una situación de "meseta", después de haber crecido de forma notable y cuatro partidos con posibilidades de estar "por encima del 20%" de los votos.