Publicado: 26.12.2014 14:02 |Actualizado: 26.12.2014 21:16

Rajoy vende un "despegue definitivo de la economía" para el
año de las elecciones

El presidente del Gobierno hace balance de 2014, "sustancial para el empleo", y augura que 2015 será "mucho mejor". Reitera su intención de presentarse como candidato a las generales y evita pronunciarse sobre un pacto electoral con el PSOE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Vista general del salón de Tapices del Palacio de La Moncloa, durante la rueda de prensa de balance de 2015 del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. EFE/Javier Lizón
Vista general del salón de Tapices del Palacio de La Moncloa, durante la rueda de prensa de balance de 2015 del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. EFE/Javier Lizón
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante la rueda de prensa de balance de 2015 en el Palacio de la Moncloa, tras el último Consejo de Ministros del año. EFE/Javier Lizón
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante la rueda de prensa de balance de 2015 en el Palacio de la Moncloa, tras el último Consejo de Ministros del año. EFE/Javier Lizón
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante la rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa, tras el último Consejo de Ministros del año. EFE/Javier Lizón
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante la rueda de prensa de balance de 2015 en el Palacio de la Moncloa. EFE/Javier Lizón
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante la rueda de prensa de balance de 2015 en el Palacio de la Moncloa, tras el último Consejo de Ministros del año. EFE/Javier Lizón
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante la rueda de prensa de balance de 2015 en el Palacio de la Moncloa, tras el último Consejo de Ministros del año. EFE/Javier Lizón
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tras la rueda de prensa de balance de 2015 en el Palacio de la Moncloa. EFE/Javier Lizón
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tras la rueda de prensa de balance de 2015 en el Palacio de la Moncloa. EFE/Javier Lizón

Rozando el triunfalismo, Mariano Rajoy ha ofrecido este viernes su balance del año. El presidente del Gobierno ha empleado gran parte de su intervención en la rueda de prensa que ha ofrecido en el Palacio de la Moncloa para vender el mismo mensaje que el Partido Popular no se ha cansado de repetir en los últimos meses: recuperación y crecimiento económico.

Rajoy ha asegurado que 2015, curiosamente cuando se celebrarán elecciones, será el año del "despegue definitivo de la economía" española. Ha añadido que si las circunstancias exteriores lo permiten, será "mucho mejor" que 2014, que definido como "un año intenso". "Estas son las primeras navidades de la recuperación", ha señalado el presidente en varias ocasiones.

Rajoy: "Nunca hemos engañado a los españoles,
ni antes ni ahora"

Ha negado estar dando un mensaje "triunfalista" y ha recalcado que "nunca hemos engañado a los españoles, ni antes ni ahora" y que su Gobierno "nunca ha caído en el triunfalismo". Sin embargo, ha destacado que "en apenas tres años" los españoles han sido capaces de "dar la vuelta a la imagen del país, y si 2012 fue "el año del ajuste", 2013 fue "el de las reformas", 2014 "el de la recuperación", y 2015 puede ser el del "despegue".

"A algunos les cuesta creerlo, pero esa es la realidad", ha incidido el jefe del Gobierno, para quien España "sigue creciendo con bases sólidas", por encima de la media europea. Su principal prioridad, ha dicho, es el "bienestar de los españoles, y así será hasta que recuperemos el que se llevó la crisis".



Seguramente con la lección aprendida, Rajoy se ha guardado de volver a repetir que la crisis es "historia", pero aún así se ha atrevido a asegurar que ya ha pasado "lo peor" y que ya ha llegado el momento de "recoger los frutos de tanto esfuerzo".

2014, año "sustancial"

El presidente reconoce que
las subidas de las pensiones
y del Salario Mínimo Interprofesional son "modestas"

El jefe del Ejecutivo ha defendido que hace un año pronosticó que 2014 sería mejor que el año anterior y ha asegurado que este pronóstico "se ha cumplido con creces". Para defenderlo, ha presentado los datos que maneja el Gobierno: 550.000 empleos más entre el segundo y tercer trimestre del año, mientras que los últimos doce meses la afiliación a la Seguridad Social ha aumentado en 400.000 personas.

"Estoy convencido de que los datos de diciembre, que se publicarán en pocos días, van a confirmar esta tendencia", ha subrayado, tras indicar que el empleo ha vivido en 2014 un cambio "sustancial", dado que ha sido el primer año, desde 2007, en el que se ha creado empleo neto. "Esto marca un antes y un después", ha reiterado.

 

Sin embargo, Rajoy se ha visto obligado a rebajar, aunque ligeramente, su grado de optimismo y ha reconocido que las subidas de las pensiones y del Salario Mínimo Interprofesional son "modestas".

Exaltación del bipartidismo

Durante su balance, Rajoy no ha perdido la oportunidad de agitar el miedo a un cambio político instando a "no bajar la guardia ni dar marcha atrás" poniendo en peligro las reformas que han propiciado esa supuesta recuperación.

Ha sido entonces cuando ha elogiado el bipartidismo al frente del Gobierno y, sin citar explícitamente a Podemos, ha invitado a preservar ese sistema frente a "otras cosas" que lo único que generan es "inestabilidad, falta de progreso, retroceso y falta de bienestar".

En ese contexto, ha asegurado que el sistema de dos grandes partidos es el que ha permitido también el progreso en países como Estados Unidos, Alemania o Francia.

Pactos con el PSOE

Preguntado por los periodistas desplazados a Moncloa, Rajoy ha puesto sobre la mesa su intención de presentarse como candidato a las elecciones generales. Por otro lado, ha evitado pronunciarse sobre un pacto electoral con el PSOE, pero sí ha defendido posibles pactos en asuntos concretos. "Todo lo demás es futuro", ha comentado sobre una eventual gran coalición de Gobierno.

Rajoy evita pronunciarse sobre Esperanza Aguirre: "Eso no es algo que esté encima de la mesa"

Siguiendo en clave electoral, Rajoy ha evitado dar su visto bueno al ofrecimiento de Esperanza Aguire a liderar la candidatura a la Alcaldía de Madrid. El jefe del Ejecutivo se ha limitado a decir que ya hablará de candidatos "en su día" y que hasta entonces "no procede entrar en nada".

"Eso no es algo que esté encima de la mesa, ni es ocupación de la Presidencia del Gobierno", ha zanjado. Con ello, Rajoy ha dejado claro que el anuncio de la presidenta del PP de Madrid no variará los planes del partido, que celebrará a mediados de enero una convención programática con vistas a las autonómicas y municipales.  

Mensaje a Artur Mas

Durante su intervención, el jefe del Ejecutivo también ha tenido tiempo para lanzar un pequeño mensaje cargado de intención sobre Catalunya, donde, ha dicho, hay quien ha abandonado "la prioridad de cualquier gobernante, que es solucionar problemas en vez de crearlos y atender al bienestar de las personas".

En Catalunya, hay quien ha "abandonado la prioridad de cualquier gobernante, que es solucionar problemas en vez de crearlos"

Por último, Rajoy ha felicitado a los sanitarios que "supieron hacer frente" al ébola y ha celebrado que Teresa Romero "esté viva" después de infectarse con el virus. "Eso demuestra el nivel de nuestro sistema sanitario y la entrega de sus profesionales, algo de lo que todos nos sentimos orgullosos", ha declarado.

Sobre los recortes en Sanidad, en cambio, no ha dicho nada. Como tampoco ha mencionado la crisis desatada por la gestión de la crisis de las autoridades de la Comunidad de Madrid y de la que fuera su ministra Ana Mato.

lea también...