Publicado: 05.05.2015 21:12 |Actualizado: 05.05.2015 23:30

Rajoy se vuelca con Cospedal y desautoriza a la vicepresidenta y a sus acólitos

El presidente apoya a su secretaria general en cinco actos en Castilla-La Mancha en menos de dos meses para zanjar las críticas a su gestión al frente del PP. Aznar también cerrará su breve gira electoral el 18 en Toledo.

Publicidad
Media: 1.50
Votos: 6
Comentarios:
Rajoy Cospedal Vicepresidenta EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal (c), y la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. EFE

MADRID.- El presidente del Gobierno, que contra el deseo de muchos de sus barones ha optado por volcarse en la campaña del 24-M, estará en tres actos en Castilla-La Mancha de los 22 que protagonizará por toda España durante los quince días que dura la campaña electoral para las autonómicas y municipales.

La comunidad que preside Dolores de Cospedal es, pues, la tierra que más visitará Mariano Rajoy en campaña, seguida de Catalunya, Andalucía, Madrid, Canarias y Galicia, con dos. El líder del PP estará en un acto en Talavera de la Reina (Toledo) el 12 de mayo y el 22, en dos mítines en Cuenca y Guadalajara. El presidente del Gobierno ya estuvo en Ciudad Real el 8 de abril presentando a los candidatos municipales y el 2 de mayo, en Toledo, avalando a la propia Cospedal.



Rajoy estará en Talavera de la Reina (Toledo) el 12 de mayo y el 22, en dos actos en Cuenca y Guadalajara; ya estuvo de precampaña en Ciudad Real el 8 de abril y el 2 de mayo, en Toledo

El mensaje lanzado por Mariano Rajoy con esta decisión tan visible, según lo interpretan en el PP, es muy claro. La crisis desatada en plena Semana Santa, con el estallido público del equipo de la secretaria general del PP y presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, contra la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y su círculo de confianza, y el vicesecretario del PP, Javier Arenas, ha sido más de lo que el presidente del Gobierno podía soportar en materia de rencillas internas, "que detesta", subrayan los conservadores. "El presidente sabe perfectamente de qué va el asunto -explican las fuentes- y, después del agradecimiento público en la Junta Directiva, ha pasado a los hechos" con Cospedal: volcarse con ella en la campaña.

"Los que no saben nada de política"

Efectivamente, Rajoy decidió tomar cartas en el asunto cuando a principios de mes estallaron públicamente las guerras internas del PP y la gente de Cospedal lanzó durísimos reproches a Sáenz de Santamaría y a Arenas por tratar de torpedear la labor de la número dos del PP con filtraciones interesadas. Se hizo sin nombrarlos, pero con alusiones claras como "ésos que no se han presentado a unas elecciones o que no saben nada de política", por la vicepresidenta, o "los que perdieron Andalucía, ésos que no han ganado nunca", por el vicesecretario del PP. Los conservadores vivieron estupefactos este momento y temieron, incluso, que la batalla fuera más allá, aunque Rajoy frenó la crisis negándolo todo el martes posterior a la Semana Santa con una advertencia implícita a los suyos: "No os enredéis en cosas que importan a veinticinco".

¿Es posible que Rajoy haya pedido a Aznar que, con sólo cinco actos, uno sea de respaldo a Cospedal? "Es posible; muy posible", subrayan en el PP

El presidente agradeció a su mano derecha en el partido -y ante Sáenz de Santamaría- su trabajo al frente del PP en la Junta Directiva ("La secretaria general -dijo- ha tenido que lidiar situaciones muy complejas y muy difíciles"), pero además, apostó públicamente por su continuidad cuando ella dio muestras de cansancio y dejó abierta la posibilidad de abandonar la Secretaría General del PP durante un almuerzo-coloquio. Ahora, Rajoy viaja a Castilla-La Mancha más que a ningún sitio y, aunque no coincidirá con José María Aznar durante el pequeño periplo de éste haciendo campaña (participará sólo en cinco actos por incompatibilidad con su agenda internacional), el expresidente también estará en Toledo con Cospedal. ¿Es posible que Rajoy haya pedido personalmente a su antecesor que, con sólo cinco actos, uno sea de respaldo a la secretaria general? "Es posible; muy posible", subrayan en el PP.