Publicado: 05.07.2015 09:52 |Actualizado: 05.07.2015 09:52

Rajoy vuelve a ver a Aznar tras las críticas del expresidente a su gestión

El jefe del Ejecutivo clausurará este domingo el Campus FAES evitando debatir con su antecesor al frente del PP y el Gobierno.  Antes coincidieron en la cena con el rey.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Aznar y Rajoy, en el Campus FAES del año pasado. Archivo EFE

Aznar y Rajoy, en el Campus FAES del año pasado. Archivo EFE

MADRID.- El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, acudirá hoy a su cita anual con el Campus FAES que se celebra en Guadarrama, una cita que se produce una semana después de las críticas del expresidente José María Aznar exigiendo una rectificación "enérgica, creíble y suficiente" al PP.

Está por ver si Aznar aprovechará la presentación de la conferencia de Rajoy en estos cursos para trasladarle directamente algunas de las reflexiones que expuso el pasado fin de semana en el diario ABC, urgiendo a recuperar el "ADN del partido", la unidad interna y el centro derecha para ganar las elecciones generales.

El expresidente señaló entonces que en las pasadas municipales los ciudadanos han dicho: "Yo no quiero votar a este PP". "No hay ninguna razón para que no se lo digan la cuarta vez si no se produce una rectificación suficiente, clara y contundente en el PP", afirmó, recordando que no hay "votos cautivos", ni siquiera el suyo.



Mariano Rajoy, por su parte, ha evitado esta semana entrar en el cuerpo a cuerpo con Aznar. Al ser preguntado por las palabras del expresidente, dijo el lunes que no tenía "ningún sentido" responder a esas reflexiones y aseguró que el Gobierno del PP se ha dedicado estos años a afrontar la peor crisis económica "en décadas". Según añadió, pasado lo peor, el Ejecutivo ahora "está en disposición" de explicar a los españoles lo que ha "tenido que hacer".

Al día siguiente, y con el propósito de zanjar este debate, dijo en una entrevista en la Cadena Cope que su objetivo es "intentar" recuperar los dos millones y medio de votos que el PP ha perdido el 24 de mayo y agregó que sobre "lo demás" no iba a hacer "ningún comentario".

Rajoy: "Las críticas internas hay que escucharlas" y "entenderlas, aunque unas son justas y otras injustas"

Eso sí, después reconoció que las críticas internas hay que "escucharlas" y "entenderlas" aunque "unas son justas y otras injustas", al tiempo que aseguró que no se siente "cuestionado" como candidato del PP. "Creo que tengo el apoyo de una gran mayoría del partido y, por tanto, estoy muy cómodo en esa situación", manifestó, al tiempo que afirmó que no tiene "grandes enemigos internos en el partido", a pesar de que "algunos se empeñan en buscarlos".

Rajoy y Aznar coincidieron el pasado miércoles en una cena con el Rey Juan Carlos con motivo de la conmemoración del primer año de la abdicación del monarca, a la que también asistieron los expresidentes Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero.

Cospedal se mantiene al margen

Tampoco la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, quiso responder el lunes pasado a Aznar cuando acudió al Campus FAES en Guadarrama. Por el contrario, en su intervención se dedicó a elogiar a la fundación, que, a su entender, debe servir de "guía" y de "ancla" al PP.

Cospedal admitió que el PP tiene que "recuperar la ilusión" de aquellos ciudadanos que han dejado de tenerla y recuperar también esa idea que tenían muchos españoles de que su partido es "garantía" de una sociedad de "progreso" y de un país con "futuro". Según dijo, ése es el "reto" que tienen que asumir porque se "juegan mucho" en las elecciones generales.

Ese día, Aznar evitó cualquier reflexión sobre el PP delante de Cospedal, pero sí que aprovechó la presentación del discurso del expresidente francés Nicolas Sarkozy para destacar la "profunda transformación interna" de la UMP francesa, una "refundación" para llevar de nuevo a la formación al Gobierno de Francia.

Rajoy y Aznar, con la UE en la crisis de Grecia

Las intervenciones de Rajoy y de Aznar en el Campus FAES coinciden con el referéndum en Grecia para ver si sus ciudadanos aceptan o no las medidas propuestas por los acreedores del país.

El jefe del Ejecutivo ya dijo el jueves que "pase lo que pase" en Grecia, "el euro seguirá adelante con España como parte importante del mismo". "Todos deseamos que Grecia siga en este gran proyecto político, pero no podemos considerar como opción la ruptura unilateral de las reglas de la moneda única, que sería tanto como acabar con la misma", afirmó.

Unos días antes, Aznar ya aseguró que si aceptan que "las reglas se incumplan, el futuro de la UE y del Eurogrupo estará gravemente comprometido". "La garantía fundamental del éxito de un proyecto es el respeto de las reglas", recalcó.

Etiquetas