Publicado: 04.11.2015 21:03 |Actualizado: 04.11.2015 23:30

Rajoy reúne por sorpresa a la junta directiva del PP sin listas ni programa para el 20-D

Los 500 integrantes del principal órgano de dirección del partido entre congresos no habían sido convocados desde hace siete meses y no contaban ya con que se celebrase esta reunión antes de las elecciones generales.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
Junta PP Abril15 EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el centro, durante la reunión de la Junta Directiva Nacional del PP el pasado 7 de abril. EFE/Javier Lizón

MADRID.- El presidente del Gobierno ha convocado a la junta directiva nacional del PP para este jueves 5 de noviembre por la tarde, a un mes escaso de que empiece la campaña electoral para las elecciones generales del 20 de diciembre y con un partido sumido en el desconcierto por no conocer la mayoría de los nombres que irán en las listas electorales ni el contenido del programa.

La convocatoria de Mariano Rajoy ha cogido por sorpresa a los 500 integrantes de este órgano colegiado del partido, que no había sido convocado desde hace siete meses, concretamente, desde el 7 de abril, antes de los comicios municipales y autonómicos del 24 de mayo y todavía encabezada por la dirección destituida en junio. Será pues la primera junta directiva de los nuevos vicesecretarios generales Pablo Casado, Andrea Levy, Fernando Martínez Maíllo y Javier Maroto.



Según los estatutos del PP, la junta directiva "se reúne, ordinariamente, al menos una vez cada cuatro meses" y, puesto que ya no lo había hecho antes, todos dudaban de que Rajoy lo fuera hacer ahora y con tantos flecos sueltos, particularmente, los que se refieren a los nombres que acompañarán al candidato a la Presidencia del Gobierno en las 52 circunscripciones electorales.

En este sentido, este jueves a mediodía está prevista también la publicación de la encuesta del CIS sobre la cual, los conservadores son poco optimistas, aunque prevén el inicio de una "leve recuperación" respecto a los resultados de la encuesta de intención de voto anterior a la convocatoria electoral de diciembre, publicada en julio. Entonces, el PP se mantenía como primer partido con una estimación de voto del 28,2%, y ampliaba a 3,3 puntos su ventaja sobre el PSOE, que se quedaba en el 24,9%.

Un 30% de voto o más

El PP se ha marcado un suelo del 30% del voto para las generales, un resultado muy malo en comparación con el de las elecciones de 2011, pero suficiente "para mantener el tipo" y tratar de gobernar con el apoyo de Ciudadanos, razonan en el partido, cuyo ascenso se da por descontado. Por primera vez, además, la encuesta del CIS del jueves 5 recogerá las valoraciones de todos los candidatos a la Presidencia del Gobierno, Pablo Iglesias (Podemos) y Albert Rivera (Ciudadanos), incluidos. En este sentido, el PP asume que la valoración de Rajoy seguirá siendo muy negativa.

Seguramente, apuntan los conservadores, Catalunya será el asunto central de la intervención de Rajoy, pues es en el discurso de la unidad de España donde -con permiso de Ciudadanos- el PP se siente más seguro. Con ésta y la recuperación económica, Rajoy tiene prácticamente completo su mensaje electoral, aunque en el partido son conscientes de que no es suficiente y confían en que a partir del 15 de noviembre, esté "bien armado un programa electoral realista y creíble; la gente ya no acepta compromisos que no se puedan cumplir", razonan.