Público
Público

Rajoy une el Consejo Europeo y el debate sobre el estado de la nación para limitar las críticas

Los grupos parlamentarios ven reducido su tiempo de intervención en cinco minutos. El PSOE le llama "cobarde", mientras que IU pide que se modifique el reglamento para que esto no vuelva a suceder

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno ha conseguido que se mezclen la próxima semana el debate sobre el estado de la nación y la comparecencia de Mariano Rajoy para hablar del último Consejo Europeo, con lo que se asegura reducir el tiempo de las críticas y de las preguntas incómodas que le puedan llegar por parte de la oposición al contar el orden del día con dos temas.

De este modo, los grupos parlamentarios tendrán 35 minutos para hablar de las dos cosas, mientras que antes contaban con 30 minutos para su primera intervención en el debate sobre el estado y otros 10 minutos de réplica.

Además, cada grupo parlamentario podrá presentar un total de 15 propuestas de resolución que se someterán a votación la siguiente semana al debate, el martes 26 de febrero.

La decisión ha sido tomada por la Junta de Portavoces este jueves con los únicos votos favorables del PP. El presidente del Congreso, Jesús Posada, ha defendido este formato asegurando que después de haber 'tanteado todas las opiniones' ha llegado a la conclusión de que es 'más oportuno' que en una sola intervención 'se pueda hablar de todo para no acotar en absoluto los temas'. 'A mí me ha parecido que esto era lo adecuado, porque facilita que cualquier tema pueda tratarse', ha afirmado.

Tras asegurar que 'hay precedentes de todo tipo', ha destacado que 'por ejemplo en 2011, como había habido un Consejo Europeo el presidente lo incorporó al debate como algo de interés'. No está de acuerdo la portavoz del PSOE en el Congreso, Soraya Rodríguez, que ha criticado duramente que Posada haya accedido a la pretensión del Gobierno de acumular ambos debates pese a la oposición 'rotunda' del resto de los grupos, lo que a su juicio ha sido una decisión política claramente equivocada.

En su opinión, esto demuestra la posición 'cobarde' del jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, 'que se esconde y no da la cara', 'elude y huye' de los debates parlamentarios y 'tiene en estos momentos un gobierno absolutamente débil e incapaz de defender su gestión'. La portavoz socialista ha defendido que el debate del estado de la nación es el debate político por excelencia y que no se puede acumular con otro sobre el Consejo Europeo que tampoco ha sido una cumbre más, sino la que ha fijado los presupuestos hasta 2020.

'Rajoy es el presidente que se esconde, se esconde de la sociedad, se esconde de la prensa, y se esconde de la responsabilidades que tiene como presidente', ha señalado tras asegurar que no es verdad, como dice el PP, que la acumulación de estos debates tenga precedentes. En esta misma línea, el portavoz de la Izquierda Plural, José Luis Centella, ha acusado a Rajoy de querer 'huir' y 'descafeinar' el debate y se ha preguntado con ironía si tendrá que seguir la intervención del presidente del Gobierno a través de la televisión.

Frente a ello, Centella ha avanzado que IU llevará al Parlamento 'la voz de la calle' a través de la iniciativa #ARajoyLeDiría, al tiempo que ha reclamado una modificación del Reglamento del Congreso para que no se vuelvan a producir decisiones de este tipo.

También, la portavoz de UPyD, Rosa Díez, ha opinado que se trata de una 'decisión irrespetuosa con los ciudadanos' y con la situación del país porque, a su juicio, 'hurta al Congreso y a los ciudadanos' de un debate 'sosegado, tranquilo y con protagonismo propio' sobre dos asuntos que merecen en sí mismos la máxima atención.

El debate sobre el estado de la nación se celebrará los próximos 20 y 21 de febrero, en la que será la primera cita de este tipo de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno y de Alfredo Pérez Rubalcaba como líder de la oposición.