Publicado: 04.09.2016 09:24 |Actualizado: 04.09.2016 16:55

Rajoy y De Guindos defienden su propuesta de Soria para el Banco Mundial: es "un cargo administrativo"

"Sería ilegal negárselo porque no está imputado ni inhabilitado" sostiene el titular de Economía. No tiene intención de comparecer en el Congreso para explicar la designación del ministro que dimitió por mentir sobre sus negocios en paraísos fiscales.  Conocían sus intenciones desde hace tiempo

Publicidad
Media: 2.83
Votos: 6
Comentarios:
José Manuel Soria junto a Mariano Rajoy durante el acto en Ifema esta semana. EFE

Mariano Rajoy y José Manuel Soria en una imagen de archivo. EFE

Alberto Nadal, 'número dos' de Economía, retiró su candidatura y favoreció la designación de Soria

HANGZHOU (CHINA).- El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, y su ministro de Economía, Luis de Guindos, han salido al paso de la oleada de críticas desatada tras conocerse la propuesta de José Manuel Soria para un cargo directivo en el Banco Mundial porque consideran que no hay razones para impedirla. En la versión de De Guindos, Soria tenía derecho a la plaza de director ejecutivo al ser técnico comercial del Estado y ex alto cargo del Gobierno y se trata de un puesto "administrativo".

El criterio para escoger al candidato está regido por unas normas de la Comisión de Evaluación del Ministerio de Economía, que dan prioridad a quienes más altos cargos han ocupado en la Administración en los puestos convocados para distintas instituciones financieras internacionales.

Alberto Nadal, 'número dos' de Economía y técnico comercial del Estado, retiró al final su candidatura para el cargo de director ejecutivo del Banco Mundial. El puesto supone unos 226.000 euros de sueldo anual, libres de impuestos, hasta el 31 de octubre de 2018.

Soria dimitió el pasado abril de su cargo de ministro de Industria en funciones tras mentir respecto a su vinculación directa con una empresa radicada en el paraíso fiscal de Jersey y caer en contradicciones al intentar explicar su relación con otras compañías familiares, escándalo descubierto con el caso de los 'Papeles de Panamá'. Entonces anunció su abandono de la vida pública y dimitió como diputado y presidente del PP canario.



De Guindos defiende que sería "ilegal" negar a su excompañero y amigo el cargo que ha solicitado por que "no está imputado ni inhabilitado" según ha explicado en una conversación informal con los periodistas en el vuelo que les trasladó a la ciudad China de Hangzhou para participar en la cumbre del G20.

Rajoy, en otra conversación con la prensa, también consideró que sería injusto impedir que Soria, como funcionario, pudiera volver a serlo y, como tal, aspirar a ese puesto en el Banco Mundial.

Lo sabían desde hace tiempo

La difusión de la designación de Soria por parte del Gobierno en funciones para director ejecutivo del Banco Mundial se produjo por medio de un comunicado difundido desde Washington a las 21 horas del viernes 2 de septiembre, poco después de que Rajoy perdiera la votación de investidura a presidente del Ejecutivo.

Sin embargo, Rajoy ha confesado a los periodistas que conocía desde hace tiempo la intención de Soria de concurrir a este alto cargo del Banco Mundial. Y De Guindos ha explicado que conocía su candidatura desde antes de verano. Se da la circunstancia de que los tres son amigos personales.

El ministro ha explicado que retrasó desde diciembre la designación de estos altos cargos al considerar que no debían ser designados por un Ejecutivo en funciones. El viernes optó por que la Comisión de Evaluación propusiera a Soria porque era el último día de plazo para presentar candidatos al Banco Mundial.

El titular de Economía consideró que no se puede decir no a la candidatura de Soria a un puesto que, recalcó, no es de carácter político, sino administrativo.

Al respecto, subrayó que si hubiera sido un nombramiento político, él no lo habría elevado al Consejo de Ministros y Soria ni siquiera lo habría pedido.

Además, explicó que el exministro contaba con el mejor currículo de los candidatos de acuerdo con la comisión evaluadora y de la que, según dijo, él no formó parte.

Por tanto, rechazó que pueda calificarse de espectáculo el anuncio de que Soria pretende hacerse con un puesto directivo en esa institución financiera.

No tiene previsto explicarlo en el Congreso

No tiene previsto acudir al Congreso, tal y como han solicitado ya varios grupos parlamentarios, para que dé explicaciones, aclaró el ministro.

Pero De Guindos se mostró dispuesto a responder sobre este asunto si los portavoces de los grupos se lo plantean en otra comparecencia.

Eso puede ocurrir durante la presentación en el Congreso del real decreto que prevé aprobar el Gobierno en Consejo de Ministros para elevar la tasa del pago adelantado del impuesto de sociedades para intentar cumplir con los compromisos con Bruselas, y que antes debe convalidar el Legislativo.

En defensa de Soria, el ministro de Economía también dijo que podría haber optado a otros cargos mejor remunerados como, por ejemplo, el de director de la oficina económica de España en Nueva York, un puesto que también estaba vacante.