Público
Público

Rajoy: "Lo que yo tenga que decirle a la señora Cifuentes ya se lo diré en su día"

El presidente del Gobierno evita respaldar públicamente a la presidenta de Madrid, e insiste en señalar a la oposición: "Consejos vendo, que para mi no tengo", les afea. El Ejecutivo no cierra la puerta a recurrir ante el Tribunal Constitucional la decisión de la Mesa del Parlament de Catalunya de aceptar el voto delegado del diputado Toni Comín para facilitar la investidura, pero primero el PP catalán estudia presentar un recurso de reconsideración en la cámara.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante la rueda de prensa conjunta que ha ofrecido en el Palacio de la Moncloa, junto al primer ministro turco, Binali Yildirim. EFE/J.P.Gandul

Mariano Rajoy ya no defiende a capa y espada a Cristina Cifuentes, pero se resiste a avanzar sus planes en lo que toca a su hipotética dimisión forzosa o a su destitución como consecuencia de la moción de censura del PSOE.

"Lo que yo tenga que decirle a la señora Cifuentes, si es que tengo algo que decirle, ya se lo diré en su día", respondía este martes el presidente del Gobierno, al ser preguntado sobre sus conversaciones con la presidenta madrileña, y sobre la moción de censura que en poco más de 10 días podría arrebatar al PP el control de la Comunidad por primera vez en 23 años.

Rajoy mantiene así la posición que adoptó el pasado 13 de abril, evita respaldar públicamente a Cifuentes tras el escándalo de su máster en la Universidad Rey Juan Carlos y señala a la oposición: "No deja de tener su gracia que, de quienes presentan mociones de censura, el primero haya falsificado su currículum y haya dicho que es licenciado en matemáticas", esgrimía Rajoy, en referencia al portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, José Manuel Franco.

Se da la circunstancia de que Cifuentes también ha comparecido este martes, para reducir notablemente su vehemencia en lo que respecta a su decisión de mantenerse aferrada al cargo. En esta ocasión, la presidenta de Madrid ha renunciado al habitual "no voy a dimitir", repetido desde el inicio del escándalo de su máster, para pasar a afirmar que gobernará "hasta el último día", sea "dentro de una semana" o dentro de "tres años". "Acostumbro a no hacer futuribles".

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con el primer ministro turco, Binali Yildirim, antes de la la celebración de la VI Reunión de Alto Nivel hispano-turca. EFE/ Juan Carlos Hidalgo

El presidente del Gobierno ha comparecido en el palacio de la Moncloa este martes, acompañado por el primer ministro de Turquía, Binali Yildrim, tras concluir la Reunión de Alto Nivel Hispano Turca. En esta cumbre, la sexta desde 2009, han participado los ministros de Interior, Fomento, Medio Ambiente y Economía del Ejecutivo de Rajoy, y ambas partes han conversado sobre la cooperación en materia de seguridad y defensa, o sobre los flujos migratorios.

Y, como él mismo ha reconocido, y más allá de engrasar las "muy buenas relaciones bilaterales" con Turquía, el presidente del Gobierno ha reconocido la "marcada dimensión económica" de este encuentro. Yildrim llegaba a España acompañado por una delegación de empresarios que también se ha reunido con la CEOE.

Rajoy rechaza "cambiar" los PGE por transferencias

En otro orden de cosas, el presidente del Gobierno ha afirmado que no va a "cambiar" el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2018 -que llega al Pleno del Congreso de los Diputados este miércoles-, por "transferencias o competencias".

También ha tildado de "absolutamente falso" que haya hablado "con nadie" sobre el acercamiento de presos de ETA a Euskadi, o sobre la caja de la Seguridad Social. Rajoy negaba así la veracidad de las noticias que indicaban que el PNV habría reclamado este tipo de medidas a cambio de apoyar los Presupuestos.

El voto de Comín

Por otro lado, fuentes del Gobierno han señalado que el grupo del PP en el Parlament de Catalunya planteará un recurso de reconsideración ante la Mesa de esta cámara, para que reevalue su decisión de aceptar el voto delegado del diputado Toni Comín para facilitar la investidura. "Estudiaremos todas las acciones legales para evitar que se contravenga la legislación vigente", afirmaba el líder del Ejecutivo en su comparecencia.

En última instancia, esto podría traducirse en la interposición de un nuevo recurso ante el Tribunal Constitucional, aunque de momento esta opción no está sobre la mesa. Desde el Ejecutivo han explicado que prefieren dejar la acción política en manos de los grupos en Catalunya -con dardo para Cs incluido-: "La política hay que hacerla allí; aquí el Gobierno tuvo que intervenir para preservar la legalidad", apostillan.

Además, presumen de que hasta la fecha el Ejecutivo ha ganado todos los recursos presentados sobre esta cuestión ante el Alto Tribunal, y apuntan que, aunque no lo dan "por perdido", la prioridad sigue siendo recurrir lo que a todas luces vayan a ganar.