Publicado: 23.11.2016 10:50 |Actualizado: 23.11.2016 10:50

Rajoy sigue impasible: "Voy a mantener las políticas de estos años"

Ni Antonio Hernando ni Albert Rivera logran arrancar del presidente del Gobierno compromisos concretos para impulsar el crecimiento del empleo y reducir la precariedad de los contratos.

Publicidad
Media: 2
Votos: 2
Comentarios:
Mariano Rajoy durante la primera sesión del control al Gobierno, después de trece meses / EFE

Mariano Rajoy durante la primera sesión del control al Gobierno, después de trece meses / EFE

MADRID. - El Congreso de los Diputados ha vuelto a celebrar una sesión de control al Gobierno, la primera en trece meses y después de dos procesos electorales. Pues bien, al igual que ocurrió ayer en el Senado, el presidente del Gobierno se ha mostrado ante sus interpelantes como si nada hubiera cambiado, como si siguiera teniendo la mayoría absoluta que le cobijó desde diciembre de 2011. Una especie de “decíamos ayer” en versión parlamentaria.



El portavoz socialista, Antonio Hernando, convertido como cara visible de su bancada tras la implosión sufrida por la formación socialista, ha interpelado a Rajoy con un tono que ha sonado más a institucional que a representante del grupo mayoritario de la oposición. En la legislatura pasada mantuvo una mayor agresividad en sus argumentaciones cuando se enfrentaba a su “alter ego”, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, ausente este miércoles de la primera sesión de control.

Tal vez por eso Rajoy se ha sentido todavía más cómodo y relajado. Y se ha permitido el lujo de actuar como solía con mayoría absoluta. “Yo voy a mantener las políticas de estos años”, ha sentenciado. Esas palabras eran su argumento para responder a la presunta de su interpelante sobre su valoración de las políticas de empleo de su Gobierno. Y hay que reconocer que ante la escasa presión del socialista el presidente redivivo se ha crecido con la simpleza de su contestación: más de lo mismo.

De nada han servido los argumentos, más correctos que incisivos, le ha esgrimido Antonio Hernando, un parlamentario que por lo demás tiene sobrada experiencia en estas lides, pero se le ha notado que era la primera vez que preguntaba a un presidente del Gobierno. “Le vamos a proponer que se recupere la negociación colectiva y también que se recuperen las rentas salariales, en pocas palabras, que se suban los sueldos a través de un aumento a través del SMI”, ha planteado Hernando. “Cambie de políticas porque hasta ahora son negativas para los trabajadores”, le ha espetado.

Pero, nada de nada. Rajoy impasible apoyándose en las consabidas cifras del crecimiento del empleo “desde febrero de 2014 teniendo en cuenta lo que se destruía en los años anteriores”. Nuevas referencias a la herencia recibida, pero sin citar la coletilla. “Ahora se está creando empleo”, ha insistido para concluir que, en consecuencia, hay que mantener las mismas políticas. No se ha salido ni una coma de ese guión.

Una pauta que ha mantenido en su cruce de argumentos con el dirigente de Ciudadanos, Albert Rivera, quien se ha estrenado también en estas lides. Y se le ha notado, claro, imbuido en una especie de institucionalidad que está fuera de lugar en esta práctica cotidiana de la sesión de control. Rivera se ha interesado también por la precariedad laboral, tras emplear unos segundos en anunciar la presentación de una proposición de ley sobre los autónomos.”¿Qué medidas piensa tomar?”, ha preguntado de forma lineal tras citar la reciente sentencia del tribunal europeo en la que se denuncia la precariedad laboral en España.

Pues Rajoy se ha limitado a decir que se ha creado un grupo de trabajo para analizar qué se puede hacer para solventar la denuncia europea, pero nada más. Rivera le ha apretado un poquito más al asegurar que son las administraciones públicas las que más contratos precarios realizan.”Yo no quiero ser el campeón del paro y de la precariedad laboral”, ha proclamado tras mostrar unos carteles con barras estadísticas.

“Yo tampoco quiero ser campeón del paro y de la precariedad”, le ha contestado Rajoy, quien sin embargo ha mantenido su línea: “Vamos en la buena dirección para crear empleo y reducir la precariedad; dos de cada tres trabajadores tienen contratos indefinidos”, ha sido el cuerpo de su argumentación para contestar a su aliado de investidura.

A sesión se ha iniciado con un minuto de silencio tras conocerse el fallecimiento de la senadora Rita Barberá, actualmente en el grupo mixto tras abandonar el PP una vez el Tribunal Supremo decidió investigarla por el caso “Taula” de blanqueo de capitales en el ayuntamiento de Valencia mientras fue su alcaldesa. Esa iniciativa no fue unánime, aunque se llevó a cabo. Los diputados del grupo de Podemos se ausentaron durante esa manifestación, aunque el resto de las bancadas lo secundaron.

Tras acabar su intervención el presidente Rajoy, en los pasillos declaro sobre el repentino fallecimiento de la senadora: “Esto está siendo muy duro”, se ha limitado a decir con semblante consternado al tiempo que confesaba que había conversado con ella antes de su declaración ante el instructor del Tribunal Supremo el pasado lunes.