Publicado: 05.09.2016 14:22 |Actualizado: 05.09.2016 14:22

Rajoy sale en defensa de Soria:
"Es un funcionario que se presentó
a un concurso"

El presidente en funciones elude responder sobre las críticas que desde su propio partido le han hecho por este nombramiento y asegura, tras la cumbre del G-20, que los dirigentes internacionales han avalado sus políticas. 

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 4
Comentarios:
El presidente del Gobierno español en funciones, Mariano Rajoy, durante la rueda de prensa que ha ofrecido hoy al término de la cumbre del G20 que se celebra en China.  EFE/Juan Carlos Hidalgo

El presidente del Gobierno español en funciones, Mariano Rajoy, durante la rueda de prensa que ha ofrecido hoy al término de la cumbre del G20 que se celebra en China. EFE/Juan Carlos Hidalgo

MADRID.- "Ha abandonado la política, ha vuelto a su actividad y ha concursado a una plaza". Mariano Rajoy ha salido hoy así en defensa del nombramiento de José Manuel Soria para un puesto de directivo en el Banco Mundial. El presidente en funciones ha obviado que dicha decisión depende directamente de una comisión técnica perteneciente al Ministerio de Economía y ha comparado la situación como si de un concurso público se tratase.

"Es un funcionario reingresado en la Administración y ha participado en un concurso que se ha resuelto", insistió el todavía jefe del Ejecutivo para defender a su amigo. Y, aunque prometió que el otro ministro cercano a José Manuel Soria, Luis De Guindos, dará explicaciones en el Congreso al respecto, él defendió la legalidad de la decisión pese a saberse que fue una petición del propio extitular de Industria al Gobierno.



Harto de que la mayoría de las preguntas de la prensa fueran en esa dirección pese a estar en China, Rajoy sacó su lado más arisco para vetar toda cuestión relacionada con ese tema. "No sé nada", respondió cuando le expusieron las críticas de su propio partido -la última, de Alberto Núñez Feijóo- a esta decisión. "Ya he dicho lo que tenía que decir sobre ese asunto", espetó en otra intentona. "Es la última pregunta, piénsela bien", dijo visiblemente molesto e intentando mostrar autoridad. La pregunta cayó y él, simplemente, la dejó en blanco.

Su único plan: "perseverar"

Tampoco avanzó con claridad cuáles son sus planes tras la investidura fallida del pasado viernes. "Mi intención es perseverar", resumió. Es decir, que intentará que su acuerdo con Ciudadanos se mantenga -pese a la ruptura mostrada por los de Albert Rivera- y que el PSOE se abstenga a un posible segundo intento de investidura. No obstante, no desveló si tiene previsto reunirse con ambos en los próximos días. 

"Lo único que he escuchado  avala nuestras políticas"

Eso sí, aprovechó el contexto de la cumbre del G-20 para vender el "aval" de los líderes internacionales a su gestión y, así, seguir haciendo campaña. "Lo único que he escuchado aquí avala nuestras políticas", aseguró tras enumerar todos sus 'logros' de crecimiento económico, creación de empleo y hasta de lucha contra el fraude fiscal. "Nuestras políticas económicas están alineadas con lo que todo el mundo considera necesario", siguió con su mitin. 

Por último, no sólo incidió en la necesidad de tener un Gobierno "estable" para ganar más confianza del exterior en España, sino que aprovechó la cumbre internacional para seguir responsabilizando a Pedro Sánchez del bloqueo y presionándole para que "permita que haya Gobierno". "Todo el mundo me pregunta aquí si habrá terceras elecciones, no me preguntan nada más, porque esto no es normal", concluyó.