Publicado: 06.07.2014 00:00 |Actualizado: 06.07.2014 00:00

Rajoy y Aznar escenifican el deshielo de su relación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Mariano Rajoy y Jose María Aznar escenifican este domingo el deshielo en sus relaciones, después del enfado del expresidente conservador por no haber sido invitado a participar en la campaña electoral del PP por las europeas. El presidente dl Gobierno acude a la clausura del Campus FAES, las jornadas que organiza en los primeros días de julio la fundación que preside Aznar.

Rajoy y Aznar han coincidido ya en varios actos institucionales en los últmos meses, como el funeral y entierro del expresidente Adolfo Suárez, o, más recientemente, los de la abdicación de Juan Carlos I y la proclamación de Felipe VI. Pero el de este domingo será el primer mano a mano entre ambos, en un intento de zanjar los últimos desencuentros y aparentar una reconciliación.

La mayor brecha entre Rajoy y el hombre que le colocó al frente del partido se produjo a finales del año pasado, a raíz de la ausencia de miembros del Gobierno y de la dirección del PP en la presentación de la nueva entrega de las memorias del expresidente. Aznar dijo entonces que tomaba nota del plantón de los principales dirigentes conservadores en la puesta de largo de su libro, en el que nuevamente deslizaba críticas hacia el actual jefe del Ejecutivo.

Luego, Aznar no disimuló sus simpatías por notables miembros del PP del ala más ultra que fueron abandonando a Rajoy, algunos de ellos para formar el partido Vox (como Alejo Vidal Quadras o José Ortega Lara), ni tampoco hizo ningún esfuerzo por acudir a la convención del partido conservador en Valencia

La guinda de este rosario de desencuentros fue la ausencia de Aznar de los actos del partido para la precampaña y la campaña electoral. El revuelo causado por la noticia de que el expresidente no iba a participar en ninguno de los mitines del PP llevó a la maquinaria de Génova a improvisar y a articular un acto informativo en vísperas del comienzo de la campaña para que Aznar pudiera coincidir y hacerse la foto con el candidato Miguel Arias Cañete. Y en esta ocasión, el Gobierno y el partido se volcaron: al acto acudieron desde la vicepresidenta Soyaya Sáenz de Santamaría hasta la número dos del PP, María Dolores de Cospedal, además de otros destacados dirigentes conservadores.

También la presencia de miembros del Ejecutivo y del partido ha sido notable en estas jornadas del Campus FAES, como la del ministro de Economía, Luis de Guindos (que acompañó a su colega alemán, el hombre fuerte de Angela Merkel, Wolfgang Schäuble); la de Empleo, Fátima Báñez; el presidente del Congreso, Jesús Posada; y los secretarios de Estado Íñigo Méndez de Vigo (Asuntos Exteriores) y Jaime García-Legaz (Comercio): o la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal También han pasado por estas sesiones varios presientes autonómicos Alberto Núñez Feijóo (Galicia), Alberto Fabra (Comunidad Valenciana) y Esperanza Aguirre (Madrid).

Rajoy insistirá en su intervención de este domingo en las úiltimas medidas puestas en marcha por el Gobierno que suponen un giro en su estrategia de cara al calendario electoral que arranca en 2015, como la reforma fiscal, que no termina de compensar los fuertes amentos fiscales de los dos últimos años. Precisamente, la subida de impuestos ha venido siendo uno de los principales puntos de crítica de Aznar en la gestión del jefe del Ejecutivo.