Publicado: 12.04.2014 14:25 |Actualizado: 12.04.2014 14:25

Rajoy y Cañete convierten la presentación del candidato a las europeas en un recital de alabanzas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El acto de presentación del candidato del PP a las elecciones europeas, Miguel Arias Cañete, ha estado marcado por las constantes alusiones a la mejora de la situación económica que intenta vender el partido que gobierna, pero también por las habituales críticas a los socialistas, la descripción del panorama político desde la óptica bipartidista y las alabanzas intercambiadas entre el presidente del Gobierno y su flamante candidato.

Dando por sentada la victoria en los comicios del 25 de mayo, Rajoy ha asegurado este sábado que el retraso en anunciar el nombre del candidato se explica por su deseo de "reservar lo mejor para el final". Así, según el presidente del Gobierno, el todavía ministro de Agricultura sería "el mejor candidato que podíamos elegir y el que algunos, ya sabéis quienes, no querían ver ni en pintura", el que ha sido puesto en ese lugar "para ganar y trabajar con crédito en Europa".

Tampoco el ministro se ha quedado atrás, elogiando la labor del Gobierno que ha permitido "volver a ser respetados en Europa", además de la figura del propio presidente: un hombre "valiente, sereno, que no cede a las presiones", que escuchaba los halagos de Cañete desde la primera fila de un auditorio abarrotado por cerca de un millar de personas. 

Militantes y líderes del PP que se han desplazado hasta el Palacio de Congresos El Greco de Toledo para asistir a la puesta de largo de Cañete como candidato a las europeas, en la que también ha habido palabras amables para la vicepresidenta, los ministros o la secretaria general del partido, que no ha querido perderse el acto.

Cospedal: "El socialismo, el comunismo y los nacionalismos son mirar al pasado" 

María Dolores de Cospedal ha defendido a Cañete como uno de los políticos más cualificados de España y que más ha defendido los intereses del país en el exterior, para después pasar a desgranar uno de los argumentos más utilizados por el PP: los socialistas son responsables de la crisis

Para Cospedal, la elección del 25 de mayo "es fácil: se trata de más Partido Popular y menos Partido Socialista".  Se trata "de más PP y más España, más PP y más Europa. Más PP y más progreso", continuaba la secretaria general.

"¿Quién creen los españoles que les va a defender mejor en Europa, Rajoy o Rubalcaba, Valenciano o Arias Cañete, a ver?", ha señalado Cospedal, que ha advertido de que ahora mismo en España "no hay alternativa" al PP porque "el socialismo, el comunismo y los nacionalismos son mirar al pasado" y el futuro del país "se escribe con el Partido Popular"

En la misma línea se expresaba el candidato y todavía ministro de Agricultura, que ha dejado el programa en un segundo plano para poner el foco de atención en la gestión de los socialistas.Cañete: "O el cambio que propone el PP o el retroceso integral que implican las ideas socialistas" Así, Cañete se ha preguntado dónde estaba la número uno de la candidatura socialista, Elena Valenciano, cuando durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero se destruyeron millones de empleos provocando la pobreza de las familias , asegurando que le causa "estupor" escuchar a dirigentes socialistas como Valenciano hablar de desempleo.

De hecho, el ministro conocido por algunas de sus polémicas declaraciones no se ha conformado con cargar contra los socialistas, sino que también ha echado mano del socorrido recurso del fantasma del expresidente Zapatero.  Para él, hay dos maneras de estar en Europa: "una de ellas, defendiendo España, y la otra, "jugando a ser amiguito de todos a bajo coste", en alusión al expresidente.

"A nosotros nos gusta defender a España", continuaba, antes de recordar esa fotografía en la prensa de Zapatero en una cumbre europea "completamente solo y frente a una ventana"."¿Cómo se van a defender los fondos si no buscas alianzas?", se ha preguntado el candidato popular, que ha recordado que con el socialista "palmamos más de 46.000 millones, cara foto pardiez".

Tampoco el presidente del Gobierno ha dejado pasar la ocasión de criticar a los socialistas. Así, después de acusarles de haber dejado casi a España "en el banquillo" de Europa, de haberla sumido en "su peor depresión", y de negar antes la crisis y ahora la recuperación, Rajoy ha predicho que si no gana el PP España abandonará el "camino de la recuperación":"Todo lo que no sea ganar, sería retroceder en el camino de la recuperación, y vamos a ganar porque los españoles quieren votar por su futuro y no por volver a un pasado que, lamentablemente, todos recordamos y sufrimos".

"¿Cómo confiar en un partido que tiene tan grave conflicto con la realidad, que o bien se engaña a sí mismo, o pretende engañar a los españoles o las dos cosas a la vez?", se ha preguntado el presidente del Gobierno, quien ha sentenciado: "Parece mentira, pero siguen sin aprender nada".

Por su parte, Cañete ha cargado también contra los grupos de "extrema izquierda" y de "extrema derecha que pretenden desmantelar la UE en un momento crucial como éste". "Es la hora de la gente seria, del PP europeo", aseguraba el ministro que no ha mencionado la existencia de ninguna otra formación política en el marco europeo además de los socialistas y los conservadores.

 "Hemos conseguido volver a ser respetados en Europa", sostiene el ministro de Agricultura

De hecho, el cabeza de lista para las europeas no ha restringido sus alabanzas a la figura del presidente, sino que también ha elogiado el trabajo del Gobierno y de los ministros, mencionando a Soraya Sáenz de Santamaría, Cristóbal Montoro, José Manuel Soria, o Fátima Bañez, presentes en el acto.

Gracias a este Gobierno, según Cañete, "hemos conseguido volver a ser respetados en Europa" y "darle la vuelta al calcetín". "Frente a un partido sin ideas, frente a las mismas políticas de siempre que nos llevaron a la crisis, un partido que ha creído en España", afirmaba, antes de hacer la enésima referencia a los errores del PSOE: "O el cambio que propone el PP o el retroceso integral que implican las ideas socialistas".

Un argumentario en el que apenas ha dedicado unas palabras a apelar a la unidad  del partido y a enumerar las claves de su programa: la consolidación del crecimiento y el empleo como prioridad, la modernización y el progreso como objetivo, los ciudadanos como eje de la política social y la unión y la integración como proyecto europeo; ideas que Cañete apenas ha lanzado al aire, concentrado como estaba en poner el foco de atención en sus rivales políticos.