Público
Público

Rajoy y todo su Gobierno, incapaces de tapar la sombra del máster de Cifuentes

El jefe del Ejecutivo y del PP ha tenido un gran protagonismo en la segunda jornada de la Convención Nacional de su partido, con tono desenfadado, arengas a los suyos y carrera en la cinta incluidas. Ciudadanos y el máster de la presidenta de la Comunidad de Madrid han sido omnipresentes, pese a sus esfuerzos.

Publicidad
Media: 3.57
Votos: 7

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el presidente de Nuevas Generaciones, Diego Gago (i), en un acto con jóvenes durante la Convención Nacional del PP que se celebra hoy en Sevilla. EFE/Julio Muñoz

Se ha esforzado al máximo, pero no ha sido capaz de tapar la sombra del máster de Cristina Cifuentes. El presidente del Gobierno y del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha gozado de un gran protagonismo en la segunda jornada de la Convención Nacional de su partido: discursos, bromas, carreras en la cinta y baños de masas. El jefe del Ejecutivo ha querido levantar el ánimo de los suyos, en un momento en el que las encuestas no están de su parte, y vaticinan un crecimiento importante de Ciudadanos, precisamente a costa de un retroceso del PP. Tocaba motivar a los militantes, vender seguridad y confianza en su proyecto político, reforzar los ánimos.

Con tono desenfadado, Rajoy ha vaticinado que los de Albert Rivera se llevarán "un palmo de narices" en las elecciones municipales y autonómicas de 2019, para las que el PP lleva semanas engrasando su maquinaria en los distintos territorios. Les aconseja que se "tomen en serio" al PP, y les afea que crean que con ellos "empieza el mundo", o que intenten darles "lecciones". "Lo de Adán ya fue hace mucho tiempo", les espetaba.

Rajoy ha gozado de un gran protagonismo en la segunda jornada de la Convención Nacional de su partido: discursos, bromas, carreras en la cinta y baños de masas

Lo hacía sin nombrarlos, como la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, que comparaba al partido naranja con ese "jersey nuevo" que a "a los cinco minutos" de ser estrenado ya está "lleno de pelotillas".

En la misma línea, todos los ministros del Gobierno se afanaban por vender las bondades del Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2018, por justificar su hoja de ruta en Catalunya, por vender los éxitos del Ejecutivo. Hacían lo propio con la prisión permanente revisable, o abriendo el melón de la financiación autonómica, apoyados también por los barones del partido.

Ni siquiera el anuncio del Ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, tenía especial resonancia. Pese a llevar varias ruedas de prensa del Consejo de Ministros criticando que el PSOE abandonase el pacto educativo, Méndez de Vigo les tentaba hoy para que volvieran. Su zanahoria era precisamente el aumento de la inversión educativa hasta llegar al nivel del 5% del PIB, exactamente lo mismo que, hasta la fecha, le había negado al PSOE -criticando que quisieran dictaminar cuánto había que gastar sin saber dónde gastarlo-.

Con todo, ni la prima de riesgo -que el PP resucita para vender sus políticas-, ni los golpes de pecho, y ni siquiera el humor de Rajoy -y su barra libre de fotos y saludos con militantes- podían tapar al elefante en la habitación.

Rajoy decreta apoyar a Cifuentes; Feijóo se desmarca

Consciente de que no lograría evitar el tema del momento durante toda la jornada, Rajoy se refería al máster de la presidenta de la Comunidad de Madrid en su primera intervención, por la mañana, confiando en poder apilar otras cuestiones sobre este asunto. "Manifiesto, una vez más, el apoyo del PP a la presidenta de la Comunidad de Madrid", zanjaba, dejando claro que la mantendrá en su puesto -al menos, de momento-.

Cifuentes ha exhibido su complicidad con María Dolores de Cospedal

El líder del PP era rotundo, e incidía en que no toca dar más pasos hasta que concluya la investigación. No obstante, esto no aplacaba a Alberto Núñez Feijóo, presidente de Galicia, que se desmarcaba de la línea del Gobierno, para sembrar nuevas dudas sobre Cifuentes y su máster.

"Hay una pregunta, y esa pregunta sólo se puede contestar con sí o con no. La pregunta es si la señora Cifuentes tiene un máster expedido por una Universidad de Madrid. Si la respuesta es que no, lógicamente la señora Cifuentes no ha dicho la verdad. Si es que sí, que hay un título expedido por una universidad de Madrid, la respuesta es que la presidenta ha dicho la verdad", aseveraba el presidente gallego.

Por lo demás, Cifuentes relajaba un poco su expresión este sábado. Exhibiendo su complicidad con la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, la presidenta de Madrid arrancaba su primera -y única- intervención con un sonoro aplauso, poniéndose en pie y llevándose la mano al corazón.

Sin embargo, este gesto no ocultaba el hecho de que ha vuelto a ser la comidilla de la convención para los propios miembros del PP, medios de comunicación y hasta trabajadores del Hotel Barceló Renacimiento. El elefante en la habitación era el máster de Cifuentes, mal que le pese a la dirección de Génova.

Tres días, todo el Gobierno y 2.200 invitados

La Convención Nacional acaba este domingo con un nuevo discurso de Rajoy. Entre viernes y sábado, más de 2.200 personas han asistido como invitados a la convención, así como el Gobierno en pleno y los barones territoriales.

En total, más de 500 profesionales de 100 medios de comunicación han seguido de cerca estas jornadas, que teóricamente debía servir para el "rearme programático" del PP. Sin embargo, el partido las ha seguido con el ojo puesto en el retrovisor, buscando a Ciudadanos, y con la incertidumbre sobre cuánto más va a crecer el escándalo del máster de Cifuentes.