Publicado: 22.12.2013 10:49 |Actualizado: 22.12.2013 10:49

Rajoy visita a los militares que luchan contra la piratería en el Índico

"La comunidad internacional está ganando la batalla por la seguridad marítima y la actividad pesquera", ha recalcado el presidente del Gobierno, quien ha advertido de que no hay que "bajar la guardia"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha destacado este domingo que "España tiene mucho que ver con el éxito de la comunidad internacional contra la piratería en el Índico", frente a las costas de Somalia, pero ha advertido de que "la amenaza sigue presente" y "no podemos bajar la guardia".

El jefe del Ejecutivo ha realizado, acompañado por el ministro de Defensa, Pedro Morenés, y el jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), almirante general Fernando García Sánchez, su primera visita al contingente español en el cuerno de África, integrado por un total de 383 militares distribuidos en las operaciones Atalanta de la Unión Europea y Ocean Shield de la OTAN. A bordo de la fragata de combate Álvaro de Bazán, que comanda la operación de la OTAN, Rajoy ha felicitado las fiestas navideñas y el nuevo año a los soldados españoles y les ha trasladado la felicitación del Rey, del Gobierno y de los españoles por su labor.

El presidente, que llegó a la fragata a bordo de un lancha rápida ya que se encontraba fondeada en las proximidades del puerto de Yibuti, ha explicado que la participación de España en ambas misiones responde a la defensa de los intereses en la zona y al compromiso internacional. Como ejemplo del éxito de ambas misiones, ha detallado que mientras que en 2009 se registraron 163 ataques piratas y secuestrados 46 barcos, ahora la cifra se ha reducido a 13 ataques y ningún barco capturado. Hoy tan sólo queda un buque secuestrado y unos 50 rehenes en manos de los piratas.

"La comunidad internacional está ganando la batalla por la seguridad marítima y la actividad pesquera", ha recalcado Rajoy, quien ha advertido de que no hay que "bajar la guardia" ante la amenaza que "no ha desaparecido y sigue presente. No podemos ser complacientes". Asimismo ha declarado sentirse "orgulloso" por el "éxito" de la misión que es el reflejo de la dedicación, trabajo, compromiso y esfuerzo" de los militares.

La fragata Alvaro de Bazán forma parte y ejerce el mando de la operación Ocean Shield de la OTAN contra la piratería, que se desarrolla en paralelo a la Atalanta, donde España aporta el buque de acción marítima Tornado, con 81 militares a bordo.

En el mismo sentido de agradecimiento se ha pronunciado ante el destacamento aéreo Orión que ha visitado al llegar a Yibuti, donde ha asegurado que recibe muchos elogios por su dedicación y profesionalidad. Ante el medio centenar de militares del destacamento, que cuenta con un avión CN-235 de vigilancia marítima, ha subrayado el trabajo de los españoles en una región clave para la paz y la seguridad y el comercio internacional. También ha resaltado la calidad de los trabajos del contingente español en favor de los pesqueros españoles que faenan en la zona del golfo de Adén y las costas de Somalia y en beneficio del transporte de los mercantes del programa mundial de alimentos.

Rajoy ha permanecido en Yibuti unas ocho horas, en las que ha aprovechado para reunirse con el presidente de Yibuti, Ismail Omar Guelleh. Desde que se puso en marcha en 2008, un total de 25 buques españoles han participado en Atalanta, que nació por iniciativa de Francia y España.

Las unidades españolas han capturado un total de 168 piratas, de los que 50 fueron puestos a disposición judicial, 14 de ellos en la Audiencia Nacional, 7 en Francia, 1 en Yibuti, 17 a Kenia y 11 a Seychelles. Los otros 118 fueron liberados de acuerdo con los procedimientos establecidos.

Desde mayo del pasado año no se han producido secuestros, aunque un buque pesquero con bandera de Omán, con unos 28 tripulantes, y unos 50 rehenes permanecen secuestrados en Somalia.